cabecera pau ninja podcast

Odio a la Unión Europa

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en julio, 2022

La pertenencia a la UE, que permite la libre circulación de mercancías dentro del bloque comercial, puede apreciarse al comparar el comercio interior de un gran país como Estados Unidos cuando cruza las fronteras de las normas de cada estado.

Esto sería el equivalente al comercio interno de la UE entre los miembros nacionales. El interés de los miembros nacionales podría estar mejor servido por las medidas adoptadas dentro de la UE a nivel colectivo, como los acuerdos comerciales de la OMC,

La libre circulación de mercancías ha sido una de las ventajas más significativas de la pertenencia a la UE. Sin embargo, es evidente que hay ocasiones en las que la industria nacional y sectores específicos se han visto perjudicados por un bien mayor.

Ventajas de un mercado común

  • El comercio en la UE se ha expandido exponencialmente debido a la reducción de las fronteras, lo que ha llevado a una mayor previsibilidad en la logística de las mercancías, lo que ha dado lugar a una mejor planificación de los calendarios de producción, menores niveles de inventario y la maximización de las economías de escala. En general, ha ayudado a los grandes fabricantes europeos a consolidar su producción en economías de escala
  • La libre circulación de productos manufacturados no está sujeta a derechos de aduana al cruzar las fronteras de la UE, lo que reduce los costes, ya que las mercancías están libres de derechos o se fabrican en la UE y los derechos se pagan una vez en el lugar de entrada, en lugar de pagarlos cada vez que se cruza una frontera.
  • Las normas de origen sólo son datos estadísticos para las mercancías en libre circulación si se han fabricado en la UE o se han pagado los derechos en el puerto de entrada.
  • El despacho de aduanas se minimiza, lo que reduce los costes administrativos y de transporte, así como los requisitos documentales y los retrasos, que se reducen al mínimo.
  • El impacto global de estas ventajas es la reducción del coste del comercio de mercancías en un mercado común.
  • Existe la preocupación de que la falta de controles transfronterizos hace más difícil supervisar el comercio y evitar el fraude, y/o la circulación de mercancías prohibidas y restringidas que evitan el pago del IVA y los impuestos especiales.
  • Es más difícil para el gobierno hacer un seguimiento de las mercancías de las que hay que preocuparse, ya que hay tramos largos de las fronteras comunes que no están vigilados, lo que aumenta la probabilidad de contrabando. Una vez en la UE sería prácticamente imposible detectar, por ejemplo, la venta de carne de caballo no inspeccionada y/o la propagación de enfermedades en árboles y plantas.
  • El libre comercio de la UE también dificulta la aplicación efectiva de la seguridad nacional por todas las razones mencionadas anteriormente.
  • El papeleo intraestatal sigue siendo necesario, aunque se considera una carga administrativa contable innecesaria, pero las pruebas comerciales de una transacción tienen que constar para el registro estadístico.

Desventajas de la pertenencia a la UE

  • Debido al aumento del número de miembros y a las mayores divergencias económicas con la OMC y la OMA, existe una gran preocupación por que los acuerdos sean más difíciles de conseguir y lleven más tiempo que cuando estaban dentro de la UE.
  • El Brexit ha causado una gran agitación en la UE porque la percepción general es que la libre circulación de mercancías ha beneficiado a las empresas británicas, especialmente a las más grandes, que son las que más se han beneficiado.
  • En teoría, todas las empresas deberían beneficiarse del comercio de la UE, sin embargo, las estadísticas oficiales indican que sólo el 15% de las empresas del Reino Unido realizan algún tipo de comercio internacional, lo cual es un porcentaje significativo pero no decisivo. Además, la elección, la disponibilidad y la oferta se han ampliado, no obstante, en muchos casos se pueden obtener los mismos bienes o bienes similares de fuera de la UE.
  • La libre circulación de mercancías de la UE no está exenta de fraude y probablemente sea más difícil de detectar, como el tabaco y el alcohol, que se comercializan evitando los impuestos, lo que afecta a la industria cervecera y socava el comercio legítimo. Las estadísticas indican que el comercio de la UE se duplica entre sí como resultado del mercado único. El impacto de esto ha sido que se estima que la renta per cápita es un 6% mayor que si el Reino Unido no hubiera participado en este aumento del comercio.
  • El Reino Unido se ha beneficiado de las facilidades aduaneras, ya que las normas liberales de tránsito no exigen garantías a determinados regímenes aduaneros, especialmente los que tienen repercusiones económicas. Estos beneficios cesarán cuando el Reino Unido salga de la UE.
  • Para los particulares, el mayor beneficio es comprar bienes para uso personal sin necesidad de pagar impuestos cuando se devuelven al país de origen de la UE. La cuestión de la fiscalidad dentro de la UE sigue sin resolverse debido a las variaciones de los tipos de IVA entre los distintos países y a la forma en que crea enormes problemas para las empresas que comercian en toda la UE y tratan de aprovechar al máximo las ventajas de un despacho de aduanas centralizado.
  • La armonización de los tipos parece ser beneficiosa para el comercio de la UE, ya que proporciona unas condiciones equitativas. Sin embargo, uno de los ejemplos más notables es la interpretación de la normativa sobre el Almacenamiento Temporal entre los países y la evolución hacia un sistema normativo más estricto y cercano al modelo alemán, que implica el tránsito y la retención de entradas hasta que las mercancías se hayan trasladado desde la frontera al Almacén Temporal. En Holanda han establecido un ensayo según el cual las mercancías se mueven dentro del Almacén Temporal evitando la necesidad de utilizar el Tránsito y así, agilizando el movimiento de las mercancías.
  • El Tratado de Lisboa, que ha tardado al menos 10 años en aprobarse, ha pasado a denominarse Estrategia de Lisboa, también conocida como Agenda de Lisboa o Proceso de Lisboa. Se trata de un plan de acción y desarrollo elaborado en el año 2000, para la economía de la Unión Europea entre 2000 y 2010 que delegó disposiciones para la aplicación y el funcionamiento del CAU.

La Unión Europea en la actualidad

Durante el último año ha habido una enorme cantidad de discursos en torno a la Unión Europea y a si tiene un efecto positivo o negativo en la vida de los ciudadanos europeos. 

En el momento de su creación, el objetivo principal de la UE (entonces Comunidad Europea) era lograr una paz duradera entre los Estados miembros. Teniendo en cuenta lo frecuentes y devastadoras que han sido históricamente las guerras entre los países europeos, el hecho de que la UE haya logrado más de 70 años de paz entre sus estados miembros es notable.

La integración económica y política de los países europeos está tan arraigada que las guerras entre ellos serían increíblemente impracticables y, por tanto, improbables. Esta integración ha generado beneficios económicos y sociales para todos sus Estados miembros.

La UE tiene la segunda economía más grande por PIB y, al entrar en la unión, el PIB de un estado miembro aumenta de media un 12% y el comercio se incrementa hasta un 500%.

Esto no sólo ha provocado un crecimiento económico en toda Europa, sino también avances en la investigación científica y tecnológica, ya que la UE aporta el 25% de la producción mundial de investigación con sólo el 5% de la mano de obra. Los Estados miembros también han visto mejoras significativas en las infraestructuras, la sanidad y el transporte al entrar en la unión.

Sin embargo, la incorporación de sistemas económicos muy diferentes en un mercado único puede tener importantes inconvenientes. El mercado único exige que los bienes y servicios estén libres de aduanas y aranceles. Incluso las leyes que podrían suponer una ventaja competitiva para un producto nacional frente a un producto importado se han considerado incompatibles con los tratados de la UE sobre el mercado único.

Para las economías basadas en los servicios, como la del Reino Unido (que gana la mayor parte de su dinero prestando servicios como la banca y los seguros, en lugar de suministrar bienes físicos) no poder imponer cargas adicionales a los servicios puede ser perjudicial para el crecimiento económico del país. En pocas palabras, estas políticas son beneficiosas para la economía general de la UE, pero potencialmente perjudiciales para las economías basadas en los servicios en ella a corto plazo.

Además, la coordinación de diferentes sistemas económicos bajo una misma moneda puede tener consecuencias desastrosas, como ilustra la crisis económica griega de 2009.

Una de las principales razones por las que esto ocurrió es que, tras la introducción del euro en 2001, los precios de la mano de obra de Grecia aumentaron en relación con los de los países europeos centrales, lo que erosionó la ventaja competitiva de Grecia.

Esto aumentó el déficit por cuenta corriente de Grecia y llevó al país a la crisis. La integración económica europea completa está todavía muy lejos, como demuestra el hecho de que una hora del mismo trabajo en los Estados miembros de la UE puede oscilar entre 4 euros por hora y 40 euros por hora.

Esto demuestra que no se puede simplemente unir a los países bajo una misma moneda, pero dejando separadas sus políticas económicas y las leyes relativas al trabajo, los impuestos y la seguridad social.

Así pues, ¿se debe excluir del euro a los países más débiles o se debe hacer que todos los Estados miembros adopten políticas comunes? La respuesta a esta pregunta aún se desconoce y será sin duda un reto futuro de la Unión.

Otra de las principales preocupaciones que rodean a la UE es la erosión de la soberanía nacional por medio de la legislación de la UE, que puede derogar las leyes nacionales en conflicto. Aunque este proceso es absolutamente necesario para lograr la integración económica y política, la idea de que las políticas del propio país se dejen en manos de una burocracia aparentemente lejana y tecnocrática es desagradable para muchos ciudadanos y fue un argumento clave en la campaña del Brexit.

La UE es muy mala a la hora de explicar sus propios mecanismos y se necesita más transparencia y responsabilidad si la UE quiere la confianza de sus ciudadanos.

Este problema se ejemplifica con la participación de los votantes en las elecciones al Parlamento Europeo. En 2014, sólo el 40% de los votantes registrados en el Reino Unido votaron en las elecciones al Parlamento Europeo, lo que demuestra lo desconectado que se siente el votante medio de las maquinaciones de la UE.

La UE sigue sacudida por la crisis de los refugiados de 2015 y se enfrenta al reto increíblemente difícil de encontrar un equilibrio entre ayudar a los refugiados, rechazar a los inmigrantes ilegales e integrar a los refugiados en la sociedad europea.

Mientras que algunos argumentan que Europa dejó entrar a demasiados inmigrantes con una cultura diferente y no exigió la integración, otros sostienen que el racismo y la discriminación entre los ciudadanos de los Estados miembros impidieron que la integración cultural se produjera de forma orgánica.

El hecho de que la crisis de los refugiados esté asociada al terrorismo no hace más que empeorar las cosas, ya que la Unión Europea debe conciliar sus libertades fundamentales y sus intereses en materia de derechos humanos con la seguridad pública y la lucha contra el terrorismo.

Hacer frente a esta crisis ha sido (y seguirá siendo) una de las cuestiones más controvertidas e importantes a las que se enfrenta la UE, y sin duda afectará a las actitudes de sus ciudadanos hacia su liderazgo y sus capacidades durante las próximas generaciones.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría