cabecera pau ninja podcast

El círculo de la vida económica de Bitcoin

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en diciembre, 2022

#398. No todo el mundo es igual de HODL de Bitcoin que yo. Parece que sin importar si está a 10k o a 60k, la economía circular sería otra forma de hacer activismo de guerrilla…

La Unión Europea produce más de 2.500 millones de toneladas de residuos al año. Actualmente está actualizando su legislación sobre la gestión de residuos para promover un cambio hacia un modelo más sostenible conocido como economía circular.

Pero, ¿qué significa exactamente la economía circular? ¿Y cuáles serían los beneficios?

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un nuevo modelo de producción y consumo que garantiza un crecimiento sostenible en el tiempo. Con la economía circular podemos impulsar la optimización de los recursos, reducir el consumo de materias primas y recuperar los residuos reciclándolos o dándoles una segunda vida como nuevo producto.

El objetivo de la economía circular es, por tanto, aprovechar al máximo los recursos materiales de que disponemos aplicando tres principios básicos: reducir, reutilizar y reciclar. De este modo, se amplía el ciclo de vida de los productos, se aprovechan los residuos y se establece un modelo de producción más eficiente y sostenible en el tiempo. La idea surge de imitar a la naturaleza, donde todo tiene valor y todo se aprovecha, donde los residuos se convierten en un nuevo recurso. De este modo, se mantiene el equilibrio entre progreso y sostenibilidad.

Los principios de la economía circular

Visto qué es la economía circular, vamos a repasar cuáles son sus principios:

La energía y los recursos son oro

En su esencia, un modelo de economía circular tiene la intención de diseñar la eliminación de los residuos. De hecho, una economía circular se basa en la idea de que no existen los residuos. Para conseguirlo, los productos se diseñan para que duren (se utilizan materiales de buena calidad) y se optimizan para un ciclo de desmontaje y reutilización que facilite su manipulación y transformación o renovación.

Al final, estos ciclos ajustados de los productos diferencian el modelo de economía circular de la eliminación y el reciclaje, en los que se pierden grandes cantidades de energía y mano de obra. El objetivo final es preservar y mejorar el capital natural controlando las existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.

Seguir los ciclos y diseños de la naturaleza

El modelo de economía circular distingue entre ciclos técnicos y biológicos. El consumo sólo se produce en los ciclos biológicos, en los que los materiales de base biológica (como los alimentos, el lino o el corcho) están diseñados para retroalimentar el sistema mediante procesos como la digestión anaeróbica y el compostaje.

Estos ciclos regeneran los sistemas vivos, como el suelo o los océanos, que proporcionan recursos renovables para la economía. Por su parte, los ciclos técnicos recuperan y restauran productos (por ejemplo, lavadoras), componentes (por ejemplo, placas base) y materiales (por ejemplo, piedra caliza) mediante estrategias como la reutilización, la reparación, la refabricación o el reciclaje.

En definitiva, uno de los propósitos de la economía circular es optimizar el rendimiento de los recursos haciendo circular los productos, los componentes y los materiales en uso con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.

Todo con las energías renovables

El último principio de la economía circular tiene que ver con el hecho de que la energía necesaria para alimentar este ciclo debe ser renovable por naturaleza, con el fin de disminuir la dependencia de los recursos y aumentar la resiliencia de los sistemas. En este sentido, este principio consiste en desarrollar la eficacia de los sistemas revelando y diseñando las externalidades negativas.

7 beneficios de la economía circular

La adopción del modelo de economía circular ofrece una serie de beneficios tanto económicos como medioambientales. Aunque la lista completa de sus beneficios es larga, en esta entrada del blog exploraremos siete de ellos:

Crecimiento económico

La investigación realizada por Accenture muestra que la economía circular podría generar 4,5 billones de dólares adicionales de producción económica para 2030 a través de la creación de empleo y la innovación. Su informe describe una serie de modelos de negocio circulares que están preparados para aprovechar esta oportunidad y crecimiento, como las plataformas de intercambio, los productos como servicio (PaaS) y los servicios de remanufactura, por nombrar algunos. Por supuesto, muchos de los beneficios económicos llevarán tiempo y es vital abordar estas oportunidades con una visión a largo plazo. Sin embargo, a medida que más empresas y consumidores adopten modelos circulares y se promulguen políticas que incentiven su adopción, empezaremos a ver los beneficios económicos con mayor claridad.

Creación de empleo

Un informe de 2018 publicado por la Organización Internacional del Trabajo encontró que al hacer la transición a una economía circular, el mundo podría ver un aumento neto de 6 millones de empleos para 2030. Se perderán puestos de trabajo en los negocios tradicionalmente basados en la economía lineal, mientras que se crearán nuevos empleos en áreas como el reciclaje, la reparación, el alquiler y la refabricación. Sin embargo, estos nuevos puestos de trabajo no deben considerarse sustituciones directas, ya que pueden estar en lugares diferentes y requerir otras habilidades que los puestos de trabajo perdidos. Debemos tener esto en cuenta a la hora de desarrollar políticas y asignar capital para permitir una transición justa y volver a capacitar a los trabajadores para nuevos y prósperos empleos.

Resistencia de las empresas

Al cambiar a un modelo circular, las empresas utilizan menos materiales vírgenes y más productos reciclados. Esto reduce la exposición de la empresa a los precios volátiles de los materiales y a las interrupciones de la cadena de suministro. Estas interrupciones del suministro son cada vez más frecuentes y lo seguirán siendo a medida que aumente la frecuencia de los fenómenos meteorológicos perturbadores en las próximas décadas. Al pasar a modelos de economía circular más descentralizados, las empresas pueden aumentar su capacidad de recuperación y obtener una ventaja competitiva sobre las empresas que se quedan atrás.

Aumento de la fidelidad de los clientes

Los nuevos modelos de negocio que surgen de la economía circular, como los contratos de leasing y las suscripciones, establecen relaciones a más largo plazo entre las empresas y sus clientes, además de aumentar el número de puntos de contacto durante la vida útil de un producto. Como resultado, las empresas que adoptan estos nuevos modelos circulares tienen la oportunidad de obtener información competitiva sobre los patrones de uso de sus clientes que puede conducir a un mejor servicio al cliente, una mayor fidelidad a la marca y, a su vez, un aumento de los beneficios.

Reducir las emisiones de GEI

Aproximadamente el 45% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero proceden de la producción de alimentos, el uso de productos y la fabricación. Esto es el resultado de las emisiones que se generan en casi todas las etapas del ciclo de vida de nuestros productos. Desde la energía y los recursos utilizados en su fabricación y transporte hasta las emisiones generadas por su desecho cuando terminamos de utilizarlos. Aplicando los principios de la economía circular a nivel mundial, podríamos reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero en un 30% para 2032.

Reducción de residuos

A nivel mundial, actualmente producimos aproximadamente 300 millones de toneladas de residuos de plástico cada año. Estos residuos no sólo terminan causando un daño significativo a los ecosistemas y a la salud humana, sino que también representan oportunidades perdidas que nuestra economía lineal actual no aprovecha. Al implementar modelos de economía circular, podemos reducir significativamente la cantidad de residuos que se producen y aumentar el crecimiento económico mediante la creación de nuevas industrias en torno a una mejor gestión de los residuos que se producen.

Reducción del consumo de recursos

Nuestro actual modelo lineal es cada vez más intensivo en recursos, y está claro que continuar con ese modelo es insostenible. La adopción de una economía circular supondría un cambio en el uso de recursos vírgenes en la fabricación hacia un mayor enfoque en las prácticas de reciclaje, reparación y refabricación, aliviando la necesidad de consumo de materias primas. La reducción del consumo de recursos naturales es el núcleo del concepto de economía circular, y tiene el potencial de disminuir nuestro uso de estos recursos hasta en un 70%.

Lo anterior es solo una muestra de los beneficios que la economía circular ofrece a las empresas, a los individuos y a la sociedad en su conjunto. Lo que está claro es que la economía lineal no es sostenible y aquellas empresas que adopten la economía circular primero, tendrán una ventaja competitiva sobre las empresas que se queden atrás. Los clientes exigen y votan con sus compras a las empresas que no sólo expresan su deseo de adoptar un enfoque circular más sostenible para los negocios, sino que toman medidas para aplicarlo en toda su cadena de valor. Tanto si eres un nuevo empleado en una empresa, un ejecutivo de nivel C-suite o el fundador de una nueva empresa, deberías evaluar dónde puedes incorporar los principios de la economía circular en tu negocio y empezar a aplicar esos cambios hoy mismo.

Obstáculos para la implantación de un modelo de economía circular

La implantación de un modelo de economía circular tendría varios beneficios para el medio ambiente, la economía y las empresas, como hemos comentado anteriormente. Sin embargo, hay algunas razones que explican el lento crecimiento de este modelo.

Barreras económicas para un modelo de economía circular

En nuestro sistema económico actual, existen algunas barreras para la implantación de un modelo de economía circular, como por ejemplo:

  • Las externalidades sociales y medioambientales no se tienen en cuenta en los precios, privilegiando las señales del mercado financiero en lugar de las personas y la naturaleza cuando se toman las decisiones económicas.
  • Los precios de las materias primas son inconstantes y a precios bajos los recursos secundarios alternativos y de buena calidad no son competitivos.
  • Los modelos de negocio de la economía circular son más difíciles de desarrollar, ya que la mayoría de los inversores siguen trabajando bajo una lógica de economía lineal y a veces se requieren inversiones iniciales.
  • La demanda de productos circulares y alternativos es todavía pequeña.
  • Todavía no hay muchos profesionales cualificados con conocimientos técnicos o de «tecnologías de la información y la comunicación» (TIC).

Barreras institucionales para un modelo de economía circular

A la hora de implantar y desarrollar la economía circular, es posible que haya que superar muchas barreras diferentes, como por ejemplo:

  • El hecho de que nuestro sistema económico actual está orientado a la demanda de la economía lineal y aún no está preparado para hacer frente a los empresarios de la economía circular.
  • Los nuevos modelos de negocio pueden ser difíciles de implementar y desarrollar debido a las leyes y regulaciones que no están preparadas para este tipo de innovaciones.
  • Muchas empresas se apoyan en alianzas antiguas y/o fuertes, lo que dificulta la creación de nuevas alianzas y, por tanto, el cierre de los bucles.
  • Muchas empresas todavía tienen objetivos y sistemas de valoración que se centran en la creación de valor a corto plazo, mientras que el modelo de economía circular es un modelo de creación de valor a largo plazo.
  • El índice del PIB no tiene en cuenta las externalidades sociales y medioambientales, lo que desalienta la creación de valor en estos dos ámbitos.

Maximizar el impacto de la economía circular

Por supuesto, siempre hay que tener en cuenta y gestionar las compensaciones cuando se trabaja para un cambio sistémico a gran escala. Por ejemplo, el cambio a los plásticos de base biológica y a los textiles naturales y reciclables como el algodón utilizará menos combustibles fósiles que los plásticos tradicionales o las fibras sintéticas, pero puede aumentar la demanda de tierra y agua para cultivar esos materiales. El cambio a materiales naturales es una parte crucial de la solución, pero sólo si esos materiales se producen de forma sostenible, y sólo si los hábitos de consumo también cambian.

También es importante reconocer la naturaleza interconectada de la economía mundial. Muchos de los minerales y metales utilizados en la electrónica son subproductos de la minería del aluminio, el cobre, el plomo y el zinc, que se utilizan en todas las industrias. Por lo tanto, la adopción de un enfoque circular en la industria de la electrónica por sí sola no contribuiría a reducir la dependencia de estos recursos. Para crear un cambio sistémico es necesario que cambien varias industrias.

Por último, será fundamental tener en cuenta el bienestar social y la equidad. Por ejemplo, pasar a una economía circular puede desplazar la inversión y el empleo desde la producción y la fabricación (que tiende a producirse en los países con menores ingresos) hacia las fases posteriores de la cadena de valor, como la reparación, la reventa, la clasificación y el reciclaje (que suelen concentrarse en los países más ricos). Tendremos que asegurarnos de que los beneficios económicos se distribuyan equitativamente para maximizar la oportunidad de una economía circular.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría