un podcast

Para las mentes curiosas

Si tu curiosidad intelectual no te deja pasar muchos días sin querer aprender algo, este es tu podcast.

Todos los episodios

Temáticas del podcast

A continuación tienes los mejores episodios del podcast sobre emprendimiento.

[su_spoiler title="También puedes escuchar otras alternativas." style="default"]

Pulsa aquí para ver los mejores.

Los mejores podcast sobre emprendimiento

Los emprendedores deben perseguir nuevas capacidades y estrategias para maximizar el crecimiento de sus negocios. Sin embargo, encontrar el tiempo necesario para asistir a un seminario o leer un libro puede suponer un problema, sobre todo a la hora de equilibrar el tiempo y la atención que requieren las empresas y la vida familiar.

Así que, ¿cómo se puede combinar todo esto? Muy sencillo: con un podcast sobre emprendimiento.

Estos podcasts se están convirtiendo rápidamente un recurso habitual entre los mejores emprendedores, tanto en España como en el resto del mundo.

El motivo es que están llenos de entrevistas con expertos, de conversaciones fascinantes y de contenidos originales que podrás absorber mientras vas y vienes del trabajo, esperas un vuelo o corres en una cinta.

Así que, ¿por qué no aprovechar este contenido y aprender de las mejores mentes de los negocios cuando comparten sus experiencias, sus consejos y sus puntos de vista que a menudo son directamente aplicables a tus emprendimientos?

Pues bien, aquí tienes una lista de los 10 mejores podcasts sobre emprendimiento para que te pongas manos a la obra.

The Tim Ferriss Show

El revolucionario libro “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferriss transformó la manera en que muchos emprendedores y profesionales gestionan su tiempo y su productividad.

Pues bien, Tim ofrece el mismo contenido atractivo en su podcast sobre emprendimiento “The Tim Ferriss Show”. Incluye una gran variedad de invitados (desde Katie Couric hasta Tony Robbins, pasando por Seth Godin) para analizar las tácticas y las estrategias que utilizan las personas de alto rendimiento para tener éxito en los deportes, el arte y los negocios, tanto digitales como más tradicionales.

No te pierdas: el extremadamente popular episodio en el que el autor Michael Pollan te guía a través de la nueva ciencia de los alucinógenos.

Stanford Entrepreneurial Thought Leader

Si te interesa el pensamiento académico y quieres aprender de emprendedores sobre cuyos nombres lees a diario, prueba la serie de podcasts de la Universidad de Stanford titulada “Entrepeneurial Thought Leaders”.

Con invitados que incluyen a renombrados inversores salidos de la facultad de Stanford, los episodios de esta serie reúnen un montón de valor y conocimiento en fragmentos de una hora.

No te pierda: el debate sobre el futuro con Elon Musk te enganchará.

The GaryVee Audio Experience

Gary Vaynerchuk, el carismático magnate de los medios de comunicación y defensor de los emprendimientos, puede añadir otro logro a su currículum: ser el presentador de un podcast sobre emprendimiento que está entre los más populares de iTunes.

The GaryVee Audio Experience posee un característico estilo directo y sin pelos en la lengua, e incluye una combinación de discursos de presentaciones, entrevistas sobre negocios y publicidad, además de consejos sobre motivación.

No te pierdas: el episodio más popular de GaryVee podrá ayudarte a superar la ansiedad.

EntreLeadership

Si para ti es una prioridad mejorar como líder, suscríbete a EntreLeadership. Se trata de un podcast sobre emprendimiento que incluye invitados como Mark Cuban y Simon Sinek.

Su presentador, Ken Coleman, realiza magistrales entrevistas de las que es posible extraer puntos de vista profundos y consejos útiles que serán de provecho para cualquier emprendedor, tanto en España como en cualquier parte del mundo. Además, abarca un montón de temas que van desde la cultura empresarial al dinero.

No te pierdas: la entrevista a Daniel Pink sobre la manera en que la planificación afecta al rendimiento, y sobre cómo aprovechar tus mejores momentos del día en cuanto a productividad.

Millionaire Mindcast

Éste es un podcast sobre emprendimiento para millonarios (o aspirantes a serlo) qué examina la forma en que se conectan la mentalidad y el dinero a través de las experiencias de los mejores líderes.

Presentado por el inversor en bienes inmuebles Matt Aitchison, sus episodios te resultarán muy esclarecedores mientras persigues tus objetivos financieros, tanto si se trata de emprendimientos digitales como de sectores más tradicionales.

No te pierdas: el episodio 142 incluye una motivadora historia sobre una persona humilde que acaba convirtiéndose en millonario, y que seguro que te llamará la atención.

She Did It Her Way

Este podcast sobre emprendimiento de la consultora empresarial y oradora Amanda Boleyn ofrece un punto de vista femenino sobre los emprendimientos que ayuda a las mujeres con la motivación y los consejos que hacen falta para crear y hacer crecer sus propias empresas de éxito.

Fue considerado por la revista Forbes como uno de los 12 mejores podcasts sobre emprendedores. Y es que explora temas propios de las mujeres emprendedoras y proporciona consejos prácticos que resultan de utilidad tanto en España como en cualquier otro lugar del mundo.

No te pierdas: uno de los episodios más populares está protagonizado por la estratega Molly Sapp.

Wonder

Éste es otro valioso podcast para mujeres emprendedoras que pertenece a la serie Entrepreneur’s Organization.

Presentado por Kalika Yap, una carismática emprendedora y miembro de EO Los Ángeles, este podcast conecta a los oyentes con los desafíos, los triunfos y la inspiración de emprendimientos transformadores.

Sus temas abarcan desde el equilibrio entre la familia y el trabajo hasta el liderazgo de las mujeres en los negocios y la superación de los desafíos únicos que conlleva. “Wonder” tiene invitados bastante conocidos entre los que se incluyen Lisa Sugar de PopSugar, Devin Alexander del programa de televisión “The Biggest Loser”, y muchos otros.

No te pierdas: el episodio de Jill Willard, que es el más valorado de todos y que explica cómo recurrir a tu intuición para tener una ventaja en los negocios.

The James Altucher Show

James Altucher, el exitoso emprendedor, escritor e inversor, también presenta uno de los mejores y más populares podcasts de iTunes.

Con una gran diversidad de invitados que incluyen a Tim Ferriss, Wolfgang Puck, Tony Hawk y Arianna Huffington, podrás disfrutar de un contenido muy interesante ofrecido por quienes marcan la diferencia en sus industrias.

Además, podrás encontrar consejos que puedan aplicarse en tu aventura emprendedora tanto en España como en cualquier otro país.

No te pierdas: el sentido práctico de Altucher brilla en todo su esplendor en su sincero debate con el autor Tucker Max.

How to Start a Startup

Aprender de Y Combinator y de Stanford resulta ideal si te planteas en serio lanzar un negocio, tanto si se trata de emprendimientos digitales como de otros más tradicionales. Ése es el motivo por el que este podcast sobre emprendimiento es especialmente valioso.

Está estructurado a modo de curso intensivo a lo largo de más de 20 episodios, e incluye conferencias de destacados inversores y emprendedores merecedores de un lugar propio en Stanford. De esta forma, Sam Altman, Adora Cheung y Peter Thiel exploran estrategias de negocios, escalado, desarrollo de productos y mucho más.

No te pierdas: si quieres aprovecharlo al máximo, realiza el curso desde el principio.

Unemployable

¿Alguna vez has trabajado para otra persona o empresa y te has dado cuenta de que no es lo tuyo? ¡Entonces éste es tu podcast!

“Unenployable” está enfocado a los emprendedores en solitario, autónomos y consultores. Lo presenta Brian Clark, que es el conocido fundador de Copyblogger.

El divertido punto de vista de Brian sobre los emprendimientos ha atraído a una gran diversidad de invitados.

Desde el icono del punk rock Henry Rollins hasta los autores Daniel Pink y Jenny Blake, pasando por el gurú de las redes sociales Gary Vaynerchuk, este podcast no sólo te ayudará a superar tu incapacidad de trabajar para otros, sino que también te proporcionará consejos y puntos de vista muy valiosos.

Mejores episodios del podcast sobre emprendimiento

[/su_spoiler]

A continuación tienes los mejores episodios del podcast sobre estilo de vida.

[su_spoiler title="También puedes escuchar otras alternativas." style="default"]

Pulsa aquí para ver los mejores.

En los últimos años, los podcasts han vivido un gran auge en su popularidad y hoy en día hay miles entre los que elegir, todos ellos pujando por un hueco en el tiempo que dedicas a ir al trabajo.

La superación personal sigue siendo uno de los temas más habituales, ya que muchos de nosotros solemos buscar maneras de mejorar nuestro estado de ánimo en este mundo caótico.

Los mejores podcast sobre estilo de vida

Por suerte, es relativamente fácil encontrar un buen podcast sobre la vida. De hecho, hay un montón de ellos.

Así que si buscas el mejor podcast de estilo de vida, a continuación incluyo una lista de mis favoritos.

En ellos podrás escuchar desde personas famosas que hablan públicamente sobre su salud mental en “Happy Place” de Fearne Cotton hasta las últimas entrevistas de Karren Brady a exitosas líderes femeninas. Así que prepárate para deleitar a tus oídos con algunas palabras motivadoras.

Happy Place

Al tratarse de una reputada locutora, no es ninguna sorpresa que Fearne Cotton también presente un excelente podcast de estilo de vida.

En “Happy Place”, la antigua presentadora de BBC Radio 1 realiza entrevistas sinceras con una gran variedad de personajes famosos centrándose en la cuestión de lo que significa para ellos la felicidad.

Entre sus eclécticos invitados se encuentran nombres muy conocidos como Stephen Fry, Natalie Dormer y Zoe Sugg. Además, cada episodio ofrece una perspectiva única sobre las vidas y las mentes de algunas de las personas más fascinantes que podrás conocer, y que te ofrecerán valiosas lecciones de vida.

“Me encanta tener conversaciones auténticas con personas cuyas historias y respuestas nos ayuden a estar unidos”, afirma. “Son historias que destacan la humildad, la fuerza y la vulnerabilidad, y que pueden ayudar a otros (incluyéndome a mí misma) a sentirnos inspirados y comprendidos”.

“Las personas son muy interesantes, sobre todo quienes están dispuestos a quitarse las capas que muestran al mundo. Esto hace que disfrute haciendo este podcast sobre la vida”.

“Happy Place” no siempre es fácil de escuchar, ya que suele tratar temas como la adicción, las pérdidas personales y las enfermedades mentales. Sin embargo, no cabe duda de que es una escucha inspiradora.

Where Should We Begin? con Esther Perel

La presentadora de este podcast sobre la vida es una de las sexólogas y terapeutas de pareja más reconocidas.

De esta manera, podrás aprender de la experiencia de Esther Perel escuchando sus sesiones de terapia con parejas anónimas.

Sus episodios crudos y a menudo emocionales abarcan una gran variedad de temas: desde superar una infidelidad hasta las sequías de sexo en el matrimonio.

En cualquier caso, tanto si estás soltero como en una relación a largo plazo, los consejos de Perel te permitirán aprender un montón de cosas.

How to Fail con Elizabeth Day

Podemos aprender un montón de nuestros éxitos, pero ni de lejos son tan esclarecedores como nuestros fracasos.

Al menos, eso es lo que dice la periodista Elizabeth Day, presentadora de este exitoso podcast de estilo de vida que demuestra lo importante que es equivocarse.

En concreto, podrás escuchar a personas de todas las clases sociales confesando sus mayores fracasos y hablando sobre lo que aprendieron de ellos. Algunos de sus invitados incluyen a Lily Allen, David Baddiel y Alastair Campbell.

“La idea de este podcast sobre la vida se me ocurrió mientras estaba superando una ruptura. Estaba manteniendo un montón de conversaciones con mis amigas más cercanas sobre la tristeza, y pronto me di cuenta de que todos hemos experimentado fracasos similares. Sin embargo, todos sentimos que acabamos fortalecidos de esos fracasos.”

“Por lo tanto, empecé a analizar la manera en que categorizamos los fracasos y a pensar en lo fantástico que sería si, en esta época de perfección y de cuentas de Instagram retocadas, pudiéramos abrirnos en conversaciones sinceras en público sobre las cosas que fallaron y lo que aprendimos de esos episodios de nuestras vidas”.

Nobody Panic

¿Tienes problemas para establecer prioridades? ¿Tienes dudas sobre cómo se liga por Internet? ¿Quieres aprender cómo se echa una buena siesta?

Entonces dale a una oportunidad a este podcast de estilo de vida, que es una completa guía vital para aspirantes a adultos.

El dúo cómico formado por Stevie Martin y Tessa Coates son los divertidos presentadores que intentan abordar algunas de las mayores cuestiones de la vida: desde cómo ser feliz a cómo ser una bruja (sí, en serio).

En definitiva, es una escucha divertida y ligera.

Ctrl Alt Delete

Desde Lena Dunham hasta Hari Nef, pasando por Nimko Ali y Greta Gerwig, si quieres aprender sobre el éxito en el mundo digital y quieres escuchar a algunos de tus creadores de tendencias preferidos hablando sobre la creatividad, las redes sociales y el feminismo, entonces éste es tu podcast de estilo de vida.

Emma Gannon es la perspicaz entrevistadora, y cada episodio de este podcast sobre la vida es tan fascinante como el anterior.

Además de hablar con una gran variedad de invitados famosos, Gannon también habla con personas menos conocidas que tienen una gran influencia en distintos campos, incluyendo Alex Loizou (fundador del sitio de moda independiente Trouva) y Sharmadean Reid (que fundó WAH Nails).

Safe For Work

La mayoría de la gente se pasa más tiempo en la oficina que en sus propias casas. Por lo tanto, resulta importante cultivar un espacio de trabajo positivo al que tengas ganas de ir cada día.

Y precisamente a eso pretende ayudarte este blog de estilo de vida. Cada semana, los presentadores Liz Dolan (antigua jefa de marketing en Nike) y Rico Gagliano (colaborador del periódico The Wall Street Journal) ofrecen consejos profesionales sobre cualquier asunto que se te pueda venir a la cabeza.

Además, cuentan con la ayuda de sus invitados, que son expertos en los temas tratados.

Desde cómo comer sano en tu escritorio hasta cómo lidiar con los cotilleos de oficina, se trata de una escucha fundamental para cualquiera al que le suponga una molestia acudir al trabajo (que probablemente no son pocos).

If I Can Do It con Bryony Gordon

Esta exitosa autora y defensora de la salud mental presenta esta serie de podcasts con el objetivo de demostrar que el camino hacia el éxito rara vez suele ser fácil.

La primera invitada de Gordon fue la Spice Girl Mel B, que se abrió sobre su experiencia con la violencia doméstica.

Se trata del segundo podcast sobre la vida que presenta esta periodista después de “Mad Girl”, en el que entrevistaba a personas sobre su salud mental.

Gordon explica que “If I Can Do It” busca empoderar a los oyentes y servirles de inspiración para que consigan sus objetivos.

Esto es algo que ella conoce de primera mano después de haber corrido la maratón de Londres dos veces a pesar de que un par de años antes ni siquiera podía correr para coger un autobús.

Como dice, “quería crear un podcast que animase a los oyentes a hacer lo que creían que no podían conseguir”.

Get What You Want

Este podcast sobre la vida trata de cómo ser una mujer en el mundo de los negocios, y está presentado por Karren Brady.

Hasta ahora, la asesora de la versión británica del programa de televisión “El Aprendiz” y vicepresidenta del club de fútbol West Ham ha entrevistado a Jo Malone y Elizabeth Truss, secretaria del Tesoro británico.

Uno de los episodios incluye una motivadora entrevista con la inversora Helena Morrissey, que es jefa de inversión en la firma Legal & General Investment Management.

En esta entrevista le cuenta a Brady cómo equilibra la vida familiar (tiene nueve hijos) con su exitosa carrera profesional.

We Are Offline

Las redes sociales son al mismo tiempo una bendición y una maldición. Sin embargo, en la actual cultura obsesionada con los selfies, resulta demasiado fácil que acabe siendo lo segundo.

Pues bien, este podcast de estilo de vida pretende ayudar a quienes pierden horas en Instagram hablando abiertamente sobre la dependencia digital.

Está presentado por las editoras de redes sociales Alyss Bowen y Lotte Williams, quienes se inspiraron para crear este podcast después de conocer los efectos perjudiciales que pueden tener sobre nuestra salud mental aplicaciones como Twitter y Facebook.

Mejores episodios del podcast sobre estilo de vida

[/su_spoiler]

💰 Inversión

dinero

A continuación tienes los mejores episodios del podcast sobre inversión.

[su_spoiler title="También puedes escuchar otras alternativas." style="default"]

Pulsa aquí para ver los mejores.

Los mejores podcast sobre inversión

A continuación tienes una lista de las mejores opciones en caso de que busques un buen podcast sobre inversión.

Además de incluir algunos de mis favoritos, también he buscado por Internet cuáles son los más recomendados.

Y aunque se trata de una lista de podcasts sobre dinero, si lees hasta el final tendrás una sugerencia extra que te encantará incluso si no buscas un podcast de finanzas personales.

Popcorn Finance

Popcorn Finance está presentado por uno de mis seres humanos preferidos de todos los tiempos: Chris Browning. Esta persona tiene la voz de un hombre que nunca quiere dejar de hablar y, pese a ello, todos los episodios duran menos de 15 minutos.

Se trata de un podcast sobre inversión que resulta fantástico para escuchar mientras vas y vienes del trabajo.

A Chris le encanta vivir con poco, invertir, las historias sobre cómo librarse de las deudas y las respuestas rápidas a preguntas habituales sobre finanzas.

Además, también ha empezado a presentar un nuevo podcast de finanzas personales llamado “This is Akward”, junto con su amiga Allison Baggerly. En él, ambos responden a preguntas incómodas sobre el dinero. En los dos casos se trata de podcasts excelentes.

Stacking Benjamins

Stacking Benjamins es algo así como un podcast sobre inversión con un enfoque muy distendido.

En él se ofrecen respuestas a preguntas de los oyentes, se hacen entrevistas y se charla sobre finanzas personales como la mayoría de la gente habla sobre deportes.

Este podcast tiene lugar en el “sótano de la madre de Joe”, y es tan divertido como dice ser.

Journey to Launch

Jamila Souffrant es la creadora de “Journey to Launch”. Su familia consiguió ahorrar 85.000 dólares en un año viviendo en Nueva York sin más que elaborar un presupuesto y tomando decisiones inteligentes respecto al dinero.

Por lo tanto, se trata de un blog de finanzas personales que puede ser de interés para muchas familias.

Además de ser una profesora certificada en Educación Financiera, Jamila también es una esposa y madre de tres hijos, por lo que me parece muy cercana.

Y aunque sus consejos están más enfocados a un público estadounidense y es allí donde se aplican mejor, en España también podrás poner en práctica mucho de lo que dice.

The Side Hustle Show

Los pequeños trabajos que se hacen en los ratos libres (en inglés, “side hustle”) permiten a muchas personas pagar sus deudas con más rapidez.

Pues bien, The Side Hustle Show es un podcast de finanzas personales presentado por Nick Loper que se centra en este tipo de trabajos.

Algunos programas interesantes son el episodio 215, en el que interviene un notario, el episodio 218 sobre cómo ganar seis cifras con trabajos en Fiverr, y el 226, que trata sobre cómo ganar 500 dólares durante los primeros siete días haciendo este tipo de trabajos.

También son interesantes sus episodios sobre Merch de Amazon, con el que muchas personas han ganado bastante dinero vendiendo objetos cotidianos.

Si todavía no se te ha ocurrido ningún proyecto de este tipo, entonces dale una oportunidad a este podcast.

HerMoney con Jean Chatzky

Éste es un podcast sobre inversión enfocado a los millennials de más edad, sobre todo mujeres que estén en mitad de sus carreras profesionales.

Si le echas un vistazo a la lista de episodios, podrás encontrar cualquier cosa que necesites saber explicada por expertos que te proporcionarán hechos, no sólo opiniones y charlas promocionales.

Jean Chatzky es periodista y editora financiera del programa Today Show, por lo que es algo así como una celebridad dentro del mundo financiero estadounidense. Por lo tanto, en muchas ocasiones incluye intervenciones de personajes importantes dentro de las finanzas.

Evidentemente, aunque estos expertos hablan sobre todo refiriéndose a Estados Unidos y allí se los conoce mejor, en España también pueden aplicarse la mayoría de las cosas que comentan.

Sinceramente, es un podcast que todas las mujeres deberían escuchar.

Marriage, Kids & Money

Este podcast de finanzas personajes está presentado por Andy Hill, se enfoca sobre todo a las familias jóvenes y es excelente.

Resulta interesante sobre todo para las parejas que vivan en su propia vivienda y que tengan hijos.

En ese caso, descubrirás que muchos de los episodios son extremadamente útiles. De hecho, incluso podrás encontrar consejos sobre cómo enseñar a tus hijos sobre el dinero.

Andy y su mujer fueron capaces de pagar su hipoteca a la vez que invertían y criaban a dos hijos, lo cual me parece increíble.

Para mí son dos personas ejemplares, por lo que tomo nota de todo lo que tengan que decir.

Aunque una parte del contenido está específicamente enfocado al público estadounidense y en ese país se aplica mejor, en España también resultan de utilidad muchos de sus consejos.

Couple Money

A Elle Martinez le apasiona ayudar a las esposas a dejar de luchar con el dinero y crear una vida de la que disfruten. Empezó a realizar este podcast sobre inversión y finanzas personales porque necesitaba información al respecto y no podía encontrarla.

Desde entonces, ha logrado crear un podcast con un excelente historial de episodios, con una completa información y recursos fantásticos para cualquier pareja.

Choose FI

Se trata de un podcast sobre inversión que está entre los más recientes de esta lista. Sin embargo, desde su creación se ha convertido en un monstruo dentro del mundo de los podcasts sobre finanzas.

La comunidad de Choose FI está formada por personas que quieren vivir con poco invirtiendo de forma inteligente.

Y cada episodio de este podcast está repleto de consejos prácticos para vivir de manera frugal, de ideas para generar ingresos pasivos y de trucos para viajar.

Este podcast resulta perfecto para las personas que quieran más cosas en la vida aparte de trabajar e invertir lo mínimo. Sus presentadores, Jonathan y Brad, son tíos normales que han creado una tribu de personas que quieren usar el dinero de forma inteligente.

Paychecks & Balances

Paychecks & Balances es un podcast de finanzas personales que resulta fantástico para los millennials interesados en ganar dinero, ahorrar y librarse de sus deudas.

Los tíos que lo presentan, Rich y Marcus, son dos de las personas más auténticas y divertidas que podrás conocer. Y eso es exactamente lo que tendrás en este podcast.

The Minimalists Podcast

Joshua y Ryan son conocidos como “The Minimalists”, y se hicieron famosos sobre todo a raíz del documental “Minimalismo: las cosas importantes” estrenado en Netflix.

Considero que la clave para ahorrar dinero es gastar menos. Y aunque no tengo pensado reducir mi vida a dos sillas y un libro, estoy muy agradecido por los recordatorios que hace este podcast respecto a lo que importa y lo que no.

Mejores episodios del podcast sobre inversión

[/su_spoiler]

🧮 Fiscalidad

calculando impuestos

[su_spoiler title="xxxxx" style="default"]

aa

[/su_spoiler]

El 1 de julio de 2020 publiqué un episodio que me haría cambiar la etiqueta de este podcast de un side project a algo que ocuparía buena parte de mis días.

Esto es lo que dije ese día.

Ha nacido mi podcast para mentes curiosas

Llevo siguiendo al podcast de Joe Rogan desde hace años.

Un tipo de lo más estrambótico.

Luchador de artes marciales, comentarista, cómico, interesado en nutrición, psicodélicos, historia y además… es calvo.

Muy interesante sí.

Pero me salto el 80% de sus capítulos porque en la mayoría sólo habla de patrañas con sus amigos cómicos… pero es verdad que son entretenidas.

Aún así me centro en esos episodios en los que lleva doctores, exploradores, expertos de algo o simplemente gente interesante en general.

Joder, como más lo miro más pienso “este podría ser yo.”

Pero que estrés tener cada día a un invitado y darle al palique durante 2 horas…

Ya lo he probado con los Zooms, y ocupa su espacio mental esas pre-llamadas con expertos.

No sé.

Mirando a Joe Rogan tal vez tengo menos músculo, no tengo tattoos pero la alopecia y la curiosidad de cualquier cosas ya la tengo.

El hecho de que haya firmado un contrato de 100 millones de dólares con Spotify es otro de los temitas que nos diferencia…

Pero no me refiero a la celebrity, a la personalidad que es. Más bien a la personalidad que tienes. Y cómo no, al podcast que me lleva.

De hecho, ya hice una intentona. Este podcast. Pau Ninja, que toma el mismo nombre que mi blog.

Pero empecé a crear capítulos haces unos meses, y pasó algo de tiempo…

Me empecé a preguntar cosas.

No lo hago con la intención de monetizar ni absolutamente un céntimo. En serio. Yo tengo mis otros proyectos online y de negocios.

Pero no sé si es algún tipo de narcisismo raro, pero siempre me escucho a mí mismo una vez he publicado los episodios.

Es puro hobby por hablar por el micro de los temas que me interesa, pero entonces tiro la vista atrás y como digo, me pregunto cosas.

¿A dónde va todo esto que estoy haciendo?

Es algo que me he preguntado mil veces y seguramente esta cuestión también te ha volado a vosotros por estas mentes curiosas en alguna ocasión.

Para seguir leyendo despliégalo pulsando aquí.

Lo que pasa es que si te gustan decenas de temas es aún más difícil responderse.

¿Cómo puedo enfocarme en una sola cosa si me gusta todo? O bueno, más bien, todo me desata curiosidad.

¿Cómo puedo exprimir los temas de los que hablo?

Es que en el mundo del marketing online del cual tengo algo de experiencia, como más nicho, es decir, específico seas con un proyecto, más “fácil” entre comilla te será llegar a tu audiencia y convertirte en un referente de este sector.

Pero es que no puedo centrarme en un a sola cosa porque esto significaría que si pongo todos mis esfuerzos en eso, estoy obviando otras experiencias y conocimientos en los que podría estar aprendiendo.

Si bien es cierto que algunos intereses son más recurrentes. El dinero, finanzas, y economía por un lado. Después por otro tengo el aprendizaje de idiomas que también va y viene… El movimiento del cuerpo, la salud, y un largo etcétera.

Pero todo esto viene en oleadas.

Cuando por ejemplo estoy tope metido en las inversiones durante semanas o hasta meses, o cualquier otro tema, realmente me engaño a mí mismo diciendo que ahora sí que sí. Que no hay vuelta atrás. Que esta vez va a la vencida y que tengo que crear un proyecto a parte porque este es el hobby ganador…

Para lo que decía de llegar a más audiencia. Tal vez poderme dedicar en cuerpo y alma a “esa cosa”. Como el concepto japonés Ikigai. Que dicen que todos tenemos aquello en el que hemos venido al mundo para hacer…

Así que como digo, a veces estoy en ese momentum en el que estoy a tope con eso… Y me lo vuelvo a creer.

Me convenzo a mí mismo de que ahora sí que sí.

Adiós “multidisciplinaridad”.

De hecho esto es lo que hice no hace mucho.

artesano trabajando

Creé el podcast de capitalista ninja y utilicé el boletín de los suscriptores del blog para informarles de qué lo había creado y de si se querrían unir.

En poco más de 15 capítulos los suscriptores pasaron de 300.

También ayudó el tener la comunidad de inversores privada con más de 200 miembros en la que todos somos muy activos de forma recurrente.

Vamos que la respuesta fue genial.

Tal vez fue el tema este de no ser un experto absoluto en un tema y poder usar un language que muchos pueden entender.

Pero es que llegué al Top 100 en la plataforma iVoox de podcast de economía…

Yo que suspendía matemáticas en el instituto con un 3.

Eso que me hizo ir a hacer un ciclo formativo de informática y sudar completamente del bachillerato porque seguro que no lo habría pasado.

Pero después…

Quise abrir otro podcast de salud, otro para masculinidad y… Vamos. Que volvía a pegar palos de ciego.

Está claro que por mucho que me gusten estos temas, no les puedo dar la profundidad que un experto de verdad puede dar.

Pero puedo seguir aprendiendo, escribiendo y grabando episodios sobre esto en un podcast 360.

Hay algo que sí me gusta y es curioso, porque no son hobbies en sí mismos, pero los medios que utilizo para expresar los otros hobbies.

Estoy hablando tanto de la escritura como del podcast, el audio.

Me gustan estos dos medios muchísimo más que los vídeos, y aunque los temas de mi interés pueden ir cambiando, lo que he visto es que el hecho de tener un podcast o escribir no ha variado en años.

Cuando no escribo o grabo durante un tiempo, lo hecho realmente de menos.

Y cuando estoy haciendo una de estas dos cosas, es cuando más en flow me siento.

No abro pestañitas de las malditas redes sociales. No miro el teléfono, me pongo mi playlist de chill mix de youtube y a veces estoy escribiendo sobre un tema super serio, pero el hecho

Entonces recuerdo lo que sentía.

Que no importaba de qué escribiera o grabara algo. Que lo único que importaba era que estaba escribiendo o grabando en ese momento.

Sin importar el tema. Ya podría ser de la longevidad, del ayuno, de los índices bursátiles, de la filosofía estoica, de algún que otro negocio online, pero a fin de cuentas…

Me estaba expresando, y este debe ser el flow del cual los raperos hablan.

Bueno.

Es difícil vivir de emociones y flow.

A no ser que seas -como digo- un rapero.

Tengo que la suerte que a día de hoy estoy pasando una buena racha económica, pero esto no significa que no vaya a cambiar en el futuro.

Así que he decidido volver a las andanas.

No obviar mis otros proyectos online lógicamente, pero centrar los 2 medios que más me gustan y dejar que la “multidisciplinaridad” fluya en ellos.

Fue este mismo año que tuve la Epifanía de que si no estoy escribiendo, no estoy aprendiendo.

Si a esta manifestación le sumo al hecho de que escribo de una manera que es tal como pienso, puedo incluso utilizar las palabras y las frases que escribo como una especie de guión o más bien de pauta para preparar un podcast.

Preparar un podcast a lo Joe Rogan pero diferentes.

Más que tener mil invitados y que salga lo que salga, voy a dejar que salga lo que salga en mis palabras, y a ver lo que dura la idea.

Cuando escribo es cuando estoy en estado de flow, y cuando grabo es cuando siento que ya he terminado.

Sé que este podcast, el de Pau Ninja, no llegará a un top.

Pero al igual que esa persona que pinta, dibuja o escribe por hobby no espera ser conocido, tampoco lo espero por esto.

El podcast es como una especie de cápsula del tiempo, y como digo mi narcisismo mismo me hace volver a capítulos atrás y escucharme.

Pero bueno, así empezó el blog también.

En resumen. Voy a centrarme más en el podcast, porque es la excusa perfecta para escribir.

Cuando escribo entro en flow y aprendo sobre los temas. Como si me estuviera enseñando a mí mismo.

Después lo grabo y llego de una forma más casual a los oyentes que no tenéis porque consideraros multidisciplinares pero que si estáis siguiendo esto, lo más probable es que al menos si que seáis curiosos o que os interese más de un tema.

Pensad en este podcast como un intento barato y en español de Joe Rogan, y con un formato distinto. Con la intención de hablar de todo lo que pueda ser interesante, o al menos de tocar conocimientos que como más aprendo, más mejora mi vida.

Reflexiones tras 100 episodios

Esto es lo que decía al llegar al episodio 100 en diciembre. Unos días antes de cumplir mis 30 años.

No me lo puedo creer… Hemos llegado a los 100 capítulos del podcast.

Bueno en verdad si me lo creo porque le he estado metiendo más caña que un pescador de atunes.

El mes de julio llegué a publicar cada día, y desde agosto me dije:

Oye Pau que en el podcast te lo pasas bien y tal pero no puedes hablar de longevidad en algunos capítulos si vas a morir del p* estrés de querer llegar a publicar cada día.

That’s what she said.

Así que desde agosto he estado publicando cada dos días.

Matemáticas puras señoras y señores.

Es normal haber llegado a los 100 episodios justo celebrando el primer aniversario desde que subí ese primer capítulo.

Se me hace raro hacer este capítulo de reflexiones e “historia” porque no es que haga 10 años que estoy con el podcasting, si no que a penas uno.

Pero oye, que queréis que os diga.

Me gustan las fechas redondas.

Capítulo 100, año 2020, 1 año de podcast, voy a cumplir 30 años… Más redondo que la operación de panza de Kiko Rivera.

Así que a modo de celebración vamos a hacer introspectiva de lo que hemos estado escuchando aquí. El backstage del podcast comentando:

  • Unas cuantas reflexiones durante el proceso de la creación de este proyecto.
  • Un poco de salseo con el dinero que he ganado y he dejado de ganar en el podcast.
  • Hablaremos también de la audiencia, monetización en general y a donde veo que va este proyecto.

Estoy muy contento de dónde hemos llegado. Estamos en un sitio que no deja de ser muy modesto para un podcast, pero es nuestro sitio.

Como vivir en una cabañita que te has hecho a medida. Con el tiempo has ido poniendo tus plantas, tus muebles, y se ha convertido en tu hogar. No es una maldita mansión, ningún vecino te envidiará por ella, incluso es probable que incluso te miren raro por tenerla en tu vida…

Pero es nuestra cabañita, es nuestro podcast. Nos lo hemos hecho con el tiempo, y desde hace poco incluso son sus oyentes los que van decidiendo los temas de los que hablamos.

Todo esto gracias a ser más consistentes que la espuma de una cerveza Guiness o de Josef Ahram intentando vender sus cursos y fondos de mierda que te hacen perder más dinero que invertir en empresas del Ibex 35.

Hoy no sólo os doy la bienvenida, también las gracias por estos 100 episodios y con esto un abrazo auditivo para invitaros a pasar y ver lo que hay dentro del podcast multidisciplinar de Pau Ninja.

Mala decisión económica

El primer insight sobre el que quiero reflexionar es que la decisión de empezar un podcast nunca fue una buena decisión económica.

Algo que sabía desde el primer episodio es que si decidía dedicarme a ello un montón de tiempo, no me iban a dar ni las gracias.

Es por esto que el primer medio año me lo tomé medio de cachondeo, algo que en si mismo tampoco fue mala idea, pero lógicamente no me reportó apenas audiencia.

Es de sentido común. A menos esfuerzo, menos recompensa.

Pero después, al encontrarle gusto al medio del audio, empecé a apretar el acelerador y a dedicarle más tiempo.

Empecé a ver cómo mi calendario se llenaba de guiones y llamadas. Al otro lado veía cómo mi cuenta bancaria se vaciaba.

Bueno no tanto, porque ya sabéis que mis ingresos principales son de otros negocios online, así que pude tomarme el lujo de dedicarlo tiempo para ver donde iba esto.

Pero así fue, el tiempo dedicado en el podcast no se pagó.

Por suerte, no todo estaba perdido, como ya os comentaré un poco más adelante.

A modo de resumen en esta reflexión si que podemos decir que como idea de negocios online, se va al final de la lista.

A más de 90 episodios, los ingresos que generé fueron de unos 30€ al mes sólo vía YouTube con la publicidad. Una publicidad súper invasiva para los oyentes que seguro que hizo que más de uno dejara de escuchar algún episodio. Por eso he sacado todos los anuncios.

La manera más típica de monetizar sería con patrocinadores, y aunque no fui a buscar a ninguno tampoco me contactaron. Y es algo que también me esperaba por la naturaleza del podcast.

Hablamos de absolutamente todo, y yo si fuera una marca de barritas energéticas preferiría patrocinar un podcast que tratara la salud al 100% al de un ninja de la vida que habla de lo que le sale de los cojones.

Creo que la decisión que tomé inicialmente de empezar el podcast sin esperar nada fue bastante sana y sigue el principio orgánico de todo proyecto. Hacer algo con lo que me sienta a gusto, y más adelante ya miraré si se puede monetizar. En el caso que no se pueda, en el peor de los casos le habré dedicado tiempo a un hobby que me habrá aportado conocimiento.

En el caso del podcast he aprendido muchíssimo en los capítulos más de investigación.

El podcasting irá siendo cada vez más

Otra reflexión es el medio en él mismo. El podcast, el audio, la radio en diferido.

A día de hoy el mundo podcast en español está a años luz de atrasado en comparación con Estados Unidos, por ejemplo.

Allí el 55% ha escuchado algún capítulo alguna vez, y más del 75% sabe lo que es.

Para ponerlo en perspectiva le dije a mi madre hace 1 mes que tenía un podcast y me preguntó que si me acordaba que ella no habla inglés, si le podía traducir la palabreja y de qué se trataba esa invención.

“Radio online” le dije.

Seguro que se imaginó a mí yo de 10 años grabando mi programa de radio en cassette utilizando una grabadora de colores para niños.

Tal vez me venga de esa época eso de grabar audios y de disfrutarlo tanto.

Pero claro, ¿hay una audiencia potencial?

Al igual que mi mala decisión económica, tal vez pueda decir que la elección del medio tampoco es la más acertada.

Aunque… Al menos aquí las estadísticas juegan a nuestro favor, gente.

De los que navegan por internet, el 39% escucha algún podcast.

Pero ya sabéis que en esto de las modas y los hábitos, algunas cuajan y otras no, y tampoco tengo claro que el de coger rutinas de escuchar podcast en las orejas de españoles sea tan normal como en Estados Unidos.

Lo que está claro es que tampoco se abandonará del todo y con eso me vale para seguir, para mí no tiene porque ser el modelo de moda.

El cambio de nombre

Otra de las cosas que consideré primeramente fue el nombre. Vi que montones de youtubers, bloguers, instagramers e incluencers que daban un salto al podcasting, le daban nombres a su programa. Como queriendo crear una marca nueva.

Yo, sin considerarme ninguna de estas cosas pero pensando que esta gente sabían lo que hacían, decidí darle el nombre de “Charlas ninja”.

Esto también fue un fallo y me di cuenta cuando empecé a dedicarle más tiempo a los episodios, preparándolos y tomándomelos más en serio.

De “Charlas ninja” lo cambié a “Pau Ninja”, el pseudónimo que uso en internet. Pensé:

Vale, si estoy tomando una mala decisión económica y también en la elección del medio, al menos déjame hacer algo bien y reforzar el nombre de marca.

Pero no llegué a esta conclusión yo solito. En vez de seguir a todo el rebaño de influencers simplemente decidí seguir a los pastores que llevan la batuta de los podcasts en America y que escucho recurrentemente.

Por ejemplo, Joe Rogan, Tim Ferriss o Pat Flynn.

Estos tres personajes no tienen nombres para su podcast, pero son los más escuchados.

Para mí, eso tenía mucha más lógica ahora que lo veía con una lupa en esta mirada más seria que la cara de la señorita Rottenmeier.

Y aquí, creo que ya si que fue la primera decisión acertada del podcast desde que lo creé.

Los primeros capítulos fueron basura

Al contrario que los primeros capítulos.

Fueron una combinación de grabar mi voz como si mandara una nota por Whatsapp, con leer publicaciones muy leídas en mi blog.

Unos episodios que a penas tienen escuchas pero que he decidido no eliminar porque así se nota una progresión natural buena y mucho más dramática hacia mejor para los nuevos que me encontráis y así pensaréis que esto sólo puede ir hacia arriba en la escalera de la calidad.

Pero combinando esas notas de voz, con leer cosas random de mi blog, con tener algunos invitados, pude ver cuáles eran aquellas creaciones que os gustaban más así como las temáticas.

O sea que la publicación de los primeros capis, lo voy a etiquetar como una “mala-buena” decisión.

Fueron basura, pero fue bueno para ver el formato que acostumbraba a salir mejor.

Por ejemplo gustaron mucho esos episodios en los que comentaba que me iba de España, o de dinero, o reflexiones.

Me di cuenta que podía tener un guión

Esta etapa fue la más natural y espontánea de todas. Con unos capítulos que no colgué a ninguna plataforma específica para podcast. Me grabé el audio en el teléfono, como si mandara una nota de voz a un amigo y la colgué en YouTube con una pantalla en negro.

Digamos que estos primeros capítulos entretenían lo suyo y gustaban más a los que me escuchabais de lo que me hubiera imaginado.

Como le estaba pillando el gustillo, entonces me dije, vale lo voy a hacer más en serio y voy a intentar de aportar algo.

Puedo hablar mierda todo lo que quieras, pero al menos que de vez en cuando la audiencia salga de allí con algo aprendido, o inspirados y como soy un egoísta, que yo preparando los capítulos también aprenda cosas.

Así es como quedó establecido el trato win-win del podcast.

Intentar entretener con unos cuantos pensamientos locos, estilo de vida y algunos episodios que tengan pies y cabeza y enseñan algo de todo lo que estoy aprendiendo cuando pulular por internet.

Creé otro podcast… Y su éxito fue mi fracaso

Pero los que vi que ganaban más adeptos fueron los de dinero.

Así que creé otro podcast, el de capitalista ninja que iba ligado con el blog con el mismo nombre.

Puedo definir ese proyecto como que su éxito fue su fracaso, porque gané un montón de audiencia en poco tiempo en este segundo podcast.

Empezó a crecer en Ivoox rapidíssimo en cuestión de semanas y me situé en el Top 100 de economía.

Sabía que si seguía por esa autopista me iba a posicionar en el top 10 en cuestión de semanas.

Así que… Decidí cerrarlo y dedicarme al de Pau Ninja.

Dicho así suena como una locura, pero sentí lo que era el síndrome del impostor.

Por mucho que me gusten las finanzas y por mucho que pueda saber más que el español medio que tampoco cuesta mucho, no puedo tener un podcast sólo de inversiones.

¿Entonces qué? ¿Saco 5 podcast nuevos de longevidad, salud y lo que sea que me interese en esa época para intentarlos posicionar individualmente?

Cuando me di cuenta de esto, es cuando saqué el capítulo de: “Soy maestro de nada” que después titulé “No sé hacer nada… Y vivo de ello”.

Este es el capítulo de inflexión en el que considero que empecé a dedicarle al podcast el tiempo que de verdad le quería dedicar, hasta llegar al día de hoy.

Decidí abrazar esa “multipotencialidad” de la que tanto hablo y volver a las andanas pero de una forma más profesional.

No tengo micrófono de podcaster… Y no lo necesito

Cuando digo “más profesional” no es lo que te imaginas.

Sácate de la cabeza esa imagen de un ninja de la vida con un micrófono Shure de 600€ atado a un brazo, en un estudio de alquiler en el que grabo los capítulos y pago los billetes de avión de los invitados para que vengan.

Me refiero a la preparación del contenido, al calendario y a la organización.

En el momento de grabar eso, sigo grabando las pistas de audio con la aplicación de Grabadora en mi móvil Android de 170€.

Unas pistas de audio que tengo que editar con software para que se escuchen por igual en ambas orejas.

Pero eso no es importante, y no podría ir sacando capítulos sobre minimalismo en el podcast si después comprara cosas que no necesitara, y eso me lo recordaban los miembros de la sociedad ninja hace una semanas cuando estábamos debatiendo si comprar o no los modelos de Kindle nuevos.

Nadie que tenga un podcast necesita un setup profesional para seguir haciéndolo. Lo único que no necesitamos es que no se escuche mal.

Remarco la diferencia. Tenemos que se escuche increíblemente bien, que se escuche bien y que no se escuche bien.

Podría dar un salto de calidad importante comprando un equipo increíble para seguir grabando, pero la calidad en si misma no me aportaría nuevos oyentes.

No creo que nadie entre y piense, “buá, como la calidad no es lo mejor que he escuchado no me voy a suscribir”.

Si me escucháis será por el contenido, porque por los materiales de podcaster no va a ser.

En cambio, si se escuchara un montón de ruido y el audio fuera de lo peor, podría entender que aunque el contenido fuera potencialmente interesante, potenciales oyentes se fueran.

Aún así tengo que decir, que debe haber algo realmente motivante en tener un micro, con su brazo, y su estudio de 10 metros cuadrados sólo para dedicarlo al podcast.

Debe crear una especie de inspiración similar a cuando escribes en un ambiente de cafetería, o cuando hacemos estiramientos o meditamos de noche con velas.

Inspira a hacerlo más.

Tal vez cuando tenga una de mis bases europeas establecidas (ya entraré en eso en el podcast en los próximos años), entonces me haga este estudio. Eso sí, la única condición que me voy a poner, es que el podcast tiene que haber pagado todos estos accesorios por si mismo.

Cuanto dinero he ganado con el podcast

Y hablando de pagar, el dinero del podcast es algo que tengo que tocar hoy aquí sí o sí.

No considero al podcast como uno de mis negocios online. Como algo que me va a generar un único sueldo.

Para mí es un side project de todo lo otro que hago.

A ver. Un side project en cuanto a ingresos, no en cuanto a dedicación mental y física, porque le dedico más tiempo a esto que a mis relaciones sentimentales, familia y vida.

Sé que el tema del dinero es algo jugoso para muchos. Antes de entrar en números, en el capítulo de hoy os digo que la única monetización del podcast es la comunidad: sociedad.ninja.

Oyentes fieles que por 5€ entran a formar parte de la comunidad, los debates de salud, longevidad, finanzas, idiomas y todos los recursos que compartimos.

A ellos les debo que desde hace un mes más o menos, tenga un mini sueldo de todas las horas que le dedico, y a parte de los debates súper interesantes que tenemos, también os estoy intentando de ofrecer extras para todos los que están en sociedad ninja.

He estado haciendo vídeos prácticos sobre SEO para posicionar blogs en Google, la estrategia que sigo, en breve empezaremos con los sorteos de productos de marca, y estamos haciendo crecer unas bibliotecas de varios GB sobre idiomas y negocios online que están quedando la hostia de chulas.

Así que, en cuanto a la cifra exacta que gano con el podcast, la voy a compartir de forma totalmente transparente para los miembros de Sociedad Ninja en formato de vídeo sólo para vosotros. La tendréis en la sección de negocios online.

A dónde va este podcast

Y creo que para ir cerrando esta serie de reflexiones, conviene remarcar a donde va todo esto.

Actualmente he estado publicando cada 2 días, y tengo que confesar que por mucho aprecio y respeto que tenga a los invitados, lo que me gusta de este formato es hablar yo solo.

O sea, que disfruto las conversaciones y creo que aportan insights interesantes para todos nosotros, pero me refiero a que cuando hablo yo sólo es cuando me siento más conectado con el podcast.

Es el formato que me gusta.

La escritura en esa preparación de guiones, sumado con la grabación.

Eso sí, la edición la odio.

Pero si me grabara a mí solo todo el rato, y queriéndole dedicar tiempo a preparar los episodios, buscar información depende de la temática y etc., entonces seguro que no podría llegar a publicar un capítulo día si y día no como he estado haciendo este último par de meses.

Es por esto que al tener invitados me ayuda, a tener capítulos y experiencias más variadas, pero a la vez también darme un respiro mientras preparo los capítulos para hacer yo solo.

Disfruto esas conversaciones porque además ha venido gente con la que hemos conectado muy bien, pero a decir verdad me dan un poquito de ansiedad en el calendario e incluso a veces hablando para intentar encaminar la charla, como cuando hablas con esa mujer atractiva con la que estás flirteando. Que te está diciendo algo y ya estás pensando en qué dirás cuando ella termine su frase.

Ya ni me imagino eso con el ritmo que llevaba en verano, con un capítulo diario…

¿Y sabéis cuál es la ironía?

Que el primer mes que pasé a hacer 1 capítulo día sí día no (en vez de 1 al día), las escuchas se mantuvieron casi identicas.

Es decir, que haciendo menos capítulos al mes (la mitad), me sacaba los mismos oyentes.

Tal vez si pasara a hacer un capítulo cada 3 días pasaría lo mismo… Y me gustaría saber vuestra opinión en el canal de #sociedad para los miembros de sociedad ninja, si 1 cada dos días está bien o cada 3 días sería incluso mejor.

Uno cada dos días para mí está bastante bien, creo que lo puedo mantener un tiempo, pero claro que por ahora aún no me he puesto enfermo ni me ha pillado ninguna época en la que quiera tomarme un tiempo de descanso como mi exnovia (que fácil es hacer este tipo de comparaciones).

Estoy muy agradecido al podcast…

Me doy cuenta que sueno como Pat Flynn todo el puto rato “guys, I’m really greatful”…

Pero de verdad, que muy agradecido a todos por forzarme a escribir diariamente, para forzarme a aprender para escribir algo con substancia y grabarlo, y sobretodo a vosotros los oyentes.

Especial gracias a los miembros de sociedad.ninja que han puesto los cojones sobre la mesa (lo siento chicas, ya sabéis que es una expresión), y han dicho, pues yo quiero entrar en la comunidad y hacer que siga siendo gratuito e inspirar a este calvo para que siga creando.

Así que a ver si os puedo devolver el favor e inspiraros yo de la misma manera que lo hacéis vosotros para seguir.

Nos veremos con más reflexiones en el especial del episodio mil.

Pau Ninja: el podcast

Menú