Cierra la maldita boca

autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en abril, 2021

¿Te gusta el podcast? apóyalo uniéndote a la comunidad.

El único motivo por el que publico este capítulo es para que dejéis de tacharme de loco cuando os diga que me encinto la boca cuando duermo… La ciencia hace experimentos muy locos pero lo más alocado son los resultados que se encuentran. #150

Es hora de empezar a taparte la boca con cinta adhesiva mientras duermes

Puede que hayas leído esto y hayas pensado «¿quién es este loco psicópata?».

Una respuesta justa. No hay mucha gente que recomiende taparse la boca con cinta adhesiva por la noche. Al fin y al cabo, parece una misión suicida.

Pero no lo es… en realidad es una técnica habitual utilizada por expertos en respiración y ortodoncistas de todo el mundo. Ayuda a mejorar una serie de factores de salud diferentes que expondré a continuación.

Si eres alguien que se despierta con la boca seca por la mañana, tu pareja se queja de tus ronquidos, te sientes aturdido durante el día o te despiertas con frecuencia durante la noche, este artículo es para ti.

Permíteme que te aclare: no estoy hablando de cerrarte la boca con cinta adhesiva como un rehén en un atraco a un banco. Es más bien como un bigote de Hitler bajado de tono.

Lo hago desde que leí El poder del oxígeno de Patrick McKeown.

¿Por qué lo hago?

Respuesta corta: ¡La respiración bucal es una mala noticia! Y probablemente te está afectando de más formas de las que crees.

Consecuencias de la respiración bucal

Hay un magnífico artículo de Patrick que describe las consecuencias de respirar por la boca. Explica que la respiración bucal puede provocar:

  • Trastornos del sueño
  • Ronquidos
  • Fatiga
  • Falta de concentración
  • Crecimiento facial anormal

Además, en su libro repasa toda una serie de problemas de salud con los que se ha asociado:

  • Dientes torcidos
  • Mal humor
  • Deshidratación
  • Asma y alergias
  • TDAH
  • Y un montón de cosas más.

Lo siento. No quiero asustarte. Pero no se habla lo suficiente de ello.

Se habla mucho del plan de entrenamiento que sigues, del tipo de alimentos que comes y de que duermes lo suficiente. Pero estas cosas no significan nada si no respiramos correctamente.

No hace falta ser un genio para darse cuenta de que no duramos mucho sin oxígeno. Hacemos aproximadamente 25.000 respiraciones al día, ¿con qué frecuencia piensas en ello?

Un caso práctico de la vida real

James Nestor puso a prueba todo el asunto de la respiración bucal frente a la nasal en su libro «Respira: La nueva ciencia de un arte olvidado«.

El Dr. Jayakar Nayak, jefe de investigación en rinología de Stanford, introdujo tapones de silicona en la nariz de James durante 10 días.

Básicamente, quería evaluar los efectos secundarios que la respiración bucal tendría en su salud. Esto es lo que descubrió con este experimento:

«La catecolamina y las hormonas relacionadas con el estrés se dispararon, lo que sugiere que nuestros cuerpos estaban sometidos a estrés físico y mental. Además, un bicho, Corynebacterium difteroide había infectado mi nariz. Si hubiera seguido respirando por la boca durante unos días más, podría haberse convertido en una infección sinusal en toda regla. Mientras tanto, mi presión arterial estaba por las nubes y la variabilidad de mi ritmo cardíaco caía en picado.

(…)

Por la noche, el flujo constante de aire no presurizado y sin filtrar que entraba y salía de nuestras bocas abiertas colapsó el tejido blando de nuestras gargantas hasta tal punto que ambos empezamos a experimentar una asfixia nocturna persistente. Roncamos. Unos días después, empezamos a ahogarnos, sufriendo ataques de apnea del sueño. Si hubiéramos seguido respirando por la boca, es muy probable que ambos hubiéramos desarrollado ronquidos crónicos y apnea obstructiva del sueño, junto con la hipertensión y los problemas metabólicos y cognitivos que conlleva.

(…)

La fatiga persistente, la irritación, la testarudez y la ansiedad. La horrible respiración y las constantes interrupciones para ir al baño. El despiste, las miradas fijas y los dolores de estómago. Fue horrible».

Suena divertido, ¿no?

Moraleja

La boca fue diseñada para la digestión. La nariz se diseñó para la respiración. Respirar crónicamente por la boca nos mantiene en un estado constante de estrés y tiene toda una serie de efectos secundarios negativos.

Pero espera, ¿por qué es posible entonces que los humanos respiren por la boca? Gran pregunta.

Podemos respirar por la boca por varias razones:

  1. Como sistema de reserva en caso de obstrucción de la nariz por lesión y/o enfermedad
  2. En situaciones de emergencia. Por ejemplo: cuando te persigue alguien o algo.
  3. Como sistema de apoyo cuando se realizan ráfagas de entrenamiento cortas y de alta intensidad.

Sólo debemos respirar por la boca en las situaciones mencionadas (además de alguna otra práctica respiratoria como el Tummo, pero eso es para otro día).

La moraleja es que debemos respirar por la nariz todo lo que podamos.

Cuando estamos despiertos durante el día, es posible tomar el control consciente de la respiración. Esto significa que, con un poco de reflexión, podemos controlar nuestra respiración -nariz o boca-, según tu decisión.

Durante el sueño, nuestro subconsciente entra en acción y volvemos a nuestros malos hábitos. La boca se abre, nuestra lengua cae hacia atrás y empezamos a ahogarnos literalmente.

Nos despertamos con la boca seca, sin fuerzas y aturdidos – gracias a Dios por el café, ¿no?

Dormir de lado te ayudará. Controlar conscientemente tu respiración a lo largo del día te ayudará. Pero nada de esto funciona tan bien como cerrar la boca con cinta adhesiva durante la noche.

Cómo cerrar la boca con cinta adhesiva por la noche

Para cerrar la boca con cinta adhesiva por la noche, puedes comprar una serie de productos.

A mí me gusta comprar cinta microporosa 3M en la farmacia local o en Amazon. Cuesta menos de 5 dólares y te durará un año entero.

Como dije al principio, arranca un trozo pequeño de la cinta, más o menos del tamaño de un bigote de Hitler (muy científico, lo sé) y arrástralo un poco hacia abajo para que te cubra los labios. Algunas personas prefieren ir en horizontal y cubrir toda la boca. Yo no soy el mayor fan de esa forma.

Tampoco recomiendo sumergirse directamente en el asunto de la cinta bucal. Es poco probable que consigas dormir cómodamente si lo haces. Yo recomendaría que te acostumbraras a llevarlo a lo largo del día durante las tareas domésticas.

Empieza por llevarlo cuando estés fregando los platos, cocinando la cena o aspirando la casa.

Ve aumentando de 30 minutos a varias horas seguidas. Cuando lleves una semana haciendo esto y puedas mantenerlo cómodamente puesto durante 2 horas, estarás preparado para usarlo mientras duermes.

Póntelo más o menos una hora antes de acostarte. Esto evitará que te sientas incómodo la primera vez que intentes dormir con él puesto.

Las primeras noches que lo utilices, es probable que se salga. Te despertarás durante la noche o por la mañana y la cinta estará en algún lugar de la cama. No pasa nada. Todavía te estás acostumbrando a ella.

Sigue usándola durante unas semanas y empezarás a dormir toda la noche con ella puesta.

Si tienes miedo porque tienes la nariz tapada o estás acostumbrado a respirar por la boca, ¡no temas! A continuación te explico cómo desbloquear la nariz.

Cómo desbloquear la nariz

La mayor barrera para la respiración nasal es: «Simplemente no puedo hacerlo».

Sí, puedes hacerlo. Patrick McKeown ha visto a más de 7.000 pacientes en más de 18 años. 15 de ellos no podían respirar por la nariz. Eso es un porcentaje de aciertos del 99,79%. Es muy poco probable que estés en el otro 0,21%.

Si sigues creyendo que eres tú, prueba el siguiente consejo.

Es una táctica tomada directamente de La ventaja del oxígeno y debería ayudarte a desatascar la nariz:

Según Patrick McKeown, la nariz puede desobstruirse, tanto en el caso de la rinitis alérgica como en el de la no alérgica, realizando una contención de la respiración como la siguiente:

  • Inspira una pequeña y silenciosa bocanada de aire y expulsa una pequeña y silenciosa bocanada de aire por la nariz;
  • Aprieta la nariz con los dedos para contener la respiración;
  • Camina tantos pasos como sea posible con la respiración contenida. Intenta crear una sensación de escasez de aire, sin exagerar, por supuesto.
  • Cuando reanudes la respiración, hazlo sólo por la nariz; tu respiración debe calmarse inmediatamente;
  • Tras reanudar la respiración, es probable que tu primera respiración sea más fuerte de lo habitual. Calma tu respiración lo antes posible suprimiendo tu segunda y tercera respiración;
  • Deberías poder recuperarte de esta contención de la respiración en dos o tres respiraciones. Si no es así, has retenido la respiración durante demasiado tiempo;
  • Espera un minuto más o menos y repite el ejercicio;
  • Repite este ejercicio cinco o seis veces hasta que la nariz se descongestione.

Si no puedes respirar por la nariz en las primeras 1-2 rondas del ejercicio anterior, inspira suavemente a través de los labios fruncidos. Después de cada contención de la respiración, intenta inspirar por la nariz.

Yo hago esto cada vez que tengo la nariz tapada y todavía no me ha fallado.

Reflexiones finales

El hecho es que la gente suele respirar demasiado por la respiración bucal. Cuando hacemos esto, vivimos en un estado de mayor estrés. Esto conduce a una serie de problemas de salud, como trastornos del sueño, asma y crecimiento facial anormal.

El objetivo de este post no es asustarte ni hacerte sentir mal por respirar por la boca. Es para ayudarte a avanzar en tu vida, aclarar algunos problemas de salud y empezar a respirar de la forma en que la naturaleza lo ha previsto.

Pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida durmiendo. Es importante que no perdamos ese tiempo respirando por la boca.

No puedo recomendar lo suficiente que consigas el libro de James Nestor «Respira» o el libro de Patrick McKeown «El Poder del Oxígeno«. No lo digo a menudo, pero te cambiará la vida.

Espero que lo pruebes en las próximas semanas y consigas ese sueño profundo y reparador que llevas tanto tiempo persiguiendo.

¡Puedes agradecérmelo después!

«Si tuviera que limitar mis consejos sobre una vida más sana a un solo consejo, sería simplemente aprender a respirar mejor». – Andrew Weil

Buena suerte y que duermas bien.

Apoya al podcast

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Mándame una paloma 🕊

Más episodios de esta categoría

Cierra la maldita boca
Episodio temático nº 19