Letonia es un país fallido (menos si estás soltero)

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en noviembre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

#271. Después de pasar más de 183 días en Estonia me fui a Riga, la capital de Letonia, a hacer un poco de daygame, coworking y a ponerme to-mazao. Con apenas antelación, el gobierno corrupto (otro más) ha anunciado que cierra el país en cuarentena total.

¿Cómo es vivir en Letonia?

Ciertamente, Letonia no es un país que venga a la mente cuando se habla de viajar por Europa. Por cierto, ¿dónde está realmente Letonia?

El país forma parte del llamado «Báltico», un término comúnmente utilizado para agrupar a los tres estados soberanos del norte de Europa en la orilla oriental del Mar Báltico: Estonia, Letonia y Lituania.

Sin embargo, la proximidad entre los tres países no es cultural ni lingüística: mientras que la lengua en Letonia y Lituania se parece al ruso, en Estonia procede del finés, la misma rama lingüística que el finlandés. 

Lo mismo puede decirse del comportamiento de la gente: en Estonia se sienten halagados de que les llamen escandinavos, mientras que en Letonia la falta de sonrisas y las miradas acorraladas me recordaron mucho a los rusos.

De hecho, por aquí es habitual escuchar al menos 2 idiomas a diario: letón y ruso. Al igual que en Estonia, debido al largo periodo de ocupación por parte de la URSS, una gran parte de la población sigue hablando ruso, en su mayoría personas mayores que no aprendieron la lengua oficial.

Esto también se puede ver en las señales de tráfico y en los avisos del transporte público: no hay inglés (a diferencia de Tallin).

Pensarás que eso debería ser distinto en la capital, Riga. La capital de un país acostumbra a estar más avanzada que el resto del país, ¿no?.

Pues no.

Transporte

Riga es una ciudad que se hace bien a pie, pero hay una gran variedad de opciones de transporte público para elegir: tranvías, autobuses y trolley buses (es decir, autobuses eléctricos). Además, hay unas minifurgonetas bastante dudosas que hacen el mismo recorrido que los autobuses, pero que aparecen un par de minutos antes que ellos. Personalmente, no dan mucha pinta de ser fiables.

Y, por la razón que sea, algunos tranvías y autobuses comparten los mismos números pero hacen rutas completamente diferentes, lo que significa que existe la posibilidad de perderse. Creo que me limitaré a caminar.

Seguridad

La gente parece bastante paranoica con su seguridad. Para entrar en mi piso, tuve que utilizar un código pin para acceder al edificio. Luego tengo un conjunto de puertas que hay que desbloquear. Luego tengo una segunda puerta con dos cerraduras para desbloquear.

Aun así, supongo que es con razón. A un amigo le intentaron quitar la cartera por la calle. Digo yo que los locales sabrán lo que hacen.

Corrupción

Letonia es una sociedad todavía post-soviética en la que los tejemanejes son el pan de cada día. La corrupción sigue siendo uno de sus mayores obstáculos.

Aparentemente, la norma es iniciar proyectos públicos (normalmente de movilidad urbana) para luego blanquear dinero a través de ellos. Es el caso de los cientos de tramos de carretera en obras desde hace años, o el caso de la red de tram en Riga en el que, según los medios de comunicación, podrían haberse pagado hasta 20 millones de euros en sobornos.

Discriminación

Latvia es uno de los 7 países europeos que no reconocen ninguna forma de unión entre personas del mismo sexo, y un estudio reciente dice que es el segundo peor país europeo para ser LGTBI.

El primer desfile del orgullo gay de Letonia fue en 2005, que fue también el año en que Letonia modificó su constitución para especificar que el matrimonio sólo podía ser sellado entre un hombre y una mujer. Casualidad, por supuesto.

Desde entonces, han sido varios los intentos que se han hecho para legalizar uniones entre personas del mismo sexo, pero todas han sido rechazadas. Además, parece que los políticos no tienen ningún tipo de reparo en ir soltando comentarios homófobos cuando eso ocurre.

Integración y hospitalidad

Recordemos que Riga lleva un retraso de unos 50-60 años respecto al mundo occidental en cuanto a cultura a causa de la gran influencia que tuvo en Letonia la Unión Soviética. La intolerancia hacia los homosexuales, el racismo, la forma de pensar… todo está basado en viejos estereotipos.

Eso se nota en el día a día. En Riga alguien puede (accidentalmente) chocarse contigo y marcharse sin disculparse e incluso sin mirarte.  La actitud hacia los turistas también es bastante mala: por ejemplo, restaurantes, taxis… la norma es cobrarte de más porque hablas inglés.

Conclusión

Letonia tiene sus pros, por supuesto: Riga es una ciudad bonita, con su centro histórico y demás, la comida en Letonia es barata y las chicas son guapísimas… pero en general me dejó impresión de país fallido.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.