protegiéndose de radiaciones

Protégete: las radiaciones electromagnéticas de tu casa

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en octubre, 2022

#395. Vivimos con al menos un par de decenas de aparatos electrónicos con radiaciones electromagnéticas constantes en nuestro hogar. Esto es lo que producen y así es cómo protegerse.

Si estás buscando consejos sobre el blindaje anti-radiación de toda la casa, has llegado al lugar correcto. En este artículo, vamos a echar un vistazo a lo que es el blindaje CEM (abreviatura de campos electromagnéticos, también conocido como radiación electromagnética o energía electromagnética) en toda la casa y las opciones para implementarlo. Pero primero, la pregunta que debe hacerse es: ¿necesitas proteger toda tu casa de los CEM? Los estudios demuestran que si.

La seguridad ante la radiación empieza por tí

Pregunte a cualquier experto sobre la mejor manera de protegerse de los CEM, y te dirán que reduzcas el uso de dispositivos emisores de CEM. Este es un buen consejo.

Antes de preocuparte por antenas de telefonía, o torres eléctricas, deja de usar ese teléfono móvil y reduce todos los elementos dentro de tu casa. Sólo entonces deberás considerar lo que está entrando desde el exterior.

No tiene sentido preocuparse por los dispositivos de tu vecino, o por la antena 5G que acaban de instalar, si no has abordado primero todos los elementos dentro de tu casa.

Esto es importante, ya que tu proximidad a los dispositivos CEM aumentará drásticamente tu exposición.

Por lo tanto, aunque la torre de telefonía móvil cercana está emitiendo mucha más energía que tu teléfono, no guardas esa torre de telefonía móvil en tu bolsillo todo el día.

Por el contrario, mucha gente sí que pone el teléfono móvil contra su cráneo durante muchas horas al día. Y la mayoría de la gente que conozco tiene el Wi-Fi encendido en sus casas, las 24 horas del día.

Por lo tanto, si te tomas en serio la reducción de la exposición, primero debes ocuparte de los elementos dentro de tu casa. Y recuerda que no se trata sólo de tu teléfono y el Wi-Fi, sino de los campos eléctricos que emanan de tus paredes, los campos magnéticos de los errores de cableado y los electrodomésticos, y la electricidad sucia de los motores de velocidad variable y los aparatos de ahorro de energía. Hay que ocuparse de todo ello para crear realmente un espacio seguro para tu familia.

La mejor manera de reducir la exposición general es mantener la casa lo más limpia posible. Pero una vez que lo haya hecho, es posible que descubra que está recibiendo niveles inaceptables de cosas que están fuera de tu casa, o fuera de tu control. En ese caso, es posible que desee considerar el blindaje de toda la casa.

El blindaje de tu casa conlleva muchos retos y consideraciones. Debe hacerse de forma adecuada, o puede empeorar mucho la situación. Sin embargo, con la exposición cada vez mayor a los dispositivos que crean CEM, cada vez es más necesario emplear estas tácticas.

En este artículo, vamos a hablar de las distintas formas de proteger tu hogar, las ventajas y desventajas de cada método, el coste aproximado que supone y otras consideraciones a tener en cuenta.

¿Cuándo debo blindar mi casa?

Después de haber mitigado todo el exceso de CEM dentro de tu casa, y encuentras que tienes altos niveles de radiofrecuencia desde el exterior, entonces puede ser el momento de considerar el blindaje. Estoy hablando específicamente de la exposición a la radiofrecuencia desde el exterior, y no de campos eléctricos, campos magnéticos o electricidad sucia. La razón de esto es que estos campos deben ser tratados dentro de la casa.

La exposición a los campos eléctricos proviene principalmente de los cables de tus paredes. La mejor manera de reducir tu exposición a estos campos es distanciarse de tus paredes, mover los cables de alimentación tan lejos del cuerpo como sea posible, conectar a tierra tus ordenadores y otros aparatos, y desenergizar tus circuitos para la hora de acostarse.

Si tienes campos magnéticos elevados en el interior de la vivienda, debes buscar la fuente. Podría ser la corriente en tubería de agua o línea de cable, los errores de cableado, electrodomésticos, o líneas de energía (aéreas o subterráneas).

Todas estas fuentes pueden solucionarse, a excepción de las líneas eléctricas. Si tienes un campo magnético alto dentro de tu casa procedente de las líneas eléctricas, no hay (casi) nada que puedas hacer al respecto. Digo casi, porque si las circunstancias son las adecuadas se puede intentar lo que se llama «Blindaje Magnético Activo». Se trata de un método muy complejo que debe realizar un profesional. Es caro, técnico y no garantiza la eliminación de los campos. Además, hay que tener suficiente espacio alrededor de la casa para instalar el sistema. Estas consideraciones hacen que la técnica sea prohibitiva para la mayoría. Así que, en general, los campos magnéticos de las líneas eléctricas son un problema.

Si tiene niveles elevados de electricidad sucia, también debes buscar la fuente dentro de tu casa y deshacerte de ella. Existen filtros para la electricidad sucia, pero no están exentos de problemas. No debes utilizarlos en absoluto sin antes tomar medidas en tu casa. Si tienes campos magnéticos elevados, por ejemplo, el uso de estos filtros empeorará la situación. Antes de utilizarlos, hay que saber qué ocurre en el interior de la vivienda. Algunas personas muy sensibles se sienten peor con los filtros. Algunas personas se sienten mucho mejor.

Y esto nos lleva a la radiofrecuencia (RF). Recuerda que la radiofrecuencia proviene de nuestros dispositivos de comunicación inalámbrica.

Supongamos que ya has eliminado estos dispositivos del interior de tu casa, pero sigues recibiendo altos niveles desde el exterior. Esta es la situación en la que el blindaje de toda la casa puede ayudarte.

En la mayoría de los casos, la RF proviene de las torres de telefonía móvil. Éstas pueden estar a unos metros de distancia, o incluso a unos cuantos kilómetros. Cuantos más elementos haya entre tu y la torre (casas, edificios, árboles, colinas, etc.), menor será tu exposición. Pero si tienes una línea de visión directa entre tu casa y la torre, aunque esté a varios kilómetros de distancia, puedes tener una exposición lo suficientemente alta como para justificar el blindaje de tu casa.

Otras fuentes pueden ser las torres de radio, los radares de los aeropuertos o incluso los dispositivos de los vecinos si se vive en lugares muy cercanos como casas de pueblo, apartamentos o zonas urbanas muy densas.

Si te encuentras en una de estas situaciones, y has verificado de forma fiable un alto nivel de exposición, entonces puede ser el momento de blindar.

Cómo proteger un espacio de la radiación

Las radiaciones inalámbricas entran fácilmente en el edificio por las ventanas (a menos que el cristal tenga un revestimiento metálico) y son bloqueadas en cierta medida por las paredes, dependiendo del grosor y el tipo de material estructural.

Los materiales de blindaje electromagnético son tejidos especiales, películas para ventanas, mallas, papeles pintados y pinturas que reflejan más del 99% de la radiación inalámbrica debido a su especial composición conductora.

Las películas para ventanas con revestimiento metálico o las cortinas con un tejido especial de cobre y plata, se colocan en las ventanas, reduciendo significativamente los niveles de radiación debidos a las fuentes de radiación externas (por ejemplo, las antenas de telefonía móvil), ya que las ventanas son los puntos más vulnerables a la penetración de la radiación inalámbrica.

Las paredes de los edificios reflejan/absorben una parte de la radiación inalámbrica externa, dependiendo del grosor y del tipo de material estructural. Pintando las paredes con pintura de apantallamiento electromagnético podemos conseguir una reducción aún mayor de la radiación en un espacio, lo que suele ser deseable cuando hay una fuente cercana (por ejemplo, antenas de telefonía móvil a una distancia <200 m). La pintura puede utilizarse incluso en el suelo. Estas pinturas proporcionan mayores índices de atenuación de la radiación, incluso para la radiación de muy alta frecuencia, a la vez que protegen de los campos eléctricos de baja frecuencia (por ejemplo, de cables, aparatos eléctricos, etc.).

En las paredes que aún no han sido enlucidas o en los suelos que no han sido colocados, se puede colocar una malla especial de acero inoxidable. Esta malla es de acero inoxidable, por lo que puede utilizarse fácilmente en el exterior (por ejemplo, clavándola en las paredes exteriores).

La tela de blindaje electromagnético que refleja la radiación inalámbrica puede colocarse debajo del sofá o de la cama cuando la fuente de radiación está debajo (por ejemplo, el módem inalámbrico del vecino).

Las soluciones prácticas para los dormitorios ofrecen las mallas de cama apantallados. Inhiben la radiación penetrante desde todas las direcciones, excepto desde la parte inferior de la cama (pero se puede colocar tela de blindaje debajo de la cama). Con estas mallas, se obtiene la mínima perturbación de tu sueño de tus fuentes de radiación inalámbricas actuales y futuras y hace un descanso diario de la contaminación electromagnética.

La tasa de atenuación de la radiación real depende de la reflexión que ofrece cada material, pero también de la cobertura de las superficies. Cualquier punto no blindado es un punto potencial de penetración que puede reducir el resultado local o global del proyecto de blindaje.

Para el apantallamiento de las fuentes de radiación externas, la mayor reducción se consigue apantallando las ventanas, paredes y techos que dan a la fuente. Blindando otros lados del espacio también reducimos la penetración de la radiación a través de las reflexiones. El blindaje de todos los lados constituye una medida preventiva de protección ante la posibilidad de la presencia futura de nuevas fuentes de radiación.

Las soluciones de apantallamiento electromagnético se recomiendan especialmente en los dormitorios, ya que las interferencias electromagnéticas artificiales se consideran más agravantes durante las horas críticas del sueño.

10 Medidas contra la radiación en casa

Adicional a lo anterior, te indicamos 10 medidas útiles, que pueden reducir los niveles de radiación en tu hogar:

Apagar el router Wi-Fi

Especialmente a la hora de acostarse (y siempre que no se utilice).

Higiene del teléfono móvil

  • Mantén el teléfono móvil en modo avión cuando no lo utilices activamente.
  • Si tienes que hacer una llamada con el móvil, utiliza la función de altavoz en lugar de acercarte el aparato a la oreja.
  • Existen dispositivos de bloqueo de los CEM para el teléfono móvil que pueden utilizarse junto con el uso de sentido común del modo avión y la distancia física para protegerse.

Teléfono fijo

Utiliza teléfonos fijos con cable en lugar de inalámbricos, ya que las estaciones base de los teléfonos inalámbricos tienen niveles muy altos de radiación inalámbrica.

Evita lo inalámbrico

El cableado de la oficina y la casa con ethernet son las formas más seguras de lograr la conectividad de tus dispositivos. El ratón y el teclado con cable también.

Evita los dispositivos portátiles como los relojes inalámbricos, los monitores de sueño inalámbricos, los auriculares inalámbricos y los dispositivos de tipo fitness.

Evita los monitores inalámbricos para bebés.

Medidor de radiación

Considera adquirir un medidor de CEM para controlar la exposición y evaluar el impacto de las intervenciones.

Higiene de la electricidad

  • Desenchufa los relojes y otros dispositivos eléctricos por la noche, y aléjalos de los lugares donde se duerme. Éstos emiten un sutil campo magnético que se ha demostrado que afecta negativamente a los sistemas biológicos.
  • Apaga los interruptores de los circuitos del dormitorio por la noche.

Tecnología de blindaje

Mantas y mallas de cama para evitar los CEM. Reduce los campos eléctricos desconectando los interruptores y utilizando telas de mantas y mallas de cama que puedan conectar a tierra con un cable de enchufe.

Electricidad sucia

La electricidad sucia (también conocida como transitorios de tensión) afecta a nuestra salud al irradiar campos eléctricos y magnéticos en la habitación y frecuencias armónicas mayores que el ciclo habitual de 60 hz. La electricidad sucia se puede minimizar con los interruptores de regulación, las bombillas fluorescentes compactas, los contadores inteligentes, las antiguas lámparas LED y halógenas, los motores de velocidad variable como los hornos de bajo consumo, las lavadoras de carga frontal, las herramientas eléctricas y todos los inversores de paneles solares. Las nuevas bombillas incandescentes halógenas son una opción razonable.

Evita componentes metálicos

Evita los marcos de cama metálicos y los elementos metálicos que se encuentran en los somieres y colchones convencionales.

Piezas dentales metálicas

La eliminación de las piezas dentales metálicas puede ser útil (es muy importante trabajar con un dentista que haya realizado este trabajo con éxito). También puede ser útil la interrupción del uso de los aparatos dentales metálicos.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.