cabecera pau ninja podcast

El promotor inmobiliario que lo peta en Ibiza

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en diciembre, 2022

#328. HooL es un twittero anónimo con una empresa familiar de promoción inmobiliaria. No tenia ni pajolera idea de que era esta profesión. Pensaba que era una manera cool de llamar a ser constructor. Del rollo freelancer en vez de autónomo. Pero se ve que no.

¿Qué es la promoción inmobiliaria?

portatil casa oficina promotor inmobiliario

La promoción inmobiliaria, también llamada desarrollo inmobiliario, es el proceso de desarrollar edificios o terrenos para darles un mayor valor de uso.

Es un negocio polifacético que puede abarcar cualquiera de los siguientes aspectos:

  • Comprar terrenos y construir propiedades en ellos;
  • Renovar, ampliar o mejorar la propiedad;
  • Convertir la propiedad de un tipo de uso a otro.

Los promotores inmobiliarios son los empresarios que llevan a cabo la promoción inmobiliaria. Hay una premisa simple detrás de lo que hace un promotor; dicho de forma sencilla:

Un promotor añade valor al terreno o a la propiedad inmobiliaria.

¿Cómo obtienen beneficios los promotores inmobiliarios?

Al añadir valor, un promotor puede obtener un beneficio de la promoción. Éste es uno de los objetivos principales (pero no el único) de la promoción inmobiliaria. El concepto de desarrollar la propiedad hasta su máximo y mejor valor de uso es fundamental en el proceso de promoción inmobiliaria.

La ventaja que ofrece la promoción en comparación con otras vías de conservación y generación de riqueza inmobiliaria, como la inversión inmobiliaria, es la posibilidad de obtener un rendimiento sustancialmente mayor.

Sin embargo, allí donde se puede obtener un beneficio y una rentabilidad, siempre hay un riesgo. La promoción inmobiliaria no es una excepción.

Mucha gente te dirá que la promoción inmobiliaria es compleja y arriesgada. De hecho, sin los conocimientos, las habilidades o la planificación adecuados puede serlo y, por ello, los promotores suelen tratar de reducir el riesgo de todas las formas posibles.

Las diferentes facetas de la promoción inmobiliaria

mano casa llaves cerradura

Aunque el beneficio suele ser un incentivo importante para la promoción inmobiliaria, también puede haber un incentivo social pertinente para proporcionar las viviendas, las tiendas, las oficinas, los almacenes y los centros educativos necesarios para crear una comunidad local sólida.

Los promotores inmobiliarios tienden a centrarse en el desarrollo residencial o en el comercial, aunque a menudo puede haber un importante solapamiento entre ambos.

Los promotores residenciales pueden integrar propiedades comerciales en urbanizaciones que, de otro modo, serían puramente residenciales: una tienda en el fondo de un bloque de pisos, por ejemplo. Del mismo modo, los promotores comerciales pueden integrar propiedades residenciales en promociones que, de otro modo, serían puramente comerciales. De este modo, los promotores pueden crear desarrollos de uso mixto que satisfagan mejor las necesidades de la comunidad, que cumplan diversas obligaciones de planificación y que diversifiquen su riesgo o flujo de ingresos dentro de un proyecto de desarrollo.

Otra distinción en la promoción inmobiliaria es la que existe entre los promotores que promueven propiedades para venderlas con el fin de obtener una plusvalía y los que promueven para mantener la propiedad por sus ingresos de alquiler a largo plazo. La elección de la estrategia depende de los objetivos de cada promotor y/o inversor. Ambas son estrategias perfectamente viables, pero producen resultados diferentes.

Seamos sinceros, la promoción inmobiliaria puede ser desalentadora.

Pero no tiene por qué serlo.

Muchos promotores inmobiliarios experimentados te dirán que están lejos (si es que lo están) de saber todo lo que hay que saber sobre la promoción inmobiliaria. Sin embargo, en lugar de intentar hacerlo todo, la mayoría de los promotores de éxito se centran en especializarse en un tipo concreto de promoción. Al hacerlo, se convierten en expertos en una estrategia o nicho de mercado concreto, maximizando su potencial de éxito.

Incluso los propietarios de viviendas pueden ser promotores inmobiliarios

Podrías pensar que la promoción inmobiliaria residencial está reservada únicamente a los grandes constructores de viviendas.

Pero no es así.

Hay miles de promotores inmobiliarios a pequeña escala que reforman viviendas individuales o construyen un puñado de viviendas a la vez. Y se ven recompensados con creces por ello, ya sea por los beneficios obtenidos de la promoción o por la construcción de una vivienda para ellos y su familia que satisfaga sus necesidades o deseos específicos.

De hecho, se calcula que cada año 12.500 personas terminan de construir una casa propia o a medida en el Reino Unido.

La promoción inmobiliaria no es sólo para los grandes constructores de viviendas: los Barratt, los Taylor Wimpey o los Berkeley. No todos los que se dedican a la promoción inmobiliaria pretenden seguir una carrera a tiempo completo o convertirla en un negocio a tiempo completo. Muchos propietarios se involucran en la promoción inmobiliaria para poder:

  • Utilizarla como estrategia para ascender en la escala de la vivienda.
  • Ampliar su propiedad para dar cabida a una familia creciente.
  • Construir la propiedad de sus sueños.

El equipo promotor

papeles casa firmar hombre

Es importante reconocer los numerosos componentes que pueden ser necesarios para el éxito de una promoción inmobiliaria. El proceso puede requerir una plétora de habilidades, profesiones y competencias diferentes.

Tendrías que tener un talento increíble para encarnar todas las habilidades necesarias; ya sea entender las políticas que determinan si una promoción obtendrá el permiso de construcción, aprender a colocar ladrillos o paredes de yeso o, para el caso, saber qué materiales deberías utilizar en primer lugar.

La mayoría de los promotores pretenden reunir a un equipo de personas para que les ayuden en el proceso y les ayuden a construir su promoción.

Para la mayoría de las personas que se dedican a la promoción inmobiliaria, es poco probable que tengan tiempo o ganas de llevar a cabo cada etapa de la promoción por sí mismos. De hecho, la mayoría de las personas que deciden construir su propia casa cada año lo hacen a través de la vía de la construcción a medida, es decir, contratando a un equipo de profesionales especializados para que realicen la construcción por ellos.

Además, llevar a cabo tú mismo cada fase de la construcción no permite que el sistema sea escalable. La escalabilidad te permitirá pasar de la promoción de un inmueble a la vez, a la promoción de varios inmuebles en varias ubicaciones al mismo tiempo, lo que aumentará tu capacidad de crear una empresa de promoción inmobiliaria rentable, si éste es tu objetivo.

Entonces, ¿a quién necesitas en tu equipo para que el proceso de promoción inmobiliaria sea lo más eficiente y eficaz posible?

Un equipo de promoción estará formado por la mayoría de las siguientes personas, si no todas:

  • Un consultor de planificación: para asesorar sobre el proceso de planificación y presentar las solicitudes de planificación necesarias;
  • Un arquitecto: para diseñar la urbanización y elaborar los planos;
  • Un aparejador: para calcular el coste de la obra;
  • Un director de proyecto: para supervisar la urbanización;
  • Contratistas: para construir la urbanización;
  • Un contable: para organizar las finanzas;
  • Un abogado: para tramitar la compra inicial y la venta final de la promoción.

Además, si la promoción se lleva a cabo con fines lucrativos, es decir, el promotor no construye su propia residencia para vivir en ella, el equipo también puede incluir:

  • Un buscador de terrenos: para identificar los terrenos para la promoción;
  • Un equipo de marketing: para producir material de marketing para la venta de la promoción;
  • Un agente: para vender la promoción.

El promotor puede desempeñar algunas de estas funciones, pero normalmente actuará como organizador y coordinador de todo el proceso, proporcionando la dirección estratégica y la toma de decisiones.

Aunque el promotor puede no entender los detalles de cada profesión, debe tener una comprensión de alto nivel de cada disciplina y de las cuestiones clave que hay que tener en cuenta. El promotor debe asegurarse de que no se pasan por alto cuestiones importantes. Esto incluirá la comprensión de: la búsqueda de terrenos, la planificación, la valoración, las tasaciones de desarrollo, la financiación, los métodos de construcción, la agencia, el marketing y el derecho de propiedad.

Como orquestadores de todo el proceso, los promotores asumen el mayor riesgo en la promoción inmobiliaria, pero suelen cosechar las mayores recompensas.

Pasos para convertirse en promotor inmobiliario

barrio urganizacion casas chalets

¿Has decidido convertirte en promotor inmobiliario? Una vez que hayas tomado esta decisión, es el momento de empezar a preguntarte «¿Cómo puedo convertirme en promotor inmobiliario?».

Educación

Cómo convertirse en promotor inmobiliario con un título

Muchos promotores inmobiliarios de éxito han pasado por una educación formal para llegar a donde están en su carrera inmobiliaria. Esto puede parecer complicado, pero es posible que ya tengas un título adecuado para el desarrollo inmobiliario. El desarrollo inmobiliario gira en torno a un montón de habilidades generales que pueden proporcionar muchas titulaciones diferentes.

Por ejemplo, una licenciatura en empresariales enseñará las habilidades para resolver problemas que los promotores inmobiliarios de éxito necesitan cuando se enfrentan a ellos. Una titulación en ingeniería civil puede proporcionar conocimientos detallados sobre el proceso de construcción del desarrollo inmobiliario.

Cómo convertirse en promotor inmobiliario sin título

Muchas personas deciden más tarde en la vida que convertirse en promotor inmobiliario es lo mejor para ellos. Por suerte, para convertirte en promotor inmobiliario no necesitas necesariamente un título. La mejor forma de convertirse en promotor inmobiliario sin titulación es empezar en otro campo de la inversión inmobiliaria. Tanto si eliges convertirte en un inversor inmobiliario con algunas propiedades de inversión como en un agente inmobiliario con licencia, adquirirás valiosos conocimientos y experiencia sobre el mercado inmobiliario, algo en lo que los promotores inmobiliarios de éxito confían cada día.

Contactos

El siguiente paso para convertirte en promotor inmobiliario es crear una red de inversión inmobiliaria. Mientras realizas cursos y aprendes de otros promotores inmobiliarios de éxito, haz todo lo posible por establecer relaciones y socializar para construir una red de inversión inmobiliaria. Sin una, el trabajo te resultará mucho más difícil, si no imposible.

Trabajar

Una vez que tengas un título o hayas puesto el pie en la puerta de la inversión inmobiliaria, es el momento de incorporarte a una empresa de desarrollo inmobiliario. Con un título, busca puestos de entrada.

Si has elegido el camino de convertirte primero en inversor o agente inmobiliario, te llevará algún tiempo crear un historial para convencer a una empresa de promoción inmobiliaria de que te contrate. Después de unas cuantas propiedades de inversión con éxito, solicita un puesto en una empresa y trabaja para ascender.

Otra opción: Hazte autónomo

Con la experiencia que adquieras en la empresa de promoción inmobiliaria y la red de inversión inmobiliaria que construyas, podrás convertirte en promotor inmobiliario independiente y alcanzar tu objetivo final.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría