cabecera pau ninja podcast

Dejó la policía… Para ser emprendedor

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en mayo, 2022

 

🎙 Episodio #66
👨🏻‍🚀 Invitados

¿Por qué los agentes terminan por dejar la policía?

Los medios de comunicación nos han hecho conscientes de la creciente falta de profesores, enfermeras y personas que trabajan en puestos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Lo que los medios de comunicación han callado es que hay otra carrera que se enfrenta al mismo problema en un grado aún mayor.

Los cuerpos de seguridad tienen problemas. No sólo tienen problemas de contratación, sino que una vez contratados luchan por retener a sus agentes. Es evidente que el problema se agrava a medida que más agentes deciden abandonar su carrera en las fuerzas del orden.

Hay muchos estudios e investigaciones al respecto y las cifras no mienten. La dimisión de empleados en el cuerpo de policía supera la de la enseñanza y la de la enfermería.

Está claro que es un problema que hay que abordar para que los cuerpos de seguridad sigan funcionando con eficacia. El primer paso es la concienciación y el reconocimiento del problema, pero hay mucho más que eso. Las agencias tienen que averiguar qué es lo que hace que sus agentes renuncien y cómo pueden impedir que la tendencia siga creciendo. 

La realidad se impone… Esto no es Hollywood

A veces los reclutas de la policía se enamoran de una carrera en las fuerzas del orden basándose en los guiones de los programas de televisión, pero pronto se dan cuenta, tras los dos primeros meses en la calle, de que Hollywood y la realidad son dos cosas distintas.

Se necesita un determinado tipo de persona para poder soportar las presiones del trabajo en las fuerzas del orden. Aunque la idea de convertirse en agente puede parecer emocionante y heroica, muchos pronto se dan cuenta de que no es lo que esperaban.

Estadísticamente, no suele pasar mucho tiempo para que la gente se dé cuenta de que no está hecha para el trabajo. De los agentes que abandonan el cuerpo, la mayoría lo hace antes de los 5 años de ser contratados, y la mayor parte de ellos, durante 2 años. 

La realidad se impone rápidamente una vez que el agente está en el trabajo y se da cuenta de cómo funciona el cuerpo de policía. No es todo lo que parece, y darse cuenta de ello puede resultar desalentador para los nuevos agentes. 

Hay muchas situaciones difíciles y aterradoras a las que se enfrentarán como agentes y muchos no están preparados para ellas. El estrés adicional de trabajar con horarios erráticos y el efecto que tiene en la vida familiar y social también es algo que puede sorprender. 

Estos problemas deben discutirse y definirse a fondo durante la contratación, de modo que los nuevos candidatos sean plenamente conscientes de los problemas antes de decidirse a pasar por el proceso de contratación. Esto, en sí mismo, hará que haya menos oficiales que renuncien, ya que los que decidan continuar con sus solicitudes tendrán una mejor idea de lo que pueden esperar. 

Además, una evaluación de los agentes que deciden permanecer en el cuerpo de policía puede ayudar a definir los rasgos que hay que buscar en los nuevos candidatos. Esto significa contratar a los que tienen más probabilidades de quedarse.

Salario y compensación

Un gran factor de motivación en las dimisiones de los funcionarios es el salario. Dicho esto, los agentes no están mal pagados. El salario es relativamente bueno si se tiene en cuenta que no se requiere ninguna educación formal para entrar en el cuerpo de policía, aparte de la propia academia de policía. 

Cuando se compara el salario con lo que se exige del trabajo, no está a la altura. Trabajar como policía es increíblemente exigente, estresante y requiere mucho sacrificio. Los turnos son erráticos y los días libres no están garantizados. Las fuerzas del orden no paran los fines de semana ni durante las vacaciones, por lo que los agentes deben trabajar y pueden perderse momentos familiares importantes.

Además, el trabajo es estresante, y los agentes deben enfrentarse a muchas situaciones desagradables a diario. La paga no es suficiente para que el trabajo merezca la pena. Este factor, por sí solo, animará a los agentes a buscar un salario más alto en otro lugar, ya sea otro puesto en el sector federal o en otro lugar. 

Los sueldos no están controlados por el jefe de cada jurisdicción y, por tanto, no se puede hacer mucho a nivel local para cambiarlos. Hay que ofrecer otras prestaciones a los funcionarios para compensar la pérdida de salario. Estos beneficios deben adaptarse a cada funcionario y mejorar realmente su vida. Permitirles utilizar sus coches de trabajo para hacer paradas personales locales, como recoger a su hijo del colegio, podría ser una ventaja que realmente apreciarían.

Falta de respeto y aprecio

Otro factor que contribuye a la retención de los agentes es la falta de respeto que reciben de los altos cargos de sus respectivas agencias. Teniendo en cuenta lo que hacen a diario y el valor que aportan a su respectiva comunidad, muchos no se sienten apreciados. Esto puede provocar resentimiento y frustración con los que están por encima de ellos. 

Los que ocupan cargos superiores pueden mostrar respeto y aprecio por sus agentes ensuciándose un poco las manos y saliendo de su oficina para pasar tiempo sobre el terreno. Esto crea un nivel de comprensión en lugar de crear una división entre ellos.

Además, el reconocimiento de los logros de los agentes mediante planes de recompensa demostrará que son miembros valiosos del equipo. Las recompensas no deben ser genéricas. Deben estar pensadas y basadas en el propio empleado, de lo contrario sólo se sentirá como un número más. 

Tomarse en serio el bienestar de los agentes puede conducir a una mayor retención en el cuerpo de policía. La creación de planes personalizados puede ayudarles a mejorar el equilibrio entre su vida laboral y personal. https://www.diariovasco.com/prensa/20061119/economia/jornada-laboral-espana-solo_20061119.html

Trabajar muchas horas

En 2006, España era uno de los países con jornadas laborales más largas de la Unión Europea.

Con la falta de personal en muchos organismos del país, los policías se encuentran trabajando demasiado. La consecuencia de trabajar tanto puede mermar la moral del individuo y, por consiguiente, provocar un mayor nivel de estrés.

Niveles de estrés elevados

Como he mencionado antes, trabajar demasiado aumentará el nivel de estrés, y como resultado los empleados no obtendrán el beneficio de un equilibrio laboral saludable.

Pasar más horas en el coche patrulla equivale a pasar menos tiempo con su familia y amigos, así como el necesario tiempo a solas para desconectar. A estos policías no se les da el tiempo que necesitan para recargarse por completo y desconectarse de una semana estresante en la que han tenido que lidiar con asuntos muy traumáticos. En cambio, el estrés seguirá acumulándose.

Cómo invertir el abandono masivo

La forma más eficaz de aumentar la retención de los agentes de policía es con aprecio y atención. Trabajar como agente es estresante y duro.

Los agentes quieren que se les reconozca todo el trabajo duro que realizan y que lo que hacen tiene sentido. Hacen muchos sacrificios para mantener la seguridad de la comunidad y, con un poco más de aprecio, seguirán haciéndolo. 

No sólo respetar, sino también recompensar a los agentes de policía por sus contribuciones es la clave para garantizar que sigan motivados y continúen su carrera en las fuerzas del orden durante años. 

La conclusión es que hay muchas razones por las que cada vez más policías abandonan la profesión; el efecto acumulativo del aumento de las horas de trabajo, la intensificación del escrutinio y el constante bombardeo de los medios de comunicación son probablemente los culpables.

Cuando se trata de estar sobrecargados de trabajo, los policías, al igual que cualquier otro empleado, necesitan tiempo fuera de su trabajo para recargarse y obtener el máximo rendimiento laboral.

Probablemente sea una buena idea que las agencias empiecen a abordar los horarios de trabajo que puedan estar saboteando la salud mental de los empleados. Podría ser una buena idea contratar a más agentes de policía no juramentados para que se encarguen de las llamadas de servicio no urgentes, en forma de agentes de servicio a la comunidad, como el Departamento de Policía de Tucson.

  • escuchar en spotify
  • escuchar en Ivoox
  • escuchar en apple

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.