cabecera pau ninja podcast

Hombres con estilo: vestir bien no significa ir a la moda

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en febrero, 2023

#389. Vlad es un apasionado de la moda y el creador de Vestir Bien for Men. Nos da algunos tips para que como hombre podamos encontrar un estilo propio para vestir bien (que no ir a la moda).

Recursos mencionados

Ya hay suficientes reglas en la vida. Algunas, sin embargo, están ahí para ayudar. Como las reglas que rigen la forma de vestir bien. Por supuesto, cada hombre o mujer que opina sobre este tipo de cosas habla desde su experiencia personal, y sin duda lo que funciona para uno no siempre funciona para otro; o lo que funciona para uno es considerado demasiado pedestre o demasiado vanguardista por otro. Así que, cuando se trata de vestir, no hay que tomarlas al pie de la letra. Son sugerencias más que la última palabra en materia de estilo.

Sin embargo, los buenos consejos de moda para hombres nunca deben ser despreciados y, a medida que la moda masculina se vuelve cada vez más rica y variada, cada vez más experimental y abundante, cada vez más consciente de las tendencias, en los momentos de confusión y de duda, puede ser de ayuda tener una valiosa posición de respaldo que se abre paso entre el desorden.

La tendencia en la moda de hombre

hombre joven estilo vestir bien

Desde los albores de la humanidad, la moda ha estado presente. Utilizada en su día para protegerse de los elementos más duros del planeta, se ha transformado a lo largo de millones de años en un sistema de estilo capaz de exhibir el rango y la fortuna, vacío de la sustancia que antaño rodeaba las señas de identidad del verdadero sartorialismo.

La tendencia a lo largo del tiempo ha sido hacia la informalidad. El sombrero hace tiempo que desapareció, y la corbata está en vías de desaparecer, siendo los presidentes Kennedy y Obama, respectivamente, causa y efecto de esas tendencias.

La moda masculina adolece de una falta fundamental de razón de ser. Lo que se vende ahora utiliza los mismos materiales que se usaban hace un siglo, y el único punto de venta importante de la ropa cara es la sastrería, que no es un gran punto de venta para la ropa holgada. Esta tendencia se remonta al renacimiento, cuando se decidió que los hombres debían dedicarse a actividades intelectuales y llevar sólo trajes sencillos. Las generaciones de diseñadores de moda han respondido al marco intencionadamente poco inspirador resultante.

A menos que se produzca un cambio inesperado, la tendencia de la moda masculina seguirá siendo que los elementos sutiles, sin sentido y completamente carentes de funcionalidad que la definen por completo que se irán eliminando: las camisas abotonadas serán sustituidas por jerseys, los botones restantes serán de metal como los de los pantalones, los gemelos desaparecerán y los tejidos lavables a máquina sustituirán por fin a los antiguos materiales ásperos que no tienen ninguna utilidad adicional pero sí requieren limpieza en seco.

La única manera de salir de este lento declive hacia la irrelevancia absoluta es que los diseñadores de moda convenzan de alguna manera a los hombres de que lleven trajes ajustados, y que hagan esos trajes con técnicas y materiales cuyo precio y requisitos de mantenimiento no sean una broma.

15 consejos para vestir que todo hombre debería seguir

Estos consejos de vestir bien para hombres se basan en la historia: han funcionado durante generaciones, por lo que se puede suponer que también funcionan bien hoy en día. Y suelen basarse en lo obvio, tan obvio que a menudo se pasa por alto: la preferencia por el buen ajuste, la alta calidad, la versatilidad, la buena relación calidad-precio, la ausencia de extremos y la sobriedad.

Sin duda, hay muchas más reglas de las que se presentan aquí. Es posible que algunas de ellas ya las hayas descubierto tú mismo. Al fin y al cabo, eso forma parte del placer de la ropa, que ninguna regla debería obstaculizar: probar un nuevo conjunto, ver si te sienta bien, ver cómo te hace sentir. Pero estas reglas han resistido la prueba del tiempo y, cuando se usan en conjunto, actúan como una guía infalible sobre cómo vestir bien como hombre hoy en día.

Llevar bien un traje

La clave para que un traje luzca bien es el ajuste. Si lo compras de improviso, céntrate en el ajuste de los hombros, porque modificar el pecho y la cintura es una tarea relativamente fácil. Lo mejor y más útil es lo clásico: oscuro, de dos botones, de un solo pecho y con detalles moderados. No es aburrido. Un traje es un uniforme. La idea es pensar en este traje como un lienzo sobre el que construir diferentes ideas de individualidad. Lo que impresiona es la forma de llevarlo, no la etiqueta que lleva dentro.

Invertir sabiamente en un reloj

hombre estilo vestir bien

Un reloj es como una obra de arte. Elígelo porque te gusta, no porque pienses que puede dar dinero. Los relojes son personales, marcan tu paso por el tiempo. Pero también tienen que ser prácticos. Los modelos deportivos estéticos, funcionales y resistentes van con todo y pueden soportar los golpes del uso diario. Sin embargo, un reloj tiene que adaptarse a tí. Debe ser cómodo y tener el tamaño y la profundidad adecuados en relación con la muñeca: 40 mm se considera el tamaño perfecto.

No rehúyas el color

Ya sea en ropa informal o en ropa formal, déjate llevar por un poco de color. La mayoría de los hombres le tienen un miedo injusto: se sienten intimidados por todo lo que no sea azul marino o gris, pero el color también puede ser atemporal. Un traje verde oscuro, por ejemplo, puede resultar especialmente elegante. Los verdes, el mostaza y los tonos azules más brillantes son tonos especialmente versátiles para todo el año que elevarán todo el conjunto.

Pero cuando se trata de color, menos es más, sólo necesitas un poco de él, en una sola prenda.

Usa tus vaqueros hasta que sean tuyos

El elemento más útil de todos los tiempos es la prenda más popular del mundo. El mejor corte, es el «slim-tapered«. Es más ancho en el muslo, por lo que es cómodo, pero se estrecha, por lo que funciona tanto con zapatos elegantes como con zapatillas. Es el mejor estilo para todo el año, para llevar con cualquier cosa, para vestirse de forma elegante o informal. Los más sabios también llevarán vaqueros oscuros y crudos, y dejarán de lado los que ya están desgastados.

Cuida tu aspecto

Es el tipo de consejo que te daría tu madre, pero si has invertido dinero en tu ropa, cuídala. Utiliza perchas de madera para las camisas y zapateros para tus mejores zapatos; lleva tu traje a la tintorería y a la plancha; lava tu ropa con regularidad y, a ser posible, no la metas en la secadora (puede degradar el tejido); y pule tus zapatos. Del mismo modo, no sólo hay que cuidar la piel de la chaqueta de cuero, sino también la que se lleva a diario. Establece un régimen de aseo sencillo, pero no por ello menos sólido, cepíllate el pelo y córtate las uñas. Al fin y al cabo, el gusto reside en los detalles.

Mantén tu ropa interior sencilla

El estilo no es sólo lo que los demás pueden ver. En lo que respecta a la ropa interior masculina, hay dos reglas a seguir. Una, los estampados novedosos no son para hombres adultos, tu ropa interior no es el lugar para expresar tu ‘personalidad’. Y, en segundo lugar, la ropa interior con marcas muy llamativas carece de sofisticación. De todos los lugares en los que puedes tener la confianza de no tener marca, debería ser tu ropa interior. El estilo que mejor ha resistido la prueba del tiempo, por supuesto, es el bóxer de algodón o el calzoncillo, probablemente porque (al igual que el lino) soportan varios lavados, respiran bien y son cómodos en contacto con la piel.

Gastar dinero en zapatos

La atemporalidad tiene que ver con el diseño simple y más aún con los zapatos. El color, el estampado, la suela… no hay que ser quisquilloso. Cualquier cosa recargada puede quedar bien ahora, pero con el tiempo resultará extraña. Los zapatos de calidad son el tipo de inversión que debería durar 15 años o más. Opta por estilos clásicos como los brogues, los mocasines o un Derby liso y oscuro de cinco ojetes con horma de punta redonda, pero no te olvides de encontrar también calcetines de vestir de calidad. Lo que realmente cuenta es la forma de la puntera, y la redonda nunca pasa de moda. Son las puntas puntiagudas o cuadradas las que parecen obviamente poco prácticas. Nadie tiene los pies con esa forma.

Minimizar los accesorios

Los accesorios como las corbatas y los pañuelos de bolsillo aportan individualidad a las prendas clásicas, pero ten cuidado con su uso. Lo mejor es armonizarlos con lo que llevas puesto eligiendo un color o dos. O incluso yuxtaponerlos por completo. Lo que no quieres es combinarlos. A la hora de combinar camisa y corbata, lleva la corbata o el pañuelo de bolsillo en un tono más oscuro que la chaqueta. Y tampoco te excedas con los accesorios: si tienes dudas, piensa que menos es más y quita un elemento. Lo que se busca es un aire de despreocupación, sólo necesitas un punto de interés.

Conócete a ti mismo

hombre vestir bien reloj

Hay pocas cosas menos elegantes que un hombre vestido como cree que debe vestirse en lugar de con lo que realmente cree que se ajusta a lo que es. Por supuesto, hay que tener en cuenta que no hay premios por vestirse como un payaso, a menos que lo seas.

Lleves lo que lleves, tienes que hacerlo tuyo.

Los auténticos iconos de estilo son aquellos que siguen su propio camino con una confianza en sí mismos que proviene de que su ropa es una segunda piel, no un disfraz.

Vestirse según el entorno

El estilo no consiste sólo en expresarse, sino también en vestirse de forma adecuada al entorno. Piensa en la ropa como si fuera un código: necesitas la combinación adecuada para que funcione con el entorno en el que te encuentras, ya sea una cena formal o un domingo en el pub. El peor estilo es el que está fuera de lugar. ¿Se trata de una especie de conformismo? No, como explica una de las citas de moda de Tom Ford, es una señal de respeto hacia los demás. Y de sentirse a gusto con uno mismo. En caso de duda, vístete de más.

No escatimes en gafas

Invierte tiempo en encontrar las gafas adecuadas para ti. La gente dedica una media de siete minutos a elegir el par que le definirá durante los próximos tres o más años, y una mala elección y un mal ajuste son los motivos por los que mucha gente acaba odiando sus gafas. Compra aquello con lo que te sientas bien, teniendo en cuenta la forma de tu cara, pero considerando la relación de la línea superior de la montura con la forma de tus cejas -equipo recto con recto, curvo con curvo- y tu peinado. También hay que comprar con prudencia, no tiene sentido comprar monturas baratas y que te vendan cristales caros porque, de todos modos, las monturas se verán deterioradas muy pronto.

Elige prendas de exterior versátiles

Puede que la tentación sea llevar un estilo clásico, pero los modernos tejidos técnicos en tonos más oscuros y los cortes sencillos están convirtiendo los abrigos en lo que deben ser: ligeros y transpirables, pero también debidamente protectores. Los cambios en la estacionalidad, el clima y los hábitos de compra hacen que los abrigos de lana pesados parecen estar fuera de lugar. Piensa en cambio en un abrigo como si fuera tu última capa: una que puedas llevar tanto o tan poco debajo como sea necesario. Un abrigo de lana o una bomber es una buena prenda polivalente, pero si necesitas vestir más elegante, opta por una cazadora ligera corta.

Comprar un traje de cena, nunca alquilarlo

Puede que las ocasiones en las que hay que vestirse de gala sean escasas, pero por ello son más exigentes. Así que, aunque parezca una extravagancia, tener un traje de cena a tu medida en lugar de alquilarlo tiene más sentido después de años de uso. Con el alquiler, siempre existe el riesgo de que el que lo lleva parezca casi un niño vestido con un conjunto demasiado grande y cuadrado. Tener un traje de cena lo más clásico posible: en azul noche, de un solo pecho, con solapas de raso y costuras de pantalón. Y ni que decir tiene que deberías aprender a anudar tú mismo una pajarita.

Con las camisas, quédate con las clásicas

hombre camisa estilo vestir

Parece una tontería, pero cualquier camisa de hombre puede parecer cara si está bien planchada. Es recomendable buscar una línea intermedia: evitar los estilos atrevidos a menos que se crea que se puede llevar, y, para un cuello que funcione con o sin corbata, y que siempre quede bien bajo una chaqueta, optar por un semicorte.

Saber cuándo romper las reglas

Tienes que saber cuándo adherirte a los códigos de vestimenta, como la corbata negra, y saber cuándo romperlos. Algunos están ahí por una buena razón, normalmente porque la ocasión lo exige o porque alguna autoridad superior -tu jefe, quizás- lo espera. Pero, del mismo modo, también podemos obsesionarnos demasiado con las normas, y siempre hay un caso para romperlas. Al fin y al cabo, así es como avanza el estilo, poco a poco. Disfruta de la libertad que hay ahora para cometer errores.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.