El colapso monetario de Roma

autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en marzo, 2021

¿Te gusta el podcast? considera apoyar mi contenido uniéndote a la comunidad.

El podcast es 100% gratis pero las horas dedicadas a escribir guiones, búsqueda de info, grabar entrevistas y editar son posibles gracias a los que lo apoyan uniéndose a la Sociedad Ninja.

 

El sistema monetario romano

Durante el Imperio Romano, los emperadores jugueteaban con el suministro de dinero a través de un proceso llamado «recorte de monedas».

Recogían monedas de su pueblo y las acuñaban en nuevas monedas con menos contenido de oro o plata, con fines de lucro.

Con el tiempo, existieron demasiadas monedas, lo que devaluó su valor y dificultó la supervivencia de los ciudadanos romanos. Así comenzó la caída del Imperio Romano.

Sería prudente retroceder en el tiempo y aprender de los errores monetarios cometidos por uno de los mayores imperios de la historia. Sólo de esta manera, evitaremos repetir su misma caída.

Las monedas de oro y plata durante la República Romana

El denario era la moneda utilizada para el comercio y contenía 3,9 gramos de plata. Pero fue Julio César, el último dictador de la República Romana, quien creó la moneda aureus que contenía alrededor de 8 gramos de oro.

Las monedas de oro eran populares y ampliamente aceptadas, lo que las hacía fáciles de comerciar en toda Europa y el Mediterráneo.

Durante unos 75 años, la estabilidad económica reinó con la moneda de oro hasta el asesinato de César por la aristocracia.

El sucesor y sobrino nieto de César, Augusto, continuaría construyendo la edad de oro y transformaría la República Romana en el Imperio Romano.

El recorte de monedas durante el Imperio Romano

Lamentablemente, fue el emperador Nerón el primero en dedicarse al «recorte de monedas».

Con el recorte de monedas, el aureus se redujo de 8 a 7,2 gramos, a 6,5 gramos (bajo Caracalla), y 5,5 gramos (bajo Diocleciano).

Se introdujo una moneda de reemplazo llamada el solidus, compuesta por sólo 4,5 gramos de oro. Mientras tanto, el denario (moneda de plata) se redujo de 3,9 a 3,41 y sólo tenía rastros de plata para cubrir su núcleo de bronce, que desapareció rápidamente con el desgaste.

El recorte de monedas acabaría reduciendo el valor de las mismas, los salarios reales de los trabajadores, al tiempo que proporcionaría beneficios al Emperador.

El recorte de monedas redujo el valor real del áureo, aumentando la oferta monetaria, permitiendo al emperador seguir gastando en exceso de forma imprudente, pero finalmente resultando en inflación y crisis económicas, que los emperadores equivocados intentarían mejorar mediante un mayor recorte de monedas. Un ciclo vicioso sin fin.

La caída del Imperio Romano

Con el tiempo, el Imperio ya no tenía tierras prósperas que conquistar. Esto significaba que no podían recaudar pagos para financiar sus guerras o para financiar su fastuoso estilo de vida, la creciente base militar, o el creciente número de ciudadanos que vivían de los recursos del emperador.

Todo esto ponía a prueba los recursos del estado más allá de su capacidad para sostenerse. Atrapado en un bucle de retroalimentación, el emperador intentaba salvar sus finanzas mediante más recortes de moneda, impuestos y, a menudo, acusando a una persona de traición con el fin de confiscar todos sus activos.

Incluso desarrollaron un sistema de dos niveles en el que el gobierno y el ejército disfrutaban de los beneficios de un patrón oro, y el resto de la población estaba en moneda devaluada.

Con la moneda sin valor, la creciente inflación y los impuestos debido a los excesos de gastos del Emperador, se estaba volviendo imposible que la gente sobreviviera tal como estaba.

La gente comenzó a huir a tierras vacías donde al menos podían tener una oportunidad de vivir en autosuficiencia y donde se les podía ahorrar el tener que pagar altos impuestos sin salarios sustanciales.

Los ciudadanos del Imperio pasaron de tener riquezas y ser parte del mayor imperio de la historia a convertirse en siervos que vivían bajo sus señores feudales (los siervos eran trabajadores agrícolas que trabajaban en las fincas de sus señores).

El Imperio se desmoronó bajo el peso de su propia imprudencia.

Las viejas costumbres se resisten a morir

El recorte de monedas y la inflación resultante no sólo comenzó la caída del Imperio Romano, sino que también destruyó la libertad (económica) del pueblo romano.

Como podemos ver en la historia, los líderes estatales habitualmente buscan monopolizar el suministro de dinero y manipularlo para financiar sus propias necesidades. Es un hábito que permanece con nosotros hoy en día, cuando vemos que el gasto excesivo del gobierno causa tasas de hiperinflación como en Venezuela y Zimbabwe.

Su mala administración del dinero empobreció tanto a su gente que apenas pueden permitirse los bienes básicos.

Debido a que nuestro sistema monetario ha estado en funcionamiento durante tanto tiempo, es casi intrínsecamente imposible para la mayoría de la gente imaginar un sistema alternativo. Uno en el que la moneda no sea administrada, manipulada o poseída por nuestros gobiernos.

Una posible solución

Bitcoin ofrece esta posibilidad porque es una moneda digital que no es propiedad de un poder central. Es escasa y resistente a la hiperinflación. Y lo que esto significa es que protege la riqueza de la gente contra la pérdida de valor.

En otras palabras, Bitcoin quita el poder económico y la libertad a los gobiernos y los devuelve a manos de la población, ayudando a evitar el mismo destino del imperio romano.

Si el Bitcoin prospera, tendremos un dinero que no puede ser censurado por las autoridades, que no puede ser devaluado por los gobiernos, que no puede ser monopolizado por las corporaciones, que no puede ser fácilmente inspeccionado en masa, que no puede ser detenido por las fronteras y que puede ser accedido por cualquiera.

Apoya al podcast

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Mándame una paloma 🕊

Boletín para ninjas de la vida

Te aviso cuando saque un capítulo de lo que te interesa.


O si lo prefieres, pulsa aquí para desplegar y elegir tus intereses específicos.

Nota: recuerda desactivar la pestaña de «TODO» si sólo quieres recibir emails sobre estas temáticas.

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.

Episodios relacionados del podcast

Pau Ninja: el podcast

Menú