autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en noviembre, 2020

El 85% de mi audiencia son hombres y todos vamos a asentir con la cabeza diciendo que de lo que vamos a hablar hoy… No nos hace falta saberlo.

Pero…

Por alguna extraña razón nos pondremos los auriculares para asegurarnos de que nadie escucha o ve lo que estamos aprendiendo hoy, porque es un tema que tocará la sensibilidad, hombría y ego de muchos.

De muchos de vosotros, porque claro, yo no lo necesito… Guiño, guiño.

Porque hoy vamos a hablar de trucos para durar más en la cama.

Y es que ninjas de la vida, a veces hay que meter los cojones encima de la masa y aceptar que siempre se puede mejorar en todo. Tal vez eres bueno, tal vez estás en la media, o tal vez eres mediocre.

¿Y por qué he decidido hacer el episodio de hoy?

Coño, por las visitas, la audiencia, claro está. No lo voy a hacer por tulipanes, pero lo que me ha inspirado a hablar de esto es que he visto que el tiempo medio de lo que aguanta un hombre en la cama es de 5-7 minutos, y que encima, por si fuera poco el 50% tarda menos de 2 minutos en dejar ir los fuegos artificiales.

Estas estadísticas se han sacado de encuestas anónimas, porque si no eran anónimas no había ni Dios que lo admitiera.

El problema, independientemente de lo que se dure en la cama, primero es el ego. Una vez se bajan los humos, entonces ya sí que podemos empezar a tratar este otro problemilla.

Porque claro, la duración de nuestras sesiones en la cama puede ser una fuente de un montón inseguridad para un porrón de hombres (especialmente los que están por debajo de los 5 minutos).

No sólo para las parejas sexuales, pero también porque joder, puede afectar de manera grave a la percepción que tenemos de nosotros mismos, porque por desgracia en esta sociedad asociamos parte de la «hombría» a la propia acción que caracteriza a un hombre de la manera más animal posible, ¿no?

¿Cómo no nos va afectar no satisfacer a la pareja? Pero al final esto de durar poco en el sexo es mucho más común de lo que os esperáis porque según estadísticas menos del 25% de las mujeres alcanzan el climax de manera habitual durante sus relaciones. De hecho una amiga me dijo:

“Estuve saliendo un poco con un chico, y me gustaba un montón. Pero cuando lo hicimos terminó en 60 segundos. No podía afrontar una relación de esa manera, así que rompimos”.

Durar más tiempo haciendo el amor, en las sesiones de sexo de fin de semana o como quieras llamarlo no debería ser una fuente de inseguridad, y bajo ningún concepto debería ser un motivo para acabar con una relación.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Hay un montón de aspectos a considerar para hacer que tu pareja al «final», por ejemplo:

  • Las posturas
  • La conexión emocional
  • Su estado mental
  • Si me he duchado ese mismo día
  • Los preliminares

Pero nada de eso importa si terminamos en menos de 2 minutos.

¿Sabíais que la duración ideal de soltar los fuegos artificiales es de entre 10 y 25 minutos, y el 80% de los hombres no puede lograrlo?

Y aunque no caigamos en este abanico, ¿quién no querría ser capaz de durar lo que quisiera sin tener que comprar ningún producto?

Nos tocará ponernos las pilas señores. El mundo se mueve con dinero y sexo por mucho que sea triste y no se quiera aceptar, pero cuando se tienen esas dos cosas es cuando se siente el poder, y como animales vanidosos que somos, toca aceptarlo.

Ya lo sé, ya lo sé. Nadie de aquí tiene problemas para durar lo suficiente haciendo el amor, ¿no? Claro que sí. Nos estamos informando todos por pura curiosidad (guiño, guiño). Y una vez hemos dejado el ego de lado, ya podemos empezar a ser los amos y señores.

Lo que está claro es que en general tanto los hombres como las mujeres quieren que las relaciones dure algo más. No hace falta aguantar horas sin parar como si fuera una maratón, pero a los hombres nos falta la capacidad de control. No sólo en la cama pero en muchos otros ámbitos de la vida también.

De esto va este podcast.

Tanto si acabamos de conocer a una chica usando trucos Tinder como si se trata de nuestra pareja, queremos que cada una de estas experiencias íntimas sea lo más memorable posible.

Con tanto material de adulto, estímulos constantes y facilidad de acceso, uno se manea la zambomba y en un par de minutos y así acostumbra al cuerpo.

Hoy saldremos de aquí siendo capaces de controlar nuestro cuerpo. Al menos teóricamente, al igual que en inversión o negocios online después cada uno es responsable de tomar acción y dejar la teoría apartada.

Hay tres cosas que hay que hacer para «entrenar». Se tratan de jugar con la mente, el cuerpo y la lógica.

Nadie quiere depender únicamente de objetos y quiere entrenar y forzar su cuerpo a durar más haciendo el amor, sexo, follar de forma natural.

Si os parece, después de la intro empezamos ya directamente con las soluciones prácticas. Así que sin haceros esperar más, y para que vuestras parejas también tengan que esperar, os doy la bienvenida.

Hacer ejercicios tipo kegels y kegels invertidos

Recomiendo hacer ejercicios de kegel (ahora veremos qué es esto) y ensayar tocándote la zambomba.

Hay que dedicarle un poco de tiempo en ambas pero se tarda menos de 10 minutos al día.

Si sólo tuviera que hacer una cosa, haría esto.

La mejor manera de mejorar el control es fortalecer los músculos que controlan el pito.

Tiene sentido, ¿no? Vamos a ver como se hacen:

  1. Empezamos sacándonos la ropa. Lógicamente cada uno en su casa, no quiero que nadie me mande fotos de ninguno de los procesos de lo que cuento en el episodio de hoy.
  2. Colocar uno o dos dedos en la piel que se encuentra entre las piernas detrás de los huevos y delante del agujero negro. Ya me entiendes.
  3. Ahora hay que imaginar que se está intentando dejar de mear. Flexionar ese músculo. Es el músculo que se flexiona cuando se quiere hacer que nuestro amiguete “baile” cuando está duro.
  4. Se debería sentir cierto movimiento donde hay puestos los dedos.
  5. No hay que flexionar el culo como si se estuviera intentando enseñar los glúteos, tampoco las piernas, ni tampoco hay que flexionar los abdominales. Únicamente ese músculo.
  6. ¿No queda claro de qué músculo estoy hablando? Es tan fácil como ir al baño a mear, y a medio riachuelo «cortar» el riachuelo. Ese es el músculo.

Se llama músculo pubocoxígeo, o músculo PC, y aunque puede controlar el flujo de orina, también controla cuando tardamos en correrme.

La ciencia es tan sencilla como que si podemos fortalecerlo podremos durar tanto como queramos.

Incluso permite que nos detengamos antes de alcanzar el “punto de no retorno” y lograr «enfriarnos» para no acabar.

Todo lo que hay que hacer para entrenar esos músculos PC es realizar ejercicios de kegel, que consisten en flexionarlo de manera repetida.

kegel
Con la animación se ve más claramente.

Como si fueran flexiones, pero en vez de empujar con los brazos el suelo, aprietas ese músculo mientras miras series o en el metro en tu vida cotidiana.

Eso sí. No te pongas en el metro a ponerte la mano en los pantalones a ver si notas el músculo flexionarse y demás.

Pero a parte de estos kegels, también se puede hacer ejercicios de kegel invertidos, que consisten en empujar con él repetidamente.

Pero, igual que con cualquier músculo, no se puede hacer lo mismo una y otra vez esperando que se vuelva más fuerte. Hay que ir incrementando la dificultad.

En esto estaréis familiarizados los que vais al gimnasio. En los kegels también hay que hacer progressive overload. Pero tranquilos, que no nos tendremos que poner mancuernas en los cojones.

Casi como una sesión rutinaria de gimnasio de pocos minutos (yo lo hago mirando series o YouTube). Y como no podría ser de otra forma, existen algunas aplicaciones para eso.

  • Iphone: Stamena proporciona instrucciones específicas sobre el tiempo que uno tiene que tensar y presionar. También hace hincapié en las distintas velocidades.
  • Android: la alternativa sería Kegel Trainer.

A más a menudo, más se aumentará de nivel en la app.

  1. Con esto podemos aguantar presionando durante más tiempo y haciendo más repeticiones. Se ven mejoras importantes en la durabilidad alrededor del nivel 8.
  2. Se puede configurar un recordatorio en la app para que me avise un par de veces al día. Así no se me olvida cómo durar más en la cama haciendo el amor. De hecho con una vez al día sería más que suficiente, pero depende del compromiso de cada uno.
  3. Cuando se llega al nivel 20, se pueden reducir los ejercicios y ponerse en «modo mantenimiento». Pero como con cualquier músculo, al dejar de usarlo se debilitará.

Tocarse y controlar cuando acabar

A parte de los ejercicios señores, a partir de ahora nada de tocarse sólo por placer. Ahora lo que haremos será entrenar. Nos tomará entre 10 y 30 minutos.

Así es. Cada vez que te la saques, será para hacerlo o para entrenar.

Tiene sentido que si al tocarse uno piensa en cosas que le ponen burrísimo, acabando en 2 minutos o menos, no tendría porque ser diferente estando en compañía de una chica.

Desde hoy vamos a acostumbrar al cuerpo a hacer lo que queremos.

Por esto a partir de ahora nos impondremos una nueva regla: nada de hacerse una sesión de FAP que dure menos de 10 minutes.

Al principio no importa si tenemos que mirárnosla durante 8 minutos de estos. No está permitido terminar hasta pasados los 10 minutos. Según aumente nuestra comodidad con esta cantidad de tiempo, lo subimos a 15 y después hasta 20.

¿Qué soluciona esto?

Pues el problema es que la mayoría de hombres terminan en una «gráfica de línea recta». Es decir, ir de 0 a 100 y explotar, soltar ahí toda la lechada.

Así que hay que cambiar de mentalidad en este sentido también.

El objetivo no es terminar pero durar.

Es decir, que cuando estoy apunto de llegar y que no estoy en mi franja de «tiempo deseado», paro un segundo y me enfrío un poco.

Es lo que se conoce como edging.

Básicamente es controlar el «gustazo final» y para implementarlo en nuestras «sesiones en solitario». Lo que incorporaremos serán estos pasos:

  1. Empezamos a tocar el amiguete hasta llegar al 7 en la escala de excitación.
  2. Paramos y nos relajamos hasta un 5.
  3. Subimos a un 8, paramos de nuevo y bajamos hasta un 6.
  4. Pasamos a 9 y bajamos a un 7.
  5. Subimos a 9,5 y bajamos otra vez a 7.
    Un 9,5 es justo antes del punto de no retorno en el que sé que no hay nada que pueda hacer.
  6. Repetimos el ciclo de 9,5 a 7 una y otra vez hasta que se pase de 10 minutos.

De nuevo, piensa en el gimnasio.

Si en el gym haces una sólo serie de un press de banca por ejemplo y lo haces lo más intenso posible hasta quemar esa última repetición poniendo toda tu fuerza, después en la segunda serie ni de lejos llegarás al mismo número de repeticiones o peso.

Lo mismo con tocar la flauta. Así que…

Para frenarnos usamos la siguiente técnica:
  • Apretar con FUERZA los músculos PC como si estuviéramos haciendo un ejercicio de kegel intenso. Mantenerlo durante al menos 10 segundos, aunque cuanto más los mantengamos, más nos relajaremos.
  • Pensar en algo distinto.
  • Cambiar la forma de tocarse (evitando la cabeza de nuestro amigo) en vez de parar por completo.
  • Respirar profundamente y con el diafragma (con el estómago).
Para sesiones en solitario:
  1. Sólo nos tocaremos cuando veamos que las sesiones pueden durar de 10 a 30 minutos. De lo contrario ni empezar.
  2. No hacerlo cada día ni tampoco forzarse. Sólo hacerlo cuando las ganas naturales surgen.

Es bastante tentador dejarse llevar cuando se está en un 9,5 en la escala de placer, pero saber cómo durar más en la cama haciendo el amor significa implicarse individualmente primero.

Después se pueden pasar a los siguientes consejos.

Ordenar correctamente los preliminares

Seguimos con otro tema importante. Y es que acabamos de ver lo que podemos hacer sólo, pero ahora toca ver otro truco para durar más que nos dará minutos extras.

En esto está ordenar los preliminares.

Los preliminares suelen seguir este orden, porque las mujeres normalmente esperan que los hombres inicien la siguiente etapa.

Lo que normalmente se hace:
  1. Besos o caricias
  2. Bajar al pilón (de la mujer)
  3. Que te bajen al pilón
  4. Inserción/fiblada

El problema con este orden es que se pasar directamente de una intensa estimulación. Si nos imaginamos una gráfica de exitacion, digamos que sería una línea que va de forma recta hacia arriba.

Mejor orden:

Lo que se quiere es empezar en un 4 o un 5, ¡no en un 8!

  1. Besos o caricias
  2. Estimularla manualmente
  3. Que te bajen al pilón
  4. Bajar tu al pilón
  5. Inserción
  1. A modo más detallado: cuando te bajan al pilón, se llega al 9,5 se le dice «para».
  2. Nos intercambiamos y por lo tanto nos vamos enfriando mientras se estimula oralmente a la pareja. Así ya se consigue que llegue al climax mientras el hombre está menos «animado».
  3. Cuando se llevan suficientes veces a los picos, tener un periodo de enfriamiento con estimulación mínima mientras se estimula a la chica oralmente, aumenta notablemente la duración.

Usar posturas para controlarse

Enfriarse durante los preliminares es fácil, pero mientras estás «en acción» la cosa cambia.

No queremos estar continuamente parando y empezando porque es frustrante para ambos.

En vez de eso, se controla cambiando las posturas.

Algunas harán que nos excitemos más rápido, y otras más lento.

Es una combinación de:
  1. Fricción: más = más rápido.
  2. Dirección del movimiento: empujar = más rápido, de atrás hacia delante = más lento.
  3. Control: me muevo yo = más rápido, se mueve ella = más lento.
  4. Mi postura: de pie = más lento, apoyándome con los brazos con la postura típica = más rápido.

Una postura con sus piernas más cerradas (significa más fricción) y en la que se empuje estando tumbado (como en la postura de toda la vida) es muy estimulante y se llega al final antes.

postura típica
No queremos terminar siendo este tío.

Pero una posición con sus piernas abiertas y con el hombre de pie o arrodillado es mucho menos estimulante. Lo mismo si ella está encima moviéndose de atrás hacia delante, de vez de moverse de arriba a abajo.

Si eres mayor de edad y quieres ver una imagen de lo que quiero decir, pulsa aquí.

El significado “de atrás hacia delante” (en oposición a “empujando”), es aclaratorio al pulsar aquí.

Hay que encontrar las posturas de “estimulación baja” y de “estimulación alta”.

  1. Alta = 5 o un 6 en la escala de placer.
  2. Luego cambiar a posturas de estimulación baja cuando se esté en un 8 o un 9 para bajarlo.

Importante: mientras se haga el cambio ¡a apretar los músculos PC!

Respirar lentamente con el diafragma

La manera de respirar también afecta a lo rápido que terminamos.

Circula por internet eso de que uno se puede engañar siendo más feliz si sonríe más. Pues lo mismo pasa con durar más en la cama.

Nos podemos excitar más o menos cambiando la respiración.

  • Si quiero relajarme, ralentizo mi respiración y me aseguro de respirar con el abdomen usando mi diafragma.
  • Respirar rápidamente con mis hombros y el pecho es lo que hago cuando estoy a punto de terminar.
  • Si hago esto mi cuerpo, le haré pensar que estoy llegando al final.
  • Si respiro como si estuviera bien, entonces estaré bien.

Sacar barriga

A parte de controlar la respiración una buena idea puede ser simplemente sacando barriga.

sacando barriga
Este soy yo sacando barriga (ya claro…).

Intentar que la compañera no me vea porque si no vaya look.

Apretar cuando se está cerca

Los primeros tres consejos ayudan a permanecer en un 5-9 en la escala del placer. Pero, ¿qué pasa cuando llegamos a 9,9? ¿Hay alguna manera de parar el torpedo?

Para esto sirve en el entrenamiento de los músculos PC.

Al fortalecerlos lo suficiente, todo lo que teníamos que hacer para volver de ese “punto de no retorno” era dejar de empujar y apretar con fuerza, como en una flexión de kenel larga.

Cuanto más apretamos, más nos relajamos. Pasamos de estar al 9,9 a un 6 o un 7 en unos pocos segundos, y agregar otros 5 minutos a la sesión.

El truco está en que funciona mejor cuando se está más cerca de finalizar, así que hay que tener unos cuantos tiros fallidos. Pero con la práctica, se empezará a notar cuándo es el mejor momento para apretar y controlar el climax.

Mejorar la psicología individual

Y a parte de estos trucos para durar más tan prácticos que os he comentado, hay otras dos cosas que os quiero decir que son iguales de efectivos pero menos prácticos. Involucran mucho la mente.

Primero quiero decir que si se hace el amor pensando que no vamos a durar mucho tiempo, no lo haremos.

Dejar que influya cualquier tipo de inseguridad en la capacidad como hombre hará que terminemos al final mucho más rápido de lo que se quiere.

Desde un punto de vista biológico, tiene sentido: la inseguridad estresa.

El cuerpo sabe que estoy estresado. Esto sugiere que no estoy en un entorno muy seguro para estar sin ropa. No demasiado inteligente si tengo que defenderme.

Mi cuerpo lo entiende así: si duro menos, estaré menos tiempo siendo vulnerable.

Así que el tontaina de nuestro cuerpo hace terminar más rápido o incluso impidiendo que se levante.

Finalmente, ¿que pasa si no tengo pareja? Es mejor ceñirse a los pasos 1 y 2, pero si se tiene alguien con la que se «practica» habitualmente, hay un truco que muchos olvidan.

Hablar con la pareja

¿La mejor forma de lograrlo? Hablar con nuestra pareja sobre ello.

Si sacamos el tema de mis preocupaciones sobre lo que duramos y de que quiero trabajar con ella para mejorar, no pensará que soy un perdedor, gallina loser de mierda.

Al contrario.

Su opinión sobre será más positiva porque queremos mejorar esta parte de la relación y mejorarla.

Hablar con nuestra pareja no es algo que nos tendría que avergonzar. Mantener una actitud abierta sobre ello resuelve muchos problemas.

Cuando nos abrimos en estas cosas y empezamos a trabajar en ellos, hay efectos colaterales positivos en otras áreas de la vida. Mejora la comunicación, la confianza y demás.

Y tenía que terminar con este par de frases más filosóficas porque al fin y al cabo acabamos de hablar de como durar más en la cama.

Hazme feliz y compárteme 🙂

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Mándame una paloma 🕊

Boletín para ninjas de la vida

Te aviso cuando saque un capítulo de lo que te interesa.


O si lo prefieres, pulsa aquí para desplegar y elegir tus intereses específicos.

Nota: recuerda desactivar la pestaña de «TODO» si sólo quieres recibir emails sobre estas temáticas.

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.

Episodios relacionados del podcast

Pau Ninja: el podcast

Menú