cabecera pau ninja podcast

El impacto de meteorito que restableció la historia

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en julio, 2022

#303. Hay una nueva teoría que juntaría las piezas del puzzle de nuestra historia. La extinción masiva de megafauna, el Joven Dryas, el Pulsos de Agua de Deshielo 1B, los dos cráteres recientemente encontrados en Groenlandia por la NASA, el enigma de Göbekli Tepe y mucho más.

Nuevas pruebas sugieren que un impacto entre la Tierra y un asteroide a gran velocidad podría haber provocado un enorme incendio global y una gran extinción hace casi 13.000 años.

Segunda extinción masiva en la tierra causada por un asteroide

Hace menos de 13.000 años, el mundo sufrió una gran ola de frío que acabó con un gran número de especies. Conocido como el Dryas Reciente, este periodo supuso la pérdida de animales infames como los mamuts lanudos, los gatos dientes de sable, los perezosos gigantes y los mastodontes.

A medida que las especies se extinguían, las poblaciones humanas de regiones de todo el mundo también vieron cómo sus poblaciones se hundían precipitadamente. El pueblo Clovis, una cultura prehistórica paleoamericana (por ejemplo), vio descender significativamente su población en esta época.

Los incendios masivos que siguieron a un impacto pueden haber bloqueado la luz solar en vastas regiones del planeta, provocando un súbito descenso de las temperaturas que acabó con un gran número de especies vegetales y animales. En el momento álgido de los incendios, ardía hasta el 10% de la superficie terrestre de la Tierra, es decir, unos 10 millones de kilómetros cuadrados.

Desde 2007, los investigadores han especulado con la posibilidad de que un impacto desde el espacio haya alterado el clima de la Tierra, provocando esta extinción masiva. Esta idea se conoce como la Hipótesis del Cometa Clovis.

Varios impactos alrededor de la tierra

Las pruebas también sugieren que, en lugar de un único impacto, este acontecimiento podría haber presentado una serie de estallidos y colisiones alrededor del globo.

La Tierra, que se había calentado desde el final de la anterior edad de hielo, que terminó 4.500 años antes, se sumió de nuevo en la oscuridad y en temperaturas más frías. Esta vuelta a la edad de hielo duró casi 1.400 años, antes de que las temperaturas volvieran repentinamente a ser más cálidas.

El final del Younger Dryas, hace unos 11.500 años, fue especialmente abrupto. En Groenlandia, las temperaturas aumentaron 10°C en una década.

Si un impacto como éste tuviera lugar en nuestra era moderna, las temperaturas en el hemisferio norte podrían descender hasta 8ºC. Esto tendría consecuencias devastadoras para nuestra sociedad moderna.

Para empezar, podría causar grandes trastornos a la civilización moderna y, dependiendo de dónde impacte, podría provocar incendios forestales y un impacto invernal a corto plazo (de unas semanas a meses), así como cambios oceanográficos y climáticos como los que tuvimos durante el Younger Dryas. Esto podría suponer un reto para la civilización industrial moderna.

Qué pruebas tenemos

En 2017, el arqueólogo Christopher Moore, de la Universidad de Carolina del Sur, dirigió un equipo de investigadores a White Pond, en Carolina del Sur, donde recogieron sedimentos del lago, lo que permitió a los investigadores ver las pruebas geológicas de las condiciones que se daban allí al comienzo de la extinción del Younger Dryas. Los núcleos revelaron una franja de 10 cm (cuatro pulgadas) de ancho, que data del siglo entre 12.835 y 12.735 años atrás.

En el lugar, el equipo encontró rastros de platino (potencialmente restos de un asteroide) junto con altas concentraciones de hollín, lo que sugiere un incendio masivo en la región en el inicio del Younger Dryas.

Las concentraciones de un tipo de esporas de hongos, un marcador de los excrementos de los herbívoros más grandes, eran escasas durante esta época, lo que evidencia una pérdida significativa de la megafauna de la edad de hielo que comenzó aproximadamente 12.800 años antes de nuestro tiempo.

Se han encontrado restos de platino datados en esa época en lugares de todo el mundo, como América del Norte, Asia occidental, Europa, Sudáfrica y Chile. Este metal es bastante raro en la Tierra, pero es relativamente común en los asteroides.

Tradicionalmente, se pensaba que la hipótesis del impacto del Younger Dryas había afectado al hemisferio norte, dejando la mitad sur del globo relativamente intacta. Sin embargo, los recientes descubrimientos que muestran depósitos de platino en Chile y Sudáfrica demuestran que el impacto afectó también a regiones del globo al sur del ecuador.

En el cráter Hiawatha de Groenlandia, descubierto recientemente, los investigadores buscaron en núcleos de hielo y encontraron altas concentraciones de platino e iridio (otro material poco frecuente en la Tierra, pero no en los asteroides). Este hallazgo podría ser una prueba «irrefutable» de que el cráter era los restos del impacto que provocó esta extinción global.

Datos todavía inciertos

Todavía quedan muchas preguntas sin respuesta en este impacto del Dryas Reciente, y quedan datos importantes sin descubrir.

Los investigadores no están seguros de la composición del asteroide(s), ni de su tamaño cuando entró en nuestra atmósfera.

Si el cráter Hiawatha, recientemente hallado, puede datarse en el Younger Dryas, tendremos mucha más información sobre el tamaño y la masa de ese asteroide, aunque es probable que haya otros, además de los que explotaron en la atmósfera (poco después del descubrimiento del cráter de impacto de Hiawatha bajo el hielo del noroeste de Groenlandia, se encontró otro elemento similar a sólo 114 millas de distancia).

Al igual que el impacto que acabó con la era de los dinosaurios, un asteroide que provocara la extinción del Dryas Reciente habría dejado su huella en todo el mundo en forma de metales raros. Sin embargo, los cálculos sugieren que esta extinción más reciente habría sido causada por un cuerpo mucho más pequeño que el que supuso el final de los dinosaurios y muchas otras formas de vida hace más de 65 millones de años. Más pequeño, pero todavía significativo, con una energía probablemente distribuida por todo el globo en forma de impactos y ráfagas de aire de un cometa o asteroide fragmentado.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría