Charla con un experto en «daygame»

autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en noviembre, 2020

Álvaro Reyes, Sasha, Raul DG, Todd Valentine…

Ninguno de estos lo hace tan bien como Juan. Vamos a ver qué es el daygame.

¿Qué es el daygame?

El daygame (o “ligue callejero”) consiste en charlar con chicas por el día con el objetivo de salir con ellas y seducirlas. Se trata de una forma de ligar durante el día.

No en bares, ni clubs, ni online, ni usando aplicaciones para el móvil, ni dentro de un círculo social. Se hace en la calle, en los parques, en las cafeterías, en los supermercados, las tiendas, las estaciones…

En cualquier lugar en el que haya chicas guapas yendo de un lado para otro.

Pues bien, a continuación te contaré todo lo que necesitar saber desde el momento en el que te acerques a una chica hasta cómo conseguir sus datos de contacto.

¿De dónde surge este modelo?

El esquema básico de este modelo de ligue se remonta al libro “El secreto” (2006), de Erik Von Markovik y Chris Odom. En 2011, fue adaptado a la seducción callejera por el programa “Daygame Blueprint”.

Más tarde, a base de prueba y error, evolucionó hasta lo que se conoce como “London Daygame Model” (LDM).

¿Cuáles son los elementos básicos de cualquier ligue?

Es necesario comprender que la secuencia clave de cualquier seducción exitosa siempre es la misma, desde el inicio hasta el final:

  1. Atracción
  2. Comodidad
  3. Seducción

Primero te acercas a la chica y flirteas con ella (paso 1: atracción), evitando el parloteo para generar una atracción de ella hacia ti. En cuanto puedas decir que está “enganchada”, podrás pasar a un estado de comprensión para que así pueda confiar en ti (paso 2: comodidad). Después de eso, podrás llevarla a un lugar aislado para encender la llama y llegar al sexo (paso 3: seducción).

El daygame se centra sobre todo en el paso 1 para conseguir atraerla, con una pizca del paso 2 para que las cosas se materialicen. Quedar con ella en una cita abarcaría el paso 2, y progresaría hacia el paso 3.

Recuerda que este modelo (y el de las citas) es sólo un esquema general, un mapa que te llevará más allá de “ser tú mismo” evitando todos los clásicos errores de cualquier “tío majo”:

  • No saber parar a una chica correctamente
  • Hacerle a una chica preguntas aburridas de tipo entrevista (“las preguntas de la muerte”)
  • Quedarte sin cosas que decir
  • Hablar demasiado rápido
  • Acabar con la interacción de forma prematura
  • Parecer demasiado necesitado y suplicante
  • Estar inquieto
  • Quedarte “mentalmente congelado”, como si estuvieras en tu propio mundo

¿Cuáles son los aspectos básicos que debes abordar antes de acercarte?

No hay ninguna excusa para no lograr los objetivos básicos en cuanto a aseo personal antes de cualquier tipo de socialización:

  • Aliento fresco
  • Ponerte desodorante
  • Quitarte los pelos de la nariz y las orejas

Para el daygame tienes que evitar ir demasiado desaliñado o elegante. Debes tener un ligero toque seductor, por lo que necesitarás tener un aspecto distinto al del resto de los tíos del montón que se visten igual.

¿Cuánto se tarda en aprender el daygame?

En primer lugar, para aprender el daygame debes perder el miedo a charlar con chicas guapas durante el día y estando sobrio. Para ello, tendrás que estar algunos meses saliendo 3-5 veces por semana para hablar con 10 chicas durante cada sesión (que no debe durar más de dos horas).

Practicar el modelo básico hasta que puedas hacerlo en piloto automático te llevará 3-6 meses haciendo daygame de forma regular.

Después de eso, podrás ir recurriendo menos al esquema general del modelo para empezar a improvisar más. Sin embargo, dominar el arte del ligue callejero suele llevar al menos dos años.

¿Cómo evito la ansiedad al acercarme a las chicas?

Nunca podrás librarte completamente de la ansiedad. Sin embargo, debes ser insensible a ella realizando sesiones en la calle de forma regular.

Al ser un principiante, estarás lleno de adrenalina y te pasarán un montón de pensamientos negativos por la cabeza (como que la estás molestando, o que hay gente mirando). La forma de relajarte consiste en hacer algunos “cumplidos relámpago” para acostumbrarte.

Al principio, tener un amigo con el que hacer daygame (un “compinche”) puede ayudarte a reducir la ansiedad, ya que os animaréis entre vosotros para acercaros a las chicas.

Cómo hacer «daygame»

Busca a 3-5 chicas en un tiempo de media hora con la única finalidad de alegrarles el día. No se trata de conseguir su número de teléfono, sino sólo de una interacción muy corta.

“Perdona, sólo quería decirte que… Creo que tienes un aspecto genial. Que tengas un buen día”

 Céntrate en el contacto visual, muestra una sonrisa y habla con un ritmo lento (sin elevar el tono). Ponle calidez y emoción, de manera que la receptora sepa que estás siendo sincero.

Haz uno tras otro, tan rápido como puedas, para coger cierta inercia. Como suele decirse, “el primero es el peor”. Sabrás que lo estás haciendo bien si la chica te sonríe y te da las gracias.

El modelo daygame

Apertura

Implica acercarte a la chica (o conseguir que se detenga) y hacer que sepa lo que realmente quieres. No le estás preguntando por una dirección ni estás fingiendo que necesitas un consejo.

Manteniendo un buen contacto visual, con una sonrisa juguetona y una entonación lenta para captar su atención, di:

Oye, sólo quería decir…” 

Seguido de inmediato por el cumplido sincero:

“…que tienes un aspecto genial” 

Entre los problemas habituales de la apertura del modelo daygame están: caminar con la chica (no lograr que se pare), aproximarte desde detrás (en lugar de dirigirte de frente), incomodar a la chica acercándote demasiado, hablar demasiado rápido y tener una expresión seria.

Recopilación

 No se te permite hacerle ninguna pregunta. Debes conseguir que ella se “enganche”. Así que tienes que realizar observaciones (suposiciones) para que ella se ponga a hablar. Más adelante, cuando tengas más experiencia, podrás cambiar las suposiciones por acusaciones bromistas.

En cuanto hayas completado la apertura, pasa directamente a la fase de recopilación sin detenerte:

“Una cosa que me llama la atención sobre ti es que (…)”

Elige una suposición de entre las siguientes tres opciones:

  1. Su procedencia (por ejemplo, “Tienes un aspecto muy exótico… Me pareces colombiana”)
  2. A qué se dedica (por ejemplo, “Tienes un aspecto muy original… Creo que eres una artista”)
  3. Lo que está haciendo en ese momento (por ejemplo, “Transmites mucha energía… Como si fueras al gimnasio”)

Lo fantástico de hacer estas suposiciones siguiendo el modelo daygame es que no importa si estás equivocado (de hecho, ayuda): ella te responderá en cualquier caso. Así que escucha detenidamente lo que dice. Ése será el tema para crear ambiente.

Ambiente

Crear ambiente es la parte más difícil del modelo daygame. Debes coger un tema que ella acabe de mencionar (su país, su trabajo, lo que está haciendo en ese momento) y seguir con él, contando una pequeña historia sobre ese tema para ponerte a charlar con ella.

Recuerda que quieres atraerla, no limitarte a charlar. Por lo tanto, debes tentarla, desafiarla de forma juguetona y hacer que se alegre. No te limites al parloteo ni la atosigues con preguntas de tipo entrevista.

En cuanto te proporcione el tema como te acabo de explicar, podrás lanzar tu historia para crear ambiente usando una de estas frases:

“Cuando pienso en (…) me viene a la mente (…)” 

“Un amigo mío fue a (…) y me contó que (…)”

“Mi amigo trabaja en (…) y dice que (…)”

Aquí tienes algunos ejemplos de historias para crear ambiente según el modelo daygame:

“Un amigo mío fue a (…) y me contó una historia muy rara. Una noche, fue solo a un bar del centro para relajarse y tomarse una birra. Dos chicas se le acercaron y fueron muy majas. Se pusieron a charlar con él y a pagarle copas. En cualquier caso, dos horas después se despertó en un aparcamiento, ¡y le faltaban los pantalones!”

“Mi amigo trabaja en (…) y dice que tenéis un aspecto muy profesional y que trabajáis muy duro, pero que cuando nadie está mirando os ponéis a ligar en Tinder o a sacaros selfies. Me dice que cuando varios de vosotros os juntáis, es una locura: chupitos, karaoke, bailes encima de las mesas…” 

La única finalidad de estas historias de flirteo que conseguir que la chica aporte y te siga la corriente. El ambiente debería ser ligero y distendido, no aburrido, lógico o demasiado afable.

Debes esperar al momento clave de toda la interacción daygame: el “punto de enganche”, en el que la chica empieza a hacerte preguntas y sabrás que la atraes. En ese momento, es posible que cruce las piernas y empiece a jugar con su pelo.

En cuanto detectes el punto de enganche, habrá llegado el momento de seguir hasta el paso 4: conseguir que invierta.

Inversión

En cuanto se enganche, es necesario que reduzcas la marcha de la atracción para pasar a una charla más realista. Debes conseguir que sea ella la que se esfuerce cada vez más (que “invierta”), para que la interacción no sea sólo un momento divertido del que se olvidará.

Después del punto de enganche, debes reducir tu ímpetu y empezar a hacerle preguntas abiertas que lleven a respuestas de más de una palabra, como:

  • ¿Por qué te mudaste desde (…) a aquí?
  • ¿Qué es lo mejor de esta ciudad?
  • ¿Qué haces para divertirte?

 Acuérdate también de contarle algunas cosas breves (“nociones”) sobre ti, de forma que sepa que eres un tío de verdad y que no es sólo un flirteo callejero.

Sin estas nociones y sin conseguir que invierta, es posible que la chica no te devuelva ningún mensaje (te dejará plantado), incluso si consigues sus datos de contacto.

Echa un vistazo a la hora: en cuanto pases de los 6 o 7 minutos, habrá llegado el momento de finalizar por todo lo alto e ir a por el número de teléfono.

Cierre

Suelo decir que hay que “abrir fuerte y cerrar fuerte”. Debes terminar la interacción antes de que la energía se acabe y de que te quedes atrapado en una charla trivial. Asegúrate de que sepa una vez más por qué la has parado y qué va a pasar a continuación:

“Tienes que irte y yo también, pero puedo invitarte a salir en otro momento. Creo que eres muy guapa, así que podemos intercambiarnos los números de teléfono”.

Mientras dices esto, debes sacar el teléfono y asumir el cierre del modelo daygame. No le des tu número (o peor, tu tarjeta de visita), sino que debes conseguir sus datos: WhatsApp, Facebook, no importa.

Y eso es todo. Felicidades si puedes salir a la calle y terminar los pasos 1-5 para conseguir números de teléfono de chicas guapas durante el día. Cuantos más números consigas (“pistas”) menos necesitado parecerás con cualquiera de las chicas.

Recuerda que es muy normal que no recibas respuesta de algunos de los números. También es posible que te manden algunos mensajes y que luego se esfumen. Algunos acabarán en una cita y otros no. Ésa es la clave del asunto.

Avanza

Cuando hayas practicado el daygame en la calle una y otra vez, podrás recurrir menos al esquema general y empezar a improvisar un poco más para hacerlo tuyo.

A algunos tíos esto les lleva semanas, pero otros tardan meses. Al final acabarás haciéndolo todo en piloto automático, por lo que podrás olvidar el modelo e ir por tu cuenta.

Recuerda, “la libertad surge de la estructura”. Aprende a caminar antes de correr. Primero debes deshacerte de tus malos hábitos y prepararte según lo que hayas aprendido.

Ahora pasa a la acción

Para ligar no hay que leer manuales en PDF ni ver vídeos. Hay que salir al mundo exterior y hablar con chicas.

No te conviertas en un artista del ligue desde tu sillón, ni te deleites mentalmente pensando en la teoría. En cuanto entiendas los fundamentos, debes salir de casa y patear las calles.

Hazte con un compinche si te resulta de ayuda (aunque no deberías depender de uno para superar la ansiedad al acercamiento).

Utiliza el teléfono guardado en el bolsillo de tu chaqueta o una grabadora barata para grabar algunas de tus interacciones, y luego escúchalas al final de tu sesión de daygame. Repasa esta guía para saber en qué has fallado.

Crea un horario estricto para el daygame. Más o menos como si se tratara del trabajo o de practicar deporte. Los seductores más regulares salen 3-5 veces por semana y se acercan a 10 chicas en cada sesión, lo que supone un total de 30-50 por semana. No es sólo un juego de números, pero el volumen es la clave.

Hazme feliz y compárteme 🙂

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Mándame una paloma 🕊

Boletín para ninjas de la vida

Te aviso cuando saque un capítulo de lo que te interesa.


O si lo prefieres, pulsa aquí para desplegar y elegir tus intereses específicos.

Nota: recuerda desactivar la pestaña de «TODO» si sólo quieres recibir emails sobre estas temáticas.

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.

Episodios relacionados del podcast

Pau Ninja: el podcast

Menú