cabecera pau ninja podcast

Mis tipos de inversiones financieras

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en octubre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Invertir intimida a mucha gente. Hay muchas opciones, y puede ser difícil averiguar qué inversiones son las adecuadas para tu cartera. Esta guía te guía a través de 10 de los tipos de inversión más comunes y te explica por qué puedes considerar incluirlos en tu cartera. Si te tomas en serio la inversión, puede tener sentido encontrar un asesor financiero que te guíe. 

Acciones

Las acciones pueden ser el tipo de inversión más conocido y sencillo. Cuando compras acciones, estás comprando una participación en una empresa que cotiza en bolsa. Muchas de las mayores empresas del país -piensa en General Motors, Apple y Facebook- cotizan en bolsa, lo que significa que puedes comprar acciones en ellas.

Cuando compras una acción, esperas que el precio suba para poder venderla y obtener un beneficio. El riesgo, por supuesto, es que el precio de las acciones baje, en cuyo caso perderías dinero.

Los corredores venden acciones a los inversores. Puedes optar por una empresa de corretaje en línea o trabajar cara a cara con un corredor.

Bonos

Cuando compras un bono, básicamente estás prestando dinero a una entidad. Por lo general, se trata de una empresa o una entidad gubernamental. Las empresas emiten bonos corporativos, mientras que los gobiernos locales emiten bonos municipales.

Una vez que el bono vence (es decir, que lo has tenido durante un tiempo predeterminado), recuperas el capital que has gastado en el bono, más un tipo de interés determinado.

El tipo de rendimiento de los bonos suele ser mucho más bajo que el de las acciones, pero los bonos también suelen ser de menor riesgo. Por supuesto, existe cierto riesgo. La empresa a la que compras un bono podría quebrar, o el gobierno podría incumplir. Sin embargo, los bonos del Tesoro, especialmente, se consideran una inversión muy segura.

Fondos de inversión

Un fondo de inversión es un conjunto de dinero de muchos inversores que se invierte ampliamente en una serie de empresas. Los fondos de inversión pueden ser de gestión activa o de gestión pasiva. Un fondo gestionado activamente tiene un gestor de fondos que elige empresas y otros instrumentos en los que colocar el dinero de los inversores.

Los gestores de fondos intentan batir al mercado eligiendo inversiones que aumenten su valor. Un fondo de gestión pasiva se limita a seguir un índice bursátil importante, como el Dow Jones Industrial Average o el S&P 500. Algunos fondos de inversión invierten sólo en acciones, otros sólo en bonos y algunos en una mezcla de ambos.

Los fondos de inversión conllevan muchos de los mismos riesgos que las acciones y los bonos, dependiendo de en qué se invierta. Pero el riesgo es menor, porque las inversiones están intrínsecamente diversificadas.

Fondos cotizados en bolsa

Los fondos cotizados (ETF) son similares a los fondos de inversión en el sentido de que son un conjunto de inversiones que siguen un índice de mercado. A diferencia de los fondos de inversión, que se compran a través de una sociedad de fondos, los ETF se compran y venden en los mercados de valores. Su precio fluctúa a lo largo del día de negociación, mientras que el valor de los fondos de inversión es simplemente el valor neto de tus inversiones.

Los ETF se recomiendan a menudo a los nuevos inversores porque están más diversificados que las acciones individuales. Puedes minimizar aún más el riesgo eligiendo un ETF que siga un índice amplio.

Certificados de depósito

Un certificado de depósito (CD) es una inversión de muy bajo riesgo. Le das a un banco una cantidad de dinero durante un periodo de tiempo predeterminado. Cuando termina ese periodo de tiempo, recuperas el capital, más una cantidad predeterminada de intereses. Cuanto más largo sea el periodo de préstamo, mayor será el tipo de interés.

Los certificados de depósito no presentan grandes riesgos. Están asegurados por la FDIC hasta 250.000 dólares, lo que cubriría tu dinero incluso si tu banco se hundiera. Dicho esto, tienes que asegurarte de que no vas a necesitar el dinero durante el plazo del CD, ya que existen importantes penalizaciones por retiradas anticipadas.

Planes de jubilación

Hay varios tipos de planes de jubilación. Los planes de jubilación en el lugar de trabajo, patrocinados por tu empresa, incluyen los planes 401(k) y 403(b). Si no tienes acceso a un plan de jubilación, puedes obtener un plan de jubilación individual (IRA), de la variedad tradicional o Roth.

Los planes de jubilación no son una categoría de inversión independiente, en sí, sino un vehículo para realizar inversiones, incluida la compra de acciones, bonos y fondos. La mayor ventaja de los planes de jubilación -aparte de los planes IRA Roth- es que aportas dólares antes de impuestos. No pagarás impuestos sobre el dinero hasta que lo retires en la jubilación, cuando presumiblemente estarás en un tramo impositivo más bajo. Los riesgos de las inversiones son los mismos que si las compraras fuera de un plan de jubilación.

Opciones

Una opción es una forma algo más complicada de comprar una acción. Cuando compra una opción, está adquiriendo la capacidad de comprar o vender un activo a un precio determinado en un momento dado. Hay dos tipos de opciones: las opciones de compra, para comprar activos, y las opciones de venta, para vender opciones.

El riesgo de una opción es que la acción disminuya su valor. Si la acción disminuye con respecto a su precio inicial, usted pierde su dinero. Las opciones son una técnica de inversión muy avanzada, y debe obtener la aprobación para participar en el mercado de opciones.

Anualidades

Muchas personas utilizan las rentas vitalicias como parte de su plan de ahorro para la jubilación. Cuando se adquiere una renta vitalicia, se compra un contrato con una compañía de seguros y, a cambio, se obtienen pagos periódicos. Los pagos pueden comenzar de inmediato o en una fecha futura determinada. Pueden durar hasta la muerte o sólo durante un periodo de tiempo predeterminado.

Aunque las rentas vitalicias tienen un riesgo bastante bajo, no son de alto crecimiento. Son un buen complemento de los ahorros para la jubilación, más que una fuente integral de financiación.

Criptodivisas

Las criptodivisas son una opción de inversión bastante nueva. El Bitcoin es la criptodivisa más famosa, pero hay muchas más. Las criptodivisas son monedas digitales que no tienen ningún respaldo gubernamental. Puedes comprarlas y venderlas en las bolsas de criptodivisas. Algunos comercios incluso te permiten comprar con ellas.

Las criptomonedas suelen tener fluctuaciones salvajes, lo que las convierte en una inversión muy arriesgada.

Materias primas

Las materias primas son productos físicos que puedes comprar. Pueden ser productos agrícolas como el trigo, la cebada y el maíz, o productos energéticos como el petróleo, el carbón o la energía solar. Los metales preciosos como el oro y la plata son algunas de las materias primas más comunes.

La inversión en materias primas corre el riesgo de que el precio del producto baje rápidamente. Por ejemplo, las acciones políticas pueden cambiar mucho el valor de algo como el petróleo, mientras que el clima puede afectar al valor de los productos agrícolas.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría

Mis tipos de inversiones financieras
Episodio temático nº 23