persona en matrix

La vida es un juego… hecho para que pierdas

Escuchar aquí
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en abril, 2024

#436. Para ganar en el juego de la vida tienes que hacer trampas, de lo contrario naces y vives programado para perder para que los jugadores programados para ganar lo sigan haciendo.

El juego de la vida

Todos utilizamos metáforas en nuestros métodos para describir y evaluar la vida. La vida es un concepto tan abstracto y global que la gente utiliza analogías con sistemas similares para establecer relaciones y comparaciones. Las metáforas y analogías son nuestra forma de descomponer conceptos abstractos. Las anécdotas y las metáforas son el principal método de comprensión de los seres humanos.

work play

Usamos metáforas de forma similar cuando describimos sistemas en la vida. Utilizar una metáfora facilita la comprensión del sistema del que se está hablando.

De todos los sistemas para los que utilizamos metáforas, las metáforas de la vida son probablemente las más importantes. La forma de ver la vida es crucial para poder funcionar en ella. Todo el mundo tiene metáforas de cómo ve la vida, y esas metáforas determinan cómo se comporta y se siente.

Algunos ven la vida como una guerra, una batalla constante en la que hay que luchar para sobrevivir. Otros ven la vida como una misión con un propósito específico del que tu experiencia es sólo un recipiente. Otros ven la vida como un regalo, un recurso precioso que nunca hay que malgastar.

Se han utilizado varias metáforas para describir la vida, pero hay una que especialmente útil. Esta metáfora consiste en ver la vida como un juego. Aunque una metáfora nunca puede ser una representación perfecta del concepto, por ejemplo ver el espacio tiempo como un tejido puede llevarnos a creer que está hecho de una sustancia o materia.

Del mismo modo, ver la vida como un juego tiene algunas trampas, pero suele utilizarse a menudo.

Los retos del juego

Cuántas veces has oído a alguien quejarse de que sólo podría ser feliz si no tuviera tantos problemas. Son las mismas personas que se quejan y se excusan de que no pueden triunfar o sentir satisfacción por culpa de un montón de circunstancias externas.

Otras personas tienen una visión un poco más positiva y ven los retos y los obstáculos como simples impedimentos para una vida feliz.

Sin embargo, cuando ves la vida como un juego, los retos y los problemas adquieren un contexto totalmente nuevo. La única razón por la que se juega es para sentir algún tipo de desafío, de lucha. La única razón por la que un juego es divertido es porque te obliga a participar en él.

Ya sea el póquer, el Scrabble o un videojuego, los juegos sólo son divertidos cuando te suponen un reto. Si eliminas todos los retos de un juego, se convierte en una actividad sin sentido.

Adopta una nueva actitud

Los retos y los problemas no son impedimentos para vivir una vida feliz y plena, son la causa de ellos. No te quejes de lo difíciles o imposibles que son tus retos. Date cuenta de que esos retos son la única razón por la que estás jugando a este juego de la vida. Sin estos retos, la vida sería una actividad aburrida y sin sentido. Zig Ziglar lo expresó mejor: «La felicidad no es placer. La felicidad es la victoria».

Al adoptar esta visión de la vida, también adoptarás un enfoque completamente diferente sobre cómo afrontar los problemas y los retos. En lugar de intentar evitarlos por completo, te empujarás a afrontarlos. Esto no significa que tenga que crear problemas innecesariamente, sino que no evitará las oportunidades simplemente porque puedan poseerlas.

Si te da miedo hablar en público, eso no es una limitación, es una oportunidad increíble. Si tienes sobrepeso y no gozas de buena salud, esto también representa una oportunidad increíble para superar retos. Emprender tu propio negocio y dejar un trabajo que odias puede tener problemas, pero esos problemas te darán al final una gran sensación de victoria y logro.

Si ves el juego de la vida como una experiencia maravillosa y llena de retos, comprenderás que la diversión, la felicidad y la plenitud sólo llegan cuando estás creciendo, mejorando y expandiéndote. No huyas de los retos, asimílalos y conviértelos en parte de ti. Agradece que la vida te haya regalado estas experiencias para que merezca la pena vivirla.

Las reglas del juego

Otro símil que se puede utilizar al trazar analogías con un juego es que todos los juegos se basan en reglas. La vida también se basa en reglas. ¿Actúa la mayoría de la gente como si la vida se basara en una serie de reglas lógicas y de sentido común?

No, la mayoría de la gente actúa como si la vida estuviera guiada por el destino y por un narrador caprichoso que ha puesto barreras artificiales a su éxito.

parchis

Peor aún, muchas personas actúan como si estas reglas no pudieran descubrirse o hacerse evidentes en su vida. Actúan como si la vida estuviera completamente fuera de su control, guiada por fuerzas que no pueden comprender ni afrontar.

La vida se rige por una serie de reglas lógicas. Si comprendemos estas reglas básicas que guían nuestra vida, podremos utilizarlas para conseguir lo que queramos. Algunas de estas reglas son bastante obvias, mientras que otras requieren más descubrimiento.

Dedicando tiempo a estudiar y reconocer las reglas del juego en la vida podemos llegar a ser excelentes en ella. Ser racionales en nuestro estudio de la vida puede permitirnos comprender plenamente las reglas de la vida sin inyectar en ella todos nuestros prejuicios negativos o demasiado esperanzadores.

Ley de causa y efecto

Una de las reglas clave de la vida es la ley de causa y efecto. Para cada efecto hay una causa determinable. Al comprender esta fuerza que opera en todo el universo, podemos utilizarla en nuestro beneficio.

En lugar de decir que la suerte y las circunstancias guían nuestra vida, podemos echar un vistazo a lo que está causando nuestra experiencia actual de la vida y cambiarlo. Sin comprender las reglas del juego, es imposible tener éxito en él.

Muchas personas, cuando encuentran una ley del universo que no les gusta, hacen como si no existiera o maldicen al universo por contenerla. Desgraciadamente, esta metodología siempre vuelve a por ti. Al ignorar las leyes de la vida y del universo, eres incapaz de actuar eficazmente en él. Del mismo modo, si comprendes la mecánica subyacente del juego, podrás dominarlo.

Prepárate para perder

poker

Puedes perder (y es probable que pierdas) el juego de la vida, que, como todos los juegos, es de suma cero. Tal vez seas uno de ese 0,01% de personas increíblemente inteligentes, adineradas, encantadoras y físicamente atractivas, que encuentran un cónyuge maravilloso y tienen un montón de hijos guapos.

Pero para el 99,99% restante, la mala noticia es que tendremos que enfrentarnos a frustraciones y contratiempos y a muchas cosas en las que simplemente no destacamos y nunca destacaremos.

La buena noticia es que aún podemos tener una vida estupenda si simplemente afrontamos esas cosas como vienen, cómodos con lo que somos, rodeados de personas que nos importan y que nos quieren incondicionalmente.

Sin embargo, es difícil tener una buena vida cuando cada vez que fracasamos sentimos vergüenza y pudor al compararnos, desfavorablemente, con personas que consideramos más exitosas. Si estamos jugando a un «juego», lo que está en juego con los inevitables fracasos y decepciones de la vida es tan alto que convierte la vida en un calvario aterrador, perseguido por el espectro de la derrota pública en el juego.

La vida como competición: Riesgos

Un juego es una actividad en la que se compite contra otros. En los juegos, los jugadores persiguen objetivos sin valor intrínseco. En realidad no importa quién mete más veces una pelota en un aro (o por encima de una línea arbitraria), ¿verdad?

Los juegos se rigen por reglas externas en cuya creación no intervienen los jugadores, pero que, sin embargo, deben cumplir. En la mayoría de los juegos, sólo hay un jugador o equipo ganador. La mayoría de los participantes son «perdedores».

podium

En primer lugar, no se puede competir por lo que es importante en la vida. Aunque cada uno de nosotros tiene su propia visión específica de la buena vida, todos estamos de acuerdo en que una buena vida tiende a tener ciertas características: vivir de acuerdo con una ética, mantener relaciones significativas, tiempo para dedicarse a aficiones y un trabajo satisfactorio.

Curiosamente, se trata de objetivos abstractos y subjetivos que no encajan en un marco competitivo. Es imposible medir y comparar si Tom Smith o Jane Doe tienen relaciones más significativas. ¿Cómo se puede decir quién se siente más realizado en el trabajo? ¿Cómo cuantificar hasta qué punto usted (o yo) nos adherimos a un código ético?

En cambio, es fácil comparar los criterios tangibles y objetivos del «éxito«: quién tiene un coche más bonito, una casa más grande, un trabajo más prestigioso e hijos en mejores colegios.

Si ves la vida como una competición, naturalmente das prioridad a las cosas que se pueden medir, por las que se puede competir. Esto significa que te centras en preocupaciones objetivas, pero en última instancia insignificantes. La competición subordina lo que tiene sentido en la vida a premios triviales por los que se puede competir.

Consideraciones

Compararse con los demás no tiene ningún resultado positivo. O miras a tu alrededor y te consideras inferior a los demás (lo que te hace inseguro e infeliz), o te consideras superior (lo que te hace arrogante y egoísta). Ninguna de las dos cosas conduce a la felicidad o a ser una buena persona.

Los juegos son divertidos y la competición es gratificante, siempre que se trate de cosas triviales. Por supuesto, haz todo lo posible por ganar cuando juegues al golf, corras una carrera de 5 km o juegues al fútbol fantástico.

ajedrez

Pero cuando esas cosas terminen, mira a tu alrededor, a tu familia, a tus amigos, a tu carrera y a tu sistema de valores y date cuenta de que esas cosas son demasiado importantes para trivializarlas convirtiéndolas en un juego.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.