cabecera pau ninja podcast

Aprendiendo a morir con el Dr. Juan Sarmentero

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en febrero, 2024

#451. El acompañamiento en el proceso de la muerte es un tema del que se habla tan poco que no pude evitar invitar al Doctor Juan Sarmentero cuando se presentó en Sociedad Ninja.

Ninguna píldora mágica resuelve el misterio de la muerte, pero es necesario aprender a utilizar los recursos médicos y las prácticas culturales para morir mejor.

Es necesario hacer hincapié en nuestra interdependencia, y advertir de que hay que evitar la obstinación terapéutica y reconocer las dimensiones morales de la muerte.

Ars moriendi

mano tiempo reloj

Las experiencias clínicas han llevado a crear un compendio sobre la muerte en la tradición del ars moriendi (el arte de morir).

La literatura del ars moriendi se remonta al menos a la Europa medieval, cuando los supervivientes de la peste bubónica necesitaban esperanza e instrucciones sobre qué esperar, qué decir y qué hacer mientras la gente agonizaba.

La sabiduría del ars moriendi ayudaba a las personas a superar pruebas físicas y emocionales comunes. La desesperación, la pérdida de fe y otras tribulaciones seguían ocurriendo, pero los seres queridos sabían cómo responder, a menudo con preguntas que resucitaban la esperanza y la paz.

Eso no quiere decir que exista una fórmula para eliminar el miedo y hacer que morir sea sencillo. Morir descoloca a todo el mundo, por eso es necesario practicar esa realidad a tu propio ritmo.

¿Qué se entiende por una buena muerte?

flor tumba

Puede parecer extraño pensar en la muerte como algo que se puede «hacer bien«. Pero pocas cosas desearíamos más para nosotros y nuestros seres queridos que una buena muerte.

Si te estás muriendo, es probable que quieras estar en paz, lo más cómodo posible y rodeado de tus seres más queridos. Probablemente querrás morir en casa, y probablemente no querrás un tratamiento invasivo si está claro que con ello ganarías poco.

Es importante contar con un círculo de apoyo. Esta comunidad puede estar formada por familiares y amigos, cuidadores, médicos, un capellán o un sacerdote, entre otros.

Esto es importante no sólo en el momento de la muerte, sino durante todo el proceso. Contar con una comunidad de acompañamiento a lo largo del camino puede ayudarte a prepararte, aportándote consuelo y paz espiritual.

Estar con las personas que conoces y quieres puede reconfortar tu viaje.

Trabajo corporal

Los avances médicos llevan a algunas personas a creer que pueden escapar de la muerte. El miedo a perderse un tratamiento que salve vidas hace que los médicos sigan ofreciendo -y los pacientes aceptando- tratamientos paralizantes, a pesar de que los estudios demuestran sus perjuicios.

Un estudio realizado en 2010 en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico metastásico del Hospital General de Massachusetts comparó los cuidados paliativos con el tratamiento estándar.

Los pacientes que recibieron cuidados paliativos con apoyo psicológico vivieron más tiempo y declararon tener mejor calidad de vida que los que recibieron atención médica estándar.

Los médicos quedaron conmocionados por este resultado y por otros similares con diferentes poblaciones de pacientes. Diez años después, muchos oncólogos siguen sin saber cuándo o cómo pasar de los tratamientos curativos a los cuidados paliativos.

La quimioterapia, la inmunoterapia y otros avances tecnológicos pueden crear falsas esperanzas y hacer perder tiempo y energía a los pacientes moribundos.

Los pacientes equiparan erróneamente tratamiento con esperanza.

hospital

Mientras tanto, la enfermedad, los efectos de los fármacos, la fatiga y la depresión dificultan el pensamiento y la toma de decisiones.

Cuando la muerte amenaza, debemos mantenernos alerta, protegernos del encanto del hospital y no confiar en la tecnología para que nos libere del miedo a la muerte.

Hay pocas veces que la muerte en el hospital puede ser necesaria, pero el mensaje primordial es que el trabajo de morir se hace mejor en casa, entre comunidades de apoyo y familiares.

Trabajo moral

pesame

Cuidar el cuerpo es sólo una parte de morir bien. Morir bien requiere que vivamos bien, y vivimos mejor en compañía de comunidades que nos ayudan a dar sentido a nuestra finitud y a encontrar la belleza en la decadencia.

La realidad se estrella contra esa última palabra: «decadencia». Deterioro, desintegración, cuerpos en el suelo… las connotaciones no son bonitas, pero la instrucción de encontrar belleza en la decadencia es clara.

¿Cómo encontrar la belleza en la incapacidad y la extinción? El reconocimiento de la dignidad humana es el primer paso. Discernir la dignidad en una persona incapacitada es especialmente difícil en una sociedad que valora tanto la potencia y las posesiones como la nuestra.

Una amiga me describió una vez su trabajo en un hospicio diciendo: «No hay nada digno en estar tan enfermo, que alguien te limpie el culo, que te vea vomitar». Esas experiencias asustan y confunden a muchas personas que olvidan que la dignidad reside en el interior.

En realidad, los efectos indignos de la enfermedad pueden oscurecer la dignidad humana, pero nunca anularla.

Satisfacer las desordenadas necesidades humanas es la labor moral del acompañamiento. Por lo general, los enfermos terminales necesitan que otros les recuerden quiénes son, quiénes han sido y cómo pueden seguir viviendo después de la muerte.

En La peste, Camus describe la labor asistencial de los trabajadores sanitarios. «No era un trabajo glorioso -era un trabajo moral- y era necesario para la comunidad, ya que permitía a los que participaban enfrentarse a sus miedos a la muerte mientras se relacionaban entre sí».

Comprometerse con los moribundos pronto se hace difícil. La muerte llega demasiado pronto y tarda una eternidad en llegar. La impaciencia se filtra en los seres queridos, que se sienten presionados para arreglar algo, exigir algo, estar en cualquier sitio menos con el moribundo.

duelo manos

En los años 60, Dame Cicely Saunders fundó el movimiento moderno de los hospicios para enseñar a la gente a superar esta impaciencia.

Según Saunders, las necesidades de los moribundos se resumen en las palabras que Jesús pronunció en el huerto de Getsemaní: «Velad conmigo».

Los cuidadores deben ser observadores, aportar habilidad y compasión a la cabecera del enfermo, pero, lo que es más importante, estar allí cuando no puedan hacer absolutamente nada.

Trabajo de duelo

duelo

El duelo comienza mucho antes de que una persona muera.

La literatura medieval sobre el ars moriendi animaba a los miembros de la comunidad a visitar al enfermo para llorar juntos su muerte mientras aún vivía. La gente compartía recuerdos, reía y lloraba, pedía y daba perdón. Esto reforzaba la importancia de cada vida y facilitaba que el moribundo se despidiera de todo y de todos.

Existían intrincados rituales de embalsamamiento, rituales de lavado y tradiciones funerarias que mantienen la conexión mientras la gente se enfrenta a la pérdida de un ser querido o de un miembro de la comunidad.

Los servicios funerarios religiosos, como la tradición judía del nueve, shiva, sheloshim y yahrzeit, ofrecen compañía y consuelo durante todo un año. Las personas se curan cuando lloran juntas.

La epidemia de COVID ha trastornado nuestro duelo. Los pacientes se encuentran aislados en el momento de la muerte.

Sus seres queridos sienten miedo, pérdida y culpa durante toda la enfermedad y mucho después de la muerte.

Funerales

Los funerales, en el mejor de los casos, son teatro. Estas representaciones por y para la comunidad están diseñadas para desencadenar emociones y ayudar a la gente a ver verdades sobre la vida más allá de ellos mismos.

Las restricciones legales y de salud pública impiden el duelo comunitario, dejando a los supervivientes en mayor riesgo de reacciones de duelo complicadas.

No pueden estar seguros de que se hizo todo lo posible por la persona, no conocen las últimas palabras, no pudieron despedirse.

Aprender a morir bien ocurre cuando las comunidades hacen el trabajo corporal, el trabajo moral y el trabajo del duelo. Por desgracia, quienes más lo necesitan no suelen llegar a este mensaje esperanzador.

Los enfermos terminales suelen estar demasiado distraídos o cansados para ello.

¿Por qué es importante saber cómo morir?

hospital familiar

Por un lado, puedes comprender plenamente la importancia de tu vida actual, de toda ella. Puede que no estés exactamente donde quieres estar en la vida. Financieramente. Socialmente. Espiritualmente.

Puede que no tengas el trabajo que deseas, el estilo de vida que prefieres, o que sientas que algo falta profundamente dentro de tu alma.

Aun así, tu vida sigue ahora mismo. No después de ponerte en forma o encontrar la pareja adecuada o ganar el dinero que quieres ganar. Ninguna de esas cosas, te digas lo que te digas, te impide vivir tu vida al máximo ahora mismo.

No puedes dejar que eso te impida llamar a un viejo amigo para decirle: «Hola, ¿qué tal?».

No puedes dejar que te robe esos pocos momentos preciosos con tu hijo que nunca recuperarás. No puedes permitir que te robe la paz, la alegría o la felicidad porque todo lo que tienes es el ahora mismo. Eso es todo lo que te garantiza la vida.

Si aprender a morir te ayuda a saber vivir mejor, la claridad es el plan para vivir esta vida. Y sin claridad, no entenderás del todo lo que todo esto significa. Puede que creas que sabes lo que quieres de la vida, pero puede que estés más equivocado de lo que imaginabas.

Comprender perfectamente cómo quieres vivir tu vida evitará que aparezcan muchos remordimientos en el futuro. ¿Quién quiere heredar arrepentimientos al envejecer?

Lo mejor sería que aprendieras esta lección ahora y no años después. Ahora mismo, tienes la oportunidad de empezar a vivir tu vida de la manera que elijas diseñarla.

Puede que más adelante sigas arrepintiéndote, pero lo más probable es que sean cosas mucho más triviales, y es menos probable que sean de las que te dejan despierto por la noche mirando al techo, preguntándote dónde se ha ido el tiempo.

Otras razones para descubrir la claridad cristalina

vela flor

Presencia Plena

Durante años, oí esta frase o algo parecido y no entendía realmente lo que significaba estar plenamente presente. Cuando tienes clara tu vida, quién quieres ser y cómo quieres emplear tu tiempo, la presencia se vuelve bastante accesible.

Mejores relaciones

Casi todos queremos que nuestras relaciones sean estupendas, si no mejores. Por lo tanto, tenemos que hacer el trabajo que requiere porque esto forma parte de vivir una gran vida.

Cultiva tu mejor versión

Cuando mejoras tu mentalidad ante la vida, cultivas la claridad, te haces plenamente presente y fortaleces tus relaciones, no puedes evitar acercarte a la mejor versión de ti mismo.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.