cabecera pau ninja podcast

SIBO: las bacterias que te roban la energía

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en febrero, 2023

#438. El sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (o SIBO aunque suena a marca de coche) es más común de lo que piensas y es de esas «enfermedades» con las que te quieren hacer vivir toda la vida para que te mediques sin parar… pero tiene solución.

El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) es una enfermedad grave que afecta al intestino delgado. El SIBO se produce cuando hay un aumento de la población bacteriana en el intestino delgado. Los síntomas del sibo afectan principalmente al intestino. Los médicos especialistas en SIBO dicen que  es cada vez más frecuente por culpa de la dieta occidental antinatural que seguimos.

¿Que es el SIBO?

dolor estomago sibo

El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) es una afección que se produce cuando un número excesivo de bacterias coloniza el intestino delgado. Puede causar hinchazón, diarrea o estreñimiento.

Las bacterias son esenciales para el sistema digestivo, en forma de microbioma intestinal. Éste está presente sobre todo en el intestino grueso, pero el intestino delgado no contiene muchas bacterias.

Las secreciones gástricas y el movimiento de avance de los alimentos a través del sistema digestivo impiden que crezcan demasiadas bacterias en el intestino delgado. Sin embargo, si estas funciones no funcionan eficazmente, las bacterias pueden multiplicarse.

El intestino delgado no es capaz de manejar un número elevado de bacterias. Cuando una persona come, estas bacterias comienzan a fermentar los alimentos. En algunas personas, esto provoca síntomas.

El SIBO parece estar relacionado con el síndrome del intestino irritable (SII). Las personas con SII son más propensas a tener SIBO que el resto de la población. Sin embargo, no todas las personas con diagnóstico de SII dan positivo en las pruebas de SIBO.

Signos y síntomas del SIBO

Los síntomas de la SIBO pueden variar de una persona a otra, dependiendo de lo leve o grave que sea el crecimiento excesivo de las bacterias y de si hay alguna enfermedad coexistente.

Sin embargo, los síntomas pueden incluir:

  • Hinchazón.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Deficiencias vitamínicas inexplicables, especialmente una deficiencia de vitamina B12.
El tipo de microbio que crece en exceso también puede determinar los síntomas. Las investigaciones sugieren que las bacterias productoras de hidrógeno están más asociadas a la diarrea, mientras que las especies productoras de metano están más asociadas al estreñimiento.

Causas

mujer dolor sibo

Los médicos no siempre están seguros de las causas del SIBO. Hasta ahora, los investigadores han identificado los siguientes factores que pueden contribuir al SIBO:

Baja motilidad

Normalmente, los intestinos empujan los alimentos y las bacterias a través del tracto digestivo, lo que evita que se acumulen demasiadas bacterias en el intestino delgado.

Sin embargo, si alguien tiene una baja motilidad, este mecanismo se ralentiza, permitiendo que los alimentos fermenten en el intestino delgado.

Disbiosis

La disbiosis se produce cuando el microbioma de una persona se desequilibra, conteniendo demasiadas especies de microbios perjudiciales o no suficientes especies beneficiosas.

Todavía se está investigando cómo influyen las diferentes especies de microorganismos en la digestión, pero estudios anteriores sugieren que las personas con SII suelen tener menos diversidad, menos especies beneficiosas y mayores cantidades de especies productoras de metano en su microbioma, lo que puede ralentizar la motilidad.

Hipoclorhidria

Este término describe niveles bajos de ácido estomacal. Cuando una persona no tiene suficiente ácido estomacal, es posible que las bacterias migren más arriba en el tracto digestivo de lo habitual, ya que el entorno no es lo suficientemente ácido como para matarlas.

Los investigadores creen que las personas que toman inhibidores de la bomba de protones (IBP), tienen gastritis autoinmune o se han sometido a una gastrectomía tienen un mayor riesgo de sufrir hipoclorhidria y SIBO.

Sin embargo, no hay pruebas concluyentes al respecto, y la baja motilidad puede ser un factor de riesgo más importante.

Diferencias estructurales

intestino

A veces, el SIBO se produce porque una persona tiene diferencias estructurales en el tracto digestivo. Los ejemplos incluyen diverticulosis del intestino delgado, fístulas y un colon acortado.

Según un estudio de 2018, las personas que se han sometido a una colectomía tienen más riesgo de desarrollar SIBO.

Abuso de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede dañar el microbioma, provocando disbiosis, daños en las paredes intestinales e inflamación.

Factores de riesgo

Las personas con ciertas condiciones subyacentes son más propensas que otras a contraer SIBO. Entre estas personas se encuentran las que tienen:

  • Hipotiroidismo.
  • Diabetes.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Síndrome del intestino corto.
  • Amiloidosis.
  • Esclerosis sistémica.
  • Insuficiencia renal crónica.
El SIBO también es más común en los adultos mayores, posiblemente debido a una motilidad digestiva más lenta. También hay una mayor prevalencia entre las mujeres, pero las razones de esto no están claras.

Un pequeño estudio de 2017 encontró que las personas con obesidad tenían 11 veces más probabilidades de tener SIBO que aquellos sin obesidad.

No está claro por qué fue el caso, ya que el riesgo fue mayor en los participantes que tenían una motilidad digestiva y niveles de pH saludables. Se necesitan más investigaciones para entender la relación.

Diagnóstico

medico mujer estomago

El médico diagnosticará la SIBO preguntando por los síntomas y el historial médico de la persona. Puede palpar el abdomen en busca de signos de exceso de gases o hinchazón. Si sospecha que se trata de un SIBO, recomendará la realización de pruebas.

Prueba de aliento

Una prueba de aliento con lactulosa mide la concentración de hidrógeno y metano en el aliento de una persona. Los resultados de esta prueba pueden confirmar el diagnóstico de SIBO y revelar el alcance del sobrecrecimiento.

La persona tiene que ayunar durante 24 horas antes de la prueba. A continuación, bebe una solución azucarada que contiene lactulosa, un azúcar que sólo pueden descomponer las bacterias intestinales.

Cuando las bacterias descomponen el azúcar, producen gases que entran en el torrente sanguíneo y viajan a los pulmones. Una prueba de aliento mide estos gases cuando la persona exhala.

Prueba del aliento de la glucosa frente a la lactulosa

Algunos médicos realizan la prueba de la glucosa en el aliento en lugar de la prueba de la lactulosa en el aliento.

Algunos científicos han criticado este método, ya que el cuerpo puede absorber la glucosa rápidamente, lo que significa que podría no llegar a la zona de sobrecrecimiento.

Sin embargo, otros argumentan que esta rápida absorción puede ser una ventaja, ya que hace menos probable que el azúcar llegue al colon, donde generaría un resultado falso positivo al alimentar allí a un gran número de bacterias.

Aspiración y cultivo del intestino delgado

cultivo medico

Este es el estándar de oro para las pruebas de SIBO, pero es una prueba más invasiva. Las pruebas de aspiración del intestino delgado implican que un médico realice una endoscopia, lo que significa introducir una pequeña y fina cámara a través de la boca y hacia abajo en el estómago.

Cuando el dispositivo llega al duodeno, que es donde el estómago se une al intestino delgado, los médicos utilizan el endoscopio para tomar una muestra de tejido.

A continuación, envían la muestra a un laboratorio, que analiza las bacterias presentes.

Cabe señalar que en las pruebas de aspiración del intestino delgado, así como en las pruebas de aliento, no existe un umbral universalmente aceptado para lo que constituye un resultado positivo de SIBO. Esto hace que el diagnóstico sea más difícil para quienes tienen resultados menos concluyentes en las pruebas.

Otras pruebas

Las pruebas existentes para detectar la SIBO no siempre son precisas, por lo que el médico puede recomendar otras pruebas para obtener una mejor imagen de la salud digestiva de una persona. Éstas podrían incluir:

  • Análisis de sangre para detectar marcadores de autoinmunidad o inflamación
  • Una prueba de movilidad para determinar si alguien tiene algún problema estructural en el intestino delgado
  • Una prueba de permeabilidad intestinal, que evalúa si el revestimiento intestinal es «permeable»
  • Pruebas de heces para analizar el microbioma intestinal

Tratamiento

pildoras medicina tratamiento

Como la SIBO puede producirse por razones complejas, puede ser difícil de tratar. Existen varias opciones de tratamiento, como los antibióticos, los trasplantes de microbiota fecal y los cambios en la dieta.

Antibióticos

Este es el principal tratamiento para la SIBO. Los médicos pueden utilizar un tipo de antibiótico o una combinación para eliminar el sobrecrecimiento.

Una opción popular es la rifaximina (Xifaxan). Estudios anteriores sugieren que este antibiótico funciona mejor para las personas con sobrecrecimiento de hidrógeno dominante.

Las tasas de recurrencia tras el tratamiento de la SIBO son relativamente altas. Por este motivo, además de tomar antibióticos, es esencial abordar la causa subyacente del SIBO para reducir el riesgo de que el sobrecrecimiento vuelva a aparecer.

Dependiendo de la causa subyacente, esto puede significar la toma de medicamentos para acelerar la motilidad, la interrupción del tratamiento con IBP o el tratamiento de otras condiciones que puedan estar contribuyendo.

Probióticos y trasplantes de microbiota fecal

El papel de los probióticos en el tratamiento de la SIBO es controvertido.

Mientras que algunos estudios han demostrado que especies específicas pueden mejorar la motilidad y reducir el hidrógeno en el aliento, otros han demostrado que los probióticos pueden causar SIBO.

Si una persona tiene una motilidad baja y toma probióticos, es posible que éstos hagan más probable un sobrecrecimiento o empeoren uno ya existente. Los resultados pueden variar de una persona a otra.

El trasplante de microbiota fecal (TFM) es un tratamiento bastante nuevo que consiste en que un médico trasplante la flora intestinal de un donante a un paciente a través del recto.

Una vez más, la investigación ha producido resultados mixtos en el uso de este procedimiento como un tratamiento para SIBO. Algunos estudios de casos han señalado que el TFM parece causar SIBO.

Dieta para el SIBO

dieta sibo

Las dietas no pueden curar el SIBO, pero pueden reducir los síntomas. Lo que funciona puede variar de una persona a otra, pero una opción popular es la dieta baja en FODMAP.

La dieta baja en FODMAP limita la ingesta de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Se trata de sustancias que el cuerpo humano no descompone, lo que significa que las bacterias pueden alimentarse de ellas.

Limitar los alimentos ricos en FODMAP puede reducir los gases, la hinchazón, el estreñimiento y la diarrea.

Tanto el tipo como la cantidad de alimentos que una persona come son importantes en la dieta baja en FODMAP. Como es bastante compleja y puede implicar cambios importantes en la dieta, lo mejor es trabajar con un dietista para aplicarla.

Complicaciones

En los casos en que la SIBO es grave o no está bien controlada, una persona puede tener una diarrea o un estreñimiento importantes. Estos síntomas pueden dar lugar a complicaciones, como:

  • Deficiencias nutricionales
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Deshidratación
Estas complicaciones pueden afectar a muchos aspectos de la salud, incluidos los niveles de energía, las hormonas y la salud mental de una persona. Además, vivir con SIBO puede ser un reto, lo que puede causar estrés, ansiedad y bajo estado de ánimo.

Prevención

hombre dolor sofa

No siempre es posible prevenir la SIBO, pero las personas pueden tomar medidas para cuidar su salud intestinal. Entre ellas se encuentran las siguientes:

Llevar una dieta nutritiva y variada

Comer una gran variedad de alimentos puede ayudar a aumentar la diversidad de la flora intestinal, lo que puede reducir las posibilidades de disbiosis. Las frutas, las verduras y los cereales integrales son especialmente beneficiosos.

Dejar de fumar

Los cigarrillos y otros productos que contienen nicotina pueden cambiar la composición de la flora intestinal de una persona. Esto puede desempeñar un papel en la disbiosis.

Tomar procinéticos

Los procinéticos son un tipo de medicamento que acelera la motilidad digestiva. Pueden reducir el riesgo de SIBO en personas con un mayor riesgo de desarrollarlo, como aquellos que tienen condiciones subyacentes o toman IBP.

Un estudio de 2018 encontró que las personas que tomaron procinéticos e IBP juntos tenían menos probabilidades de recibir un diagnóstico de SIBO que aquellos que tomaron IBP solo.

Tratar la hipoclorhidria

Si una persona tiene un nivel bajo de ácido estomacal, el tratamiento de este problema puede reducir el riesgo de SIBO, aunque se necesitan más estudios para confirmar esta relación. El tratamiento de la hipoclorhidria por parte del médico dependerá de la causa.

Control de otras enfermedades

Si una persona tiene afecciones asociadas al SIBO, como el hipotiroidismo o la diabetes, el tratamiento eficaz de estas afecciones puede reducir el impacto que tienen en el sistema digestivo.

  • spotify
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.