cabecera pau ninja podcast

Poliamor… o cómo hacer que tus abuelos te deshereden

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en diciembre, 2022

#372. Hablo con la buena de Marina de Atípica sobre el cambio de paradigma en las relaciones sentimentales (y sexuales) del siglo 21. Poliamor, monogamia, barcos y cositas picantes.

El poliamor es la práctica de tener o estar abierto a múltiples relaciones románticas con el conocimiento y el consentimiento de todos los implicados. El poliamor se basa en la creencia de que el amor no es finito y que la conexión profunda con los demás no debe limitarse a una sola pareja con la que podamos explorar relaciones íntimas emocional y físicamente.

¿Qué es el poliamor?

El poliamor es una categoría del espectro de la No Monogamia Ética (ENM) o la No Monogamia Consensuada (CNM). El espectro de la ENM/CNM abarca todas las opciones de relaciones sexuales o románticas que incluyen múltiples parejas.  La ENM/CNM requiere el consentimiento informado de todos los participantes que se relacionan romántica o sexualmente entre sí. Las relaciones poliamorosas pueden ser tan saludables como las monógamas.

El poliamor es un tipo de no monogamia ética que hace hincapié en las relaciones íntimas y profundas con más de una pareja. Poliamor es una palabra derivada de la raíz griega «poly», que significa «muchos», y de la raíz latina «amor», que significa «amor». Como su nombre indica, el poliamor se basa en la filosofía de que podemos amar a más de una persona, en el sentido romántico, sin que esos sentimientos de amor se desvirtúen.

Algunos participantes en relaciones poliamorosas se identifican con «poli» como orientación. Estar abierto a múltiples relaciones amorosas es una parte intrínseca de lo que es una persona poli. Pedirles que sean monógamos va en contra de su naturaleza. Otros participantes en las relaciones poliamorosas pueden coincidir intelectualmente con la filosofía del amor abierto, tener una pareja que se identifique como poli, o sentirse flexibles en su estilo de relación, a veces manteniendo relaciones románticas monógamas, a veces poliamorosas.

¿Es el poliamor un engaño?

El poliamor no es engañar, se basa en la honestidad. Todos los implicados deben ser conscientes del tipo de relación que están entrando y consentir con entusiasmo formar parte de ella. Esto no significa que todas las personas que forman parte de una relación poliamorosa deban identificarse como poliamorosas o salir con varias parejas: hay muchas relaciones monoparentales felices. Pero sí significa que engañar a una pareja con la que has sido monógamo desde el principio de tu relación y luego llamarlo poliamor cuando se revela tu otra pareja no es poliamor.

Si tienes una relación monógama y quieres pasar a un modelo poliamoroso con tu pareja, esas conversaciones deben tener lugar antes de que se produzca cualquier acción por tu parte para involucrarte romántica o sexualmente con otra persona. Es muy difícil, y a veces imposible, transformar la confianza rota de una relación deshonesta fuera de tu pareja en un acuerdo poliamoroso exitoso y feliz.

El poliamor frente a otras formas de no monogamia ética

Mientras que el poliamor se centra en el amor, otras formas de No Monogamia Ética se centran más en el sexo. Por ejemplo, hay gente que suele considerarse monógama emocional y románticamente entre ellos, pero están abiertos a experiencias sexuales con otras personas. Estas experiencias pueden incluir salir con otras parejas, salir con solteros, asistir a clubes o fiestas swinger, jugar sexualmente juntos con otros, jugar sexualmente por separado con otros, o alguna combinación de esas opciones.

Hay mucha variabilidad en las parejas que mantienen relaciones sexualmente abiertas en cuanto a las normas que aceptan, incluido el nivel de actividad sexual que es aceptable, los géneros con los que está bien jugar, si las parejas deben jugar siempre juntas y la profundidad de la relación con otros compañeros que se permite. Sin embargo, normalmente el amor no forma parte de la ecuación. El amor romántico sigue siendo sagrado como un contrato monógamo implícito o explícito. Esto diferencia el intercambio de parejas del poliamor, en el que el amor es lo más importante.

Poliamor vs. Poligamia

El poliamor es tener más de una relación romántica, mientras que la poligamia es la pluralidad del matrimonio, es decir, tener más de un cónyuge. La poligamia es ilegal en Estados Unidos. A los ojos de la ley, sólo se puede tener una relación romántica legalmente sancionada y todos los derechos y responsabilidades asociados a esa relación.

Una de las principales razones de la ilegalidad de la poligamia es proteger a las mujeres de la participación en la poliginia, una estructura de relación sancionada por la cultura o la doctrina religiosa en la que los hombres pueden tener más de una esposa.

No es probable que las leyes contra la poligamia cambien pronto en Estados Unidos. Esto deja a menudo a los miembros de las relaciones poliamorosas en una jerarquía impuesta por la cultura, en la que sólo se reconoce cultural y legalmente una díada dentro de la relación.

Algunas parejas poliamorosas optan por evitar el matrimonio por completo para evitar que uno o más miembros se sitúen en una posición inferior. Esto, sin embargo, significa perder los beneficios que nuestro sistema legal ofrece a las parejas legalmente reconocidas y puede significar que la comunidad de una persona no aprecie los compromisos adquiridos dentro de una relación poliamorosa.

Algunas complicaciones del poliamor

El poliamor es un reto. Como la norma en nuestra sociedad es la monogamia, hay muy pocos modelos a los que recurrir en los medios de comunicación, la cultura, los grupos de iguales y las familias para saber cómo podría ser una relación poliamorosa sana. La mayoría de los ejemplos de la cultura dominante se presentan en el contexto del sensacionalismo, en lugar de ser ejemplos de cómo pueden prosperar las relaciones poliamorosas.

El cambio de paradigma de la monogamia al poliamor requiere una comunicación hábil y la voluntad de dedicar tiempo y energía a encontrar los recursos que harán que tus relaciones tengan éxito.

Las siguientes cuestiones son temas de conversación habituales que las parejas poli tienen que abordar:

Celos/Inseguridad

Incluso las personas más seguras y con mayor fundamento emocional pueden tropezar con los celos o la inseguridad cuando se enfrentan a las relaciones poliamorosas por primera vez. Tu sistema nervioso puede secuestrar tu mente lógica y hacerte sentir como si estuvieras en peligro.

Este tipo de reacción de miedo puede provocar náuseas, ansiedad, pensamientos acelerados, insomnio, lágrimas o reactividad emocional. Las prácticas de atención plena, la conciencia emocional y los buenos hábitos de comunicación pueden ayudaros a ti y a tus compañeros a sortear los problemas de celos e inseguridad cuando surjan.

Ser intencional con el tiempo

El amor puede ser infinito, pero el tiempo es finito. El tiempo es también tu recurso más valioso para cultivar experiencias intencionadas y gratificantes con tus parejas. Si sueles ser una persona que se deja llevar por la corriente y no planifica nada, puede que eso tenga que cambiar.

Tanto si acabas teniendo noches regulares de la semana en las que ves a diferentes parejas como si haces citas según las opciones disponibles, tu pareja o parejas actuales necesitarán un aviso para poder hacer sus propios planes. Una vez que haya tres o más personas en la mezcla, el calendario puede resultar complejo.

Reglas y límites

Establecer las expectativas de tu relación mediante reglas y límites es un paso importante para que todos los socios se sientan emocionalmente seguros. Las reglas son acuerdos externos decididos mutuamente por los compañeros establecidos, como hasta qué hora se puede salir o con qué frecuencia se puede salir con otros. Los novatos en el mundo de la poligamia tienden a apoyarse mucho en las reglas, lo que en realidad puede hacer que se rompa la confianza y se produzcan decepciones.

No te pases con las minucias de tus acuerdos pensando que mantendrán tu relación establecida más segura. En su lugar, confía más en aclarar los límites, que tienen que ver con lo que tú controlas. Los límites incluyen tu autonomía corporal y cómo gestionas tu propio estado mental y tu reactividad emocional. Por ejemplo, un límite podría ser no mantener relaciones sexuales después de que tu pareja tenga una cita hasta que haya transcurrido cierto tiempo o tu pareja se haya duchado.

Revelación a los amigos y la familia

Salir del armario con los amigos y la familia puede ser un gran problema. Teniendo en cuenta todos los mitos y conceptos erróneos que rodean al poliamor, algunas personas pueden optar por mantener una o más de sus relaciones en privado. Esto puede crear problemas continuos en los que las parejas se sientan excluidas. Las fotos familiares, las vacaciones, los viajes y los acontecimientos importantes se reservarán para la pareja que sea reconocida y afirmada en la comunidad hasta que sus relaciones salgan a la luz.

Antes de hablar del poliamor con personas importantes de tu vida, considera cuidadosamente cómo enmarcar la conversación de forma que puedan entenderla. Haz hincapié en que has tenido la intención de manifestar estas relaciones y que todas tus parejas ocupan un lugar importante en tu corazón.

Cómo hablar del poliamor con una pareja

Si actualmente estás en una relación monógama y crees que la transición al poliamor parece adecuada para ti y tu pareja, puede ser difícil saber por dónde empezar.

Aquí tienes seis consejos para hablar del poliamor con ella:

Sé intencionado

No menciones de improviso, después de un par de copas, que estarías interesado en salir con una persona del trabajo y luego preguntes si tu pareja estaría dispuesta a aceptarlo. Considera cuidadosamente lo que quieres decir de forma vulnerable, amable y clara. Hazle saber que tienes algo serio que quieres discutir y reserva un tiempo sin distracciones para sentaros y estar profundamente presentes el uno con el otro.

Empieza por lo que funciona

Hablad de todas las cosas que os gustan de vuestra relación y de lo que no queréis cambiar. Dejad claro que no os vais a ir a ningún sitio y que esto no supondría una rebaja en vuestra relación.

Utiliza declaraciones «yo» y declaraciones de sentimientos

Piensa bien lo que quieres decir en este formato para ayudarte a aclarar tus pensamientos y sentimientos. Si te das cuenta de que quieres hablar más de lo que no funciona con tu pareja, puede que sea el momento de ir más despacio y abordar primero los problemas de tu relación actual antes de cambiar de paradigma.

El poliamor no es una solución rápida para los problemas de la relación. Requiere una base sólida basada exactamente en este tipo de comunicación. Hablar desde un lugar emocional sobre tu perspectiva ayudará a que tu pareja te escuche y comprenda de dónde vienes.

Centrarse en el amor

El poliamor tiene que ver con el amor. Habla de la abundancia de amor que hay en tu relación y de las formas en que te imaginas ampliarlo abriéndote a otras parejas. Pregúntale a tu pareja sobre su experiencia de amor y si se imagina teniendo esos sentimientos por otra persona que no seas tú si supiera que eso no significa el fin de vuestra relación.

No te precipites

Probablemente lleves tiempo pensando en esta conversación. Puede que estés preparado para empezar un perfil de “Ok Cupid” mañana mismo, pero toda esta información es totalmente nueva para tu pareja. Dale algo de tiempo para digerir lo que habéis hablado.

Ofrécele uno o dos recursos que articulen lo que sientes (un episodio de un podcast o un capítulo de un libro) sin excederte en el material. Deja que lo procese en su propio tiempo y estate disponible para hablar cuando estéis preparados. Si no vuelve a sacar el tema por su cuenta en una o dos semanas, pregúntale con delicadeza cuáles han sido sus reflexiones posteriores a vuestra conversación. Escucha más que habla.

No lo hagas solo

Habla con tu pareja sobre la utilidad de contar con ayuda externa para seguir avanzando en esta complicada conversación. Un terapeuta capacitado en ENM/CNM puede ayudar a guiar la conversación en una dirección más fructífera si un intento inicial acabó en sentimientos heridos, malentendidos o simplemente no llegó muy lejos. Hacer esta sugerencia también permite a tu pareja saber que vas en serio, tanto en lo que se refiere al poliamor como a hacer que tu relación con ella siga funcionando.

Cómo puede ayudar hablar con un profesional de la salud mental

Si crees que puedes ser poliamoroso, o te gustaría probar una estructura de relación poliamorosa, ya sea con una pareja actual o por tu cuenta, hablar con un profesional de la salud mental bien informado puede ayudarte a dar los siguientes pasos en la exploración.

Lo mejor es que encuentres un consejero o terapeuta con amplia experiencia previa en el trabajo con relaciones poliamorosas, y no sólo un profesional de la salud mental que afirme no juzgar los estilos de relación ENM/CNM.

El sesgo implícito aparece con frecuencia en la terapia en torno a la no monogamia cuando el terapeuta no está capacitado para trabajar dentro de un paradigma no monógamo. Es imprescindible que tu terapeuta conozca los problemas que debe buscar y las habilidades que debe impartir cuando ayude a las parejas o a los individuos a emprender un camino poliamoroso.

Todavía existe un estigma importante en nuestra cultura contra el poliamor y puede ser difícil encontrar profesionales en los que se pueda confiar.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría